Revista Economía

Erdogan el califa.

Publicado el 20 marzo 2017 por Torrens

Recep Tayyip Erdogan, el que fue primer ministro de Turquía hasta que en el 2004 pasó a Presidente y después de organizar un golpe de estado contra él mismo lo utilizó como excusa para sacarse de en medio a todo y todos los que podían impedirle alcanzar su verdadero objetivo: ser el Califa dictador de la Turquía islámica, tiene una especialidad de la que se han producido múltiples y variados ejemplos: poner en evidencia a periodistas y políticos europeos.

Hace cosa de un año Angela Merkel cometió uno de sus grandes errores con Erdogan al acordar con los turcos que estos controlarían el paso de los refugiados hacia Europa a cambio de € 6.000 millones y conceder a los turcos entrada en la U.E. sin visado, y estos días el error está siendo claramente demostrado en boca del propio Erdogan que califica de nazis a alemanes y holandeses, entre muchos otros insultos y amenazas porque el Califa Erdogan mandó a sus ministros a ambos países para celebrar mítines a favor del sí en el próximo referéndum que lo confirmará como Califa, sin ni tan solo notificación previa a las autoridades del país donde montaban los mítines y les fue denegada la entrada en la aduana.

Me imagino que después de tantas barbaridades los periodistas y la izquierda europea ya deben conocer como las gasta el señor Erdogan, porque en el período del 2010 al 2012, coincidiendo con la breve primavera árabe y la innecesaria flotilla a Gaza apoyada y financiada por Erdogan el islamista moderado, se hartaron de cantar las alabanzas del ángel de la política buenista, el pacifista Erdogan, así como de los Hermanos Musulmanes (los que en los años 20 inventaron el Islam radical y terrorista) que también han demostrado sobradamente quienes son en realidad. Por esto hoy día evitan mencionar para nada a Erdogan o los Hermanos Musulmanes, aunque algunos incluso confiando en la poca memoria de los españoles tienen la caradura de afirmar que ellos ya avisaron de los riesgos. Por cierto, el error de Merkel fue mucho peor que las alabanzas buenistas, porque cuando lo cometió todo el mundo sabía ya como las gasta Erdogan.

Algunos de los periodistas que pusieron a Erdogan y el Islam Radical en los altares además criticaban muy duramente a los que ni de lejos nos creíamos tanta bondad, llegando al insulto del tipo: ignorantes, racistas, fascistas, inconscientes, cerriles, catetos, etc. y por supuestísimo islamófobos. Si recuerdo los insultos es porque me sentí insultado gravemente por personas que eran cualquier cosa menos profesionales. Entre los que leí o escuche insultos dirigidos a los que como en mi caso discrepábamos profundamente del buenismo estaban por supuesto Joan Roura, el cataliban de Al-Ja zeera TV3, Ramón Lobo de El Periódico y Lluis Bassets de El País, que es uno de los que después ha afirmado que él ya lo decía.


ERDOGAN EL CALIFA.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :