Revista Cultura y Ocio

Estefanía Moghli Torralba

Publicado el 24 septiembre 2020 por Plasnisk

Estefanía Moghli Torralba

No comas huevos,
ya me los Como yo

Estefanía Moghli Torralba es otra feminazi hipócrita y farsante con un corte de pelo de bilduetarra. Conocida como Fani la Follagallinas por el día en Almas veganas y Úrsula la Vergana por la noche.
Ella se define como feminista y dice que los hombres son violadores en potencia (hasta dijo que los gallos violaban a las gallinas, un animal sin raciocinio y que se mueve por instintos) y luego vende su propio cuerpo a esos mismos tios a los que demoniza a cambio de dinero.

Nos pide que no bebamos leche de vaca, pero traga el semen y orines del patriarcado en sus ratos libres.

Se autodefine como antiespecista, transfeminista, anarquista y se empodera una como Juana de Arco en versión Greenpeace.

Biografía

Estefanía Moghli Torralba

Cuando le daba cosa fina al
 carnivorismo

De ella se sabe que fue camarera y que se ganó la vida descuartizando gorrinos con la precisión de Kill Bill hasta que un día se comió una seta en mal estado y vio la luz del maravilloso mundo vegano después de una década.

Tras su experiencia de asesina en serie de cerdos, debió ver la luz. La luz de un mechero que encendía algo liado y se hizo activista vegana. Montó un santuario de animales con cabres, conejes, rates y gallines en 2016, junto con otras compañeras y un aliade masculine.

A aquello se le llamó Almas veganas, una especie de santuario donde viven criaturas dignas de La isla del doctor Moreau. Y animales.

Salto al estrellato 

Estefanía Moghli TorralbaGracias a un vídeo en el que denunciaba que los gallos violaban a sus gallinas, un video que pretendía generar conciencia y que terminó convirtiéndose en una exposición pública de la idiotez humana, saltó a la fama.

Si ya no resulta suficientemente paranoica la situación, alegaban que las gallinas fueron separadas de los gallos para que no las violasen, aunque fuese en contra de su naturaleza. Luego afirmó que la caña de pescar era un arma de matar.

Como es normal, aquel proyecto embarcado por subnormales profundos se fue a pique y tuvieron que hacer una colecta para sobrevivir. Lo curioso es que eran 9, y solo quedaron dos. El resto recapacitó o se buscaron un trabajo de verdad.

Trabajo de noche

Estefanía Moghli Torralba

Hago cubanas y bebo
Meaos

De administración empresarial no sabe mucho, pero si hay algo seguro es qu. Sabe más de pollas que de pollos. No le gusta que los pollos se monten sobre las pollas, pero ella no tiene inconveniente en montar poyas.

Por la noche es Úrsula, una chica de compañía “sensual” e “intensa” que transporta a un mundo diferente, lleno de placeres con la que vivirás una intensa experiencia que te hará olvidar tu vida cotidiana y que te conducirá a un terreno exótico y diferente.

Sus tarifas oscilan desde 150 euros por 45 minutos a 200 euros por 1 hora. Un fin de semana completo sale por 3.000 euros. No sabemos si el pack completo incluye una ruta guiada por el santuario de las gallines violadas o si tiene que haber una gallina mirando.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista