Revista Ciclismo

¿Entrenar por series en el entrenamiento interválico?

Por Rafael @merkabici

El entrenamiento interválico de alta intensidad consiste en la realización de actividad física de alto rendimiento por periodos de tiempo que pueden ser cortos o largos.

No es nada nuevo en el mundo del deporte. De hecho tiene varias décadas utilizándose ya que proporciona varios beneficios a nivel de resistencia.

Utilidad del entrenamiento interválico

Para quienes entrenan con ciclismo podría ser un tipo de entrenamiento bastante útil dependiendo del tipo de exigencia que se propongan, subir montañas, distancias muy largas, o quizá probar la velocidad. En estas situaciones un entrenamiento interválico podría ser muy útil a decir verdad.

Si intentas exigirle a tu cuerpo realizar cualquier actividad extenuante en tu bicicleta, muy probablemente sientas que las piernas no te responden y eso es completamente normal si no estás acondicionado para los ejercicios de alta intensidad.

El cuerpo puede colapsar porque no tiene la capacidad de sintetizar la energía necesaria para realizar esta exigente tarea. Y si por algún motivo logras realizar el esfuerzo tu metabolismo pagará el precio generando muchísima fatiga que terminará por perjudicar tu rendimiento.

Un esfuerzo de alta intensidad no es lo más frecuente cuando de bicicletas se trata, ya que las personas suelen utilizar este medio de transporte como un método de relajación o para desplazarse a diferentes lugares de un modo tranquilo.

Pero si decides competir o empezara tomar cada salida como un reto y comenzar a aumentar la velocidad, los esfuerzos de alta intensidad se volverán algo normal.

El entrenamiento a ritmo constante aun si hablamos de un nivel exigente no tiene una acción directa en las áreas donde se requiere intensidad para pasar el repecho, ejecutar un cambio brusco en la bicicleta.

Estos son ejemplos de los niveles de intensidad en las que el cuerpo requiere de poco oxígeno para generar la energía. Aunque, la obtención de esta energía se logra con el consumo de los carbohidratos.

Estos procesos en realidad carecen de eficiencia ya que al mismo tiempo que generan la energía para los músculos también producen niveles muy elevados de fatiga los cuales si el cuerpo no está entrenado y adaptado de la forma correcta, en cualquier momento se podría llegar a un colapso.

Para mejorar esta situación hablando de rendimiento en la zona alta de pulsaciones es necesario el entrenamiento interválico y a continuación será explicado el porqué

¿A qué se refiere un entrenamiento interválico o un entrenamiento por series?

Esto se trata de fraccionar el esfuerzo y hacer una división según el nivel de intensidad. Esto se puede hacer con cualquier tipo de ejercicio que amerite alto rendimiento pero ¿Cómo funciona con la bicicleta?

Pues, se pueden establecer intervalos o periodos de tiempo de 5 minutos pedaleando a una intensidad que lleve el pulso a 170 pulsaciones por minuto.

Para luego arrancar con 5 minutos reduciendo la intensidad del esfuerzo de tal forma que el pulso baje a 130 pulsaciones por minuto. Este proceso se puede realizar varias veces.

De esta forma es como se trabaja por series de intervalos con la bicicleta o lo que de forma coloquial se conoce como entrenar por series.

Esta forma de trabajar el entrenamiento permite coleccionar un tiempo definido a unas intensidades muy altas que si se intenta de manera continua no sería posible.

Si lo vemos de la siguiente forma, no es lo mismo permanecer continuamente durante una hora seguida con 170 pulsaciones por minuto, que hacer lo mismo pero de manera fraccionada en tres periodos de 20 minutos poniendo de por medio 5 minutos de descanso.

¿Cuáles son las variables de este tipo de entrenamiento?

Para entrenar con este método es necesario tener cierto conocimiento acerca de los diferentes tipos de adaptaciones que se pueden aplicar para poder ejecutarlo con mayor eficacia, o podrías buscar ayuda de algún entrenador o preparador que maneje el conocimiento sobre esto.

Esto es así porque dependiendo de la cantidad de tiempo seleccionado para la recuperación, la intensidad de cada intervalo, la duración de los intervalos o el número de series que se lleven a cabo, las adaptaciones serán diferentes para cada uno.

Para trabajar más en la explosividad, para ser más competitivo en los esfuerzos de resistencia o mejorar la fuerza, se depende de cada una de estas variables que es realmente necesario que las manejen.

Para más efectividad es que existen los diferentes tipos de entrenamiento adecuados a las necesidades de cada deportista.

El entrenamiento interválico es la mejor opción para generar resistencia independientemente del deporte para el que lo utilices, te va a generar la resistencia necesaria para que seas un deportista de alto rendimiento.

No hay que olvidar que este es un proceso progresivo, sobre exigirse puede ser bastante perjudicial para tu condición física. Con paciencia, esfuerzo y disciplina cualquier meta será posible de alcanzar utilizando este método de entrenamiento, no ha sido utilizado durante décadas en vano.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista