Revista Cultura y Ocio

En la cama con Babel

Por Bdebabel @BabelT
En la cama con Babel
En plena resaca del verano y aún bajo el efecto sorpresa (siempre bienvenido pero por primera vez catado) de un envío editorial inesperado, decidió Babel aventurarse a destapar esas medias rojiblancas que habían llegado a su casa una mañana de agosto.
En la cama con Babel
Debo confesar que estaba yo algo mustia desde que Daemon Black (muchachote de otra galaxia que me abdujo en Onyx y Obsidian) me dejara a medias en mis fantasías lectoras. Así que cuando me adentré EN LOS ZAPATOS DE VALERIA, de Elísabet Benavent, no sabía que me iba a encontrar de bruces contra (los pectorales de) su perfecto sustituto: Víctor. Me he pasado las horas muertas (en realidad retorciéndome más que un pez en el anzuelo) en la cama con él. Sí, sí, aunque podríamos decir que he hecho un trío. Víctor, Valeria, su conquista-conquistadora, y yo, rulando de un lado a otro del lecho compartiendo batallas amatorias mientras las agujas del reloj marcaban una hora tras otra y ahí nadie se daba por vencido.En realidad, no me imaginaba que esta novela fuera erótica. Os explico mi despiste. Al principio, me encontré con una versión española de Sexo en Nueva York. Cuatro amigas que se citan en plan terapia colectiva para contarse sus aventuras, sus alegrías y sus tropiezos. Todo en clave cómica, moderna, y dotada de un ritmo salvajemente libre. Me estaba gustando porque era divertida y ligera. Apta para el verano que pide liviandad y, por qué no, en invierno también como antídoto para el stress. Eso sí, con una soltura del vocabulario no apta para menores ;o) De modo que ahí estaba yo leyendo sobre Valeria, la escritora que lucha contra su bloqueo de segunda novela y una relación marital que está haciendo aguas; acompañando a la pobre Carmen y su jefenemigo en sus travesuras mutuas; contemplando a la fría Nerea encontrar a su pareja imposible; y riéndome con las mejillas escandalizadas ante la muy bestia, pero fabulosa Samantha-Lola. Hasta que apareció ÉL.Desde ahí todo fue una montaña rusa de diálogos eléctricos y encuentros de un erotismo emocionante que nunca, fijaos bien, traspasaban los límites del acto en sí. Eso, arrebatadores míos, es lo que me hacía rular de un lado al otro de la cama. La frustración más candente posible, y eso es genial en una historia.Os contaré que Valeria se halla en un dilema entre el deber y el deseo, y cuando elige, no todo es lo que parecía. Ese final tan desbordante me ha dejado algo desinflada porque yo esperaba, necesitaba, algo más contundente. Románticamente hablando ya que, aquí viene la segunda confesión, al final sí que hay sexo. Al por mayor.
Imagino que ese "fin" se debe a que la historia de Valeria y Víctor continuará en subsiguientes novelas. Jo, y yo decía que Daemon Black tenía sustituto. Ahora estoy suspirando por dos tíos impresionantes en vez de uno. Esto no puede ser bueno para Babel. Me voy a la cama.


En la cama con Babel
EN LOS ZAPATOS DE VALERIAELÍSABET BENAVENTSuma de letrasTapa flexible con solapas470 págs.Erótica / Humor4 de septiembre de 2013Relación calidad/precio:17 pellizcosasequibleWeb de ElísabetTwitter y FBSaga compuesta también por:Valeria en el espejoValeria en blanco y negroValeria al desnudo


En la cama con Babelcon problemas de espalda.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog