Revista Deportes

España 1-0 Dinamarca. 17 de Noviembre de 1993.

Publicado el 06 diciembre 2013 por Futbolgol
Imagen de previsualización de YouTube

Mucho ha cambiado el fútbol español en estos 20 años, de ser el eterno outsider que fue durante los 80-90 y principios de los 2000 a el gran favorito tras ganar 2 Eurocopas y 1 Mundial en los últimos años. Mucho ha cambiado, también, el fútbol danés, representado por su selección. En el 93, se presentaban en Sevilla líder de grupo aprovechando el tirón de haber sido, sorprendentemente, campeona de la Eurocopa del 92, con uno de los mejores porteros del mundo, sino el mejor, Peter Schmeichel y uno de los jugadores más elegantes de la década, Michael Laudrup, ídolo en España ya que militaba en el Barça, muy motivado ya que se había perdido el máximo triunfo de su selección. Se clasificaban los 2 primeros, Dinamarca lo lideraba con 18 puntos (recordemos que, por entonces, la victoria valía 2 puntos y el empate 1, España era segunda con 17, empatada a puntos con la República de Irlanda. Para no depender del resultado de los irlandeses, España tenía que ganar, no quedaba otra posibilidad.

Por aquella época se pensaba que Sevilla era una ciudad talismán para la selección, la mayoría de partidos importantes se jugaban en la ciudad hispalense (recordemos el 12-1 a Malta de la década anterior) y este no iba a ser una excepción. El estadio elegido fue el Ramón Sánchez Pizjuán.

La selección española formaba con el siguiente 11:

Zubizarreta: Portero histórico, con record de internacionalidades por esa época. Escuela vasca, sobrio, seguro, sin sitio para excentricidades. Jugaba en el Fútbol Club Barcelona.

Alkorta: Flamante fichaje del Real Madrid, Rafa era el prototipo de central marcador, rápido y expeditivo.

Nadal: El mallorquín, que jugaba en el Fútbol Club Barcelona, era todo lo contrario a Alkorta, fino, elegante, con gran salida de balón, no destacaba por su contundencia por lo que era utilizado, por Clemente, como mediocentro.

Giner: Defensa central valenciano, jugó, durante casi toda su vida, en el Valencia C.F. Como curiosidad, a pesar de ser convocado para varios partidos de la fase de clasificación para el Mundial de 1994, finalmente no acudió a la cita americana.

Camarasa: Otro valenciano y valencianista, también central (y van 4), este era el capitán de su equipo (compartida con Fernando Colomer) y sí que fue a Estados Unidos.

Goikoetxea: Jugador de banda derecha, a lo largo de su trayectoria jugó tanto de lateral como de extremo, tenía gran profundidad, era integrante del Dream Team de Cruyff.

Ferrer: Lateral derecho culé, muy seguro defensivamente, con Cruyff era empleado como marcador en línea de 3 ocasionalmente.

Bakero: Uno de los líderes de la selección, el mediapunta donostiarra jugaba también en el Barça y destacaba por su gran llegada a gol, principalmente rematando de cabeza.

Hierro: Otro de los líderes, el malacitano, enrolado en el Real Madrid, podía, en esa época, jugar desde la posición de central hasta la de mediapunta, rindiendo a gran nivel en cada una de ellas.

Luis Enrique: Por entonces el asturiano era un polivalente lateral que podía actuar en cualquiera de las 2 bandas. Jugaba en el Real Madrid, antes de triunfar como jugador ofensivo en el Barça.

Julio Salinas: El delantero de los goles imposibles. La leyenda dice que marcaba lo difícil y fallaba lo fácil. Seguía siendo titular con la selección aunque con su club, el Barça, ya tenía un papel secundario.

También participaron:

Cañizares: Joven portero perteneciente al Celta de Vigo, donde estaba destacando como uno de los más prometedores guardametas españoles.

Kiko: El mago del fútbol español, el gaditano, acababa de abandonar su club de origen para recalar en el Atlético de Madrid donde se convertiría en leyenda.

El desarrollo del partido es conocido por todos, a los 10 minutos Zubi es obligado a hacer una falta al borde del área que supone su expulsión y la entrada de Cañizares por Camarasa. El portero cuaja una extraordinaria actuación que lo pone en el escaparate internacional y que mantiene a España en el partido hasta que, Fernando Hierro, en un córner, adelanta a los españoles. Desde ahí hasta el final del partido a aguantar el resultado. Al final España viajaría a Estados Unidos mientras que los daneses lo verían desde casa, República de Irlanda sería segunda clasificada.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas