Revista Espiritualidad

Enfadarse pero con conciencia – El Mundo amarillo

Por Estaryser @ESTARySERweb

Hola, que tal tu día?
Hoy te quiero hablar de enfadarse con consciencia, hace tiempo escribí una entrada sobre Albert Espinosa y su libro El Mundo Amarillo, me gusto mucho, explica desde otro punto de vista completamente diferente, temas de crecimiento personal, autoayuda, ser consciente...
Vayamos por partes.

Ejercicio 1: "Escucha-te enfadado"

Muchas personas piensan que dejar ir el enfado es algo bueno, liberarse, pegar 4 gritos y sentirse mejor.

La verdad que la sensación que queda después de gritar es de alivio, pero...

¿y esa energía que has creado y puesto en tu interior?

¿ahora que haces con ella?

Hay personas que piensan, no es para tanto yo cuando me enfado digo las cosas como son pero no pierdo los nervios, ni hago daño o estoy muy calmada, sólo soy firme en lo que estoy diciendo.

Y aquí es donde voto a favor del consejo de Albert en el libro, cuando algo te enfade mucho coge tu móvil ponlo en modo grabar y grábate enfadado, de principio a fin, déjate el móvil en el bolsillo y que vaya grabando.
Cuando te calmes coge el móvil y escucha-te. No hay nada mejor que uno mismo escuche sus gritos, sus golpes y su manera de hablar. Verás que una vez que lo hayas hecho, cada vez que sientas que vas a perder los nervios, frenaras.

Ejercicio 2: "Un truco para no enfadarse nunca"

Para poder llegar a punto de controlar y ser consciente cuando llega el momento de la gran explosión va muy bien este ejercicio.

Busca tu punto de "no-retorno" , cuando algo te enfada siempre viene un proceso previo, empieza por una pequeña sensación hasta que la pelota va creciendo se va haciendo más grande y se convierte en un globo y estalla, para el enfado cuando sientas la pelota no dejes que llegue a crecer. si puedes sentirla podras controlarla.
En el libro te dice que hagas un ejercicio, coge papel y lápiz para apuntar lo que sientas antes de la rabia, en diferentes grados.
¿Como son? ¿Que notas cuando no puedes controlar la ira o la rabia?...
Un listado de 3 o 4 puntos

Por ejemplo:
1- Noto como lo que dice la otra persona me molesta.
2- Comienzo a notar como me sube la rabia.
3- Empiezo a chillar.
4- Ya no puedo controlarlo llego al punto de " no-retorno"

A más a más del listado es bueno que te observes tu también, cómo reacciona tu cuerpo, te mueves más de lo habitual, resoplas, arrugas del entrecejo... cualquier cosa que se pueda ver desde fuera que estás en ese momento.

Puedes pedir ayuda a la gente de confianza, si te ven en ese momento decirte una palabra clave, melocotón, Esquimal, Península.... cualquier cosa. Solo es para que te hagas dar cuenta que estas en ese momento.
Cuando te tengan que decir la palabra un par de veces tu mismo empezarás a ser consciente y podrás controlar todo ese proceso antes.

Seguimos....

Y seguramente te preguntes que porque no puedes enfadarte, hay situaciones que no dejan otra alternativa y he de hacerlo.

Y si hay situaciones que te ponen en una situación que te enfada, que necesitas sacar tu opinión y soltar aquello que te está molestando, hay dos maneras de hacerlo, con el diálogo y desde un punto donde tu te encuentres sereno y con la cabeza despejada escuchando tu interior o bien desde la rabia y el despecho.

Dejas de tener coherencia y lo que dices y haces no es algo que luego te haga sentir orgulloso de ti mismo y encima aunque tuvieras razón la pierdes en el momento en que pierdes el norte y dejas que la rabia hable.

Expresas tu punto de vista, lo que te gusta y lo que no, el motivo que te a llevado a esa situación teniendo claro todo lo ocurrido lo que sientes tu y lo que siente la persona/s que tienes en frente.

¿Es mejor hacerlo desde la calma verdad? Puedes sacar todo lo que llevas pero de generando en ti la energía correcta.

Son dos puntos sencillos pero con mucho trabajo, porque el momento de la ira es el más difícil de dominar, pero nada es imposible, y Ya tenemos dos consejos para poder controlar nuestro enfado y usar solo la parte productiva de él.
Primero escucharte y ser consciente de cómo eres y hablas cuando estás en ese momento.
Si aún así no puedes evitar llegar, pide ayuda a tus personas de confianza, pactar una palabra clave y cuando te vean en ese momento que te la digan, esa palabra hará que frenes y que pares atención.
si quieres seguir creciendo, expandiendo tu alma y ser más feliz, sigue conociendote, usa todas las técnicas que tengas a mano y sigue aprendiendo.

Me gusta este libro, si a ti te ha gustado esta parte y no te lo has leído hazlo y si lo has hecho hablamos en los comentarios.

Sigamos hablando a través de los comentarios.
Te Espero

Si quieres saber más sobre #ATBNavidad haz clic

Por instagram es por donde estoy más activa

Cursos online entrando en este enlace

Pilar Ramírez

Enfadarse pero con conciencia – El Mundo amarillo

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista