Revista Cine

En profundidad: Eternamente comprometidos

Publicado el 04 septiembre 2012 por Pilarm

En profundidad: Eternamente comprometidos

FICHA TÉCNICA:

Dirección: Nicholas Stoller

Guión: Jason Segel, Nicholas Stoller

Producción: Judd Apatow, Nicholas Stoller, Rodney Rothman

Fotografía: Javier Aguirresarobe

Montaje: William Kerr, Peck Prior

FICHA ARTÍSTICA:

Tom: Jason Segel

Violet: Emily Blunt

Winton: Rhys Ifans

Alex: Chris Pratt

Suzie: Alison Brie

Vaneetha: Mindy Kaling

Argumento:

Tom decide pedir matrimonio a Violet después de un año de relación. Todo parece que va a salir bien, pero los cambios en torno a la vida profesional de ambos les obligan a ir retrasando su boda más y más.

En profundidad: Eternamente comprometidos

Desde hace ya un tiempo, está claro que tener a alguien como Jason Segel en pantalla es garantía casi segura de que las cosas van a estar hechas con humor y con amor. Eternamente comprometidos va sobrada de lo segundo, pero sin embargo, adolece en partes de lo primero. Y es que, aunque el planteamiento de la historia es interesante y, hasta cierto punto, innovador para una comedia romántica, algunas de sus faltas no perdonan.

Y es que la búsqueda de la comicidad mediante el histrionismo es una baza difícil de jugar, por muy encantandores que quieran ser sus personajes. Emily Blunt interpreta al personaje más creíble, sin embargo, en ocasiones resulta algo sobreactuada y artificial, y es que va a tener que aprender a controlar esos enormes ojos azules y esa sonrisa de anuncio si no quiere que la comparen con Katy Perry allá donde vaya. Jason Segel sigue siendo el gigantón adorable de siempre, pero la evolución de su personaje es un tanto inverosímil y ni siquiera él es capaz de salvar eso. En cuanto a los secundarios, parte indispensable en el género, la verdad es que a pesar de contar con varios de los actores de las comedias televisivas con más éxito de la actualidad, son algo decepcionantes en general, quizás podríamos salvar a Alison Brie y al siempre genial Rhys Ifans, pero en este apartado la cinta es un suspenso.

En profundidad: Eternamente comprometidos

A esto se le une el hecho de que el metraje sea notablemente más largo de lo habitual en estas películas, y aunque la historia se desarrolle en un marco temporal de cinco años, y parte fundamental de la misma es transmitir el hartazgo que supone para los personajes la espera, lo cierto es que la trama y los gags no están suficientemente bien hilados, y la tensión se pierde.


Volver a la Portada de Logo Paperblog