Revista Maternidad

Estanjanito (editado)

Por Estanjana @estanjana
Por si no lo sabéis (cosa que me extrañaría dado que no he hablado casi de otra cosa esta semana) mañana mi estanjanito cumple 2 años! 2 años!! (no, no se me ha trabado el ordenador, es que me sorprendo a mi misma!) Como puede ser que ya hayan pasado dos años! si ya tengo un niño pequeño, donde está mi bebito? Aunque en estos dos años ha habido momentos de todo, desde tener ganas de tirarme por la ventana hasta volar sin alas de felicidad, yo, como optimista empedernida, me quedo con lo mejor de estos años. Y como no podía ser de otra forma, voy a hacer un homenaje a mi niño (e indirectamente a sus padres por haber sobrevivido! jeje):
Parece mentira que haya pasado tanto tiempo desde el embarazo, no fue un mal embarazo, a pesar de las náuseas de las primeras semanas y de ascos, me sentí al 90% casi hasta el final. Y del parto, no os voy a hablar, aunque hoy casi sólo recuerdo estar en la sala de dilatación y luego en el paritorio con estanjano recibiendo ya a estanjanito (por si queréis saber más, aquí escribí sobre el parto). Los días posteriores sabéis que tuve mis problemillas con la lactancia (que conté aquí) pero les superamos y nos fuimos conociendo, no fue un bebé con muchos problemas (a pesar que le costaba mucho hacer caca las primeras semanas) dormía y comía y crecía.
Siempre recordaré sus primeras risas, sus carcajadas, era muy gracioso, si le decías "ja, ja" se reía un montón!!! Con dos meses más o menos, le ponías boca abajo y levantaba la cabeza estupendamente. Recuerdo las horas mirándolo, durante meses no hubiese hecho otra cosa! Luego fue reptando, levantándose cogido del sofá, arrastrando una rodilla semilevantado, tinteando cogido de cualquier cosa, andando apoyado en mesas, cajas, de dos manos, de una... hasta que se soltó poco antes de los 14 meses (aquí conté la experiencia).
Y bueno, durante estos meses ha ido creciendo, conociendo el mundo, os lo he contado en varias veces: los 15 meses, los 17, los avances de los 18 meses, los 21.
Intentaré no olvidar nunca sus anécdotas para poder ponerle rojo como un tomate el día de mañana: en el baño, a pasear las galletas, Yañinano, a levantarse todos, ar!, el pis, la caja, a chupear! y mil y una!!
Hoy en día, ya pinta, salta, baila, canta, cuenta, se sube a cualquier silla que pilla, chuta el balón, es un cinéfilo empedernido, lo tira todo a la basura, enciende las luces, habla por los descosidos (y encima hay más gente a parte de mí que le entiende), se ríe, se enfada, te besa y abraza (aunque tiene que tener el día y apetecerle mucho) te cuesta mucho pillarle si va en su moto o coche porque coge velocidades de vértigo! Es un mandón, pero también un payasete, y es serio pero muy cariñoso, es pesado a veces pero muy independiente, bueno, pues que voy a decir yo!!
Hoy es carnaval en la guarde, espero a ver qué ha pasado con el disfraz, porque una de las cosas que definen a mi hijo es que tiene mucho carácter, y no le engañas con cualquier tontería,  aunque yo le tenga casi pillado y le conozca como si fuera la madre que le parió (ay, si los soy!jeje)
No os voy a aburrir más, que estoy feliz por tener una familia como la que tengo, por poder haber tenido un hijo como el que tengo, al que quiero con locura. Y que os voy a seguir torturando con sus avances y anécdotas!
Te quiero estanjanito!!!

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista