Revista Opinión

ESTRENOS DE DANZA: Imponderable (+ FOTOS)

Publicado el 18 septiembre 2017 por Santamambisa1

Resultado de imagen de Acosta Danza

Por Yuris Nórido

La compañía que dirige Carlos Acosta ha presentado una obra del español Goyo Montero que se aleja de los clichés a la hora de recrear a Cuba.

Dicen «Cuba» y dicen «danza» y mucha gente enseguida imagina un escenario multicolor: tumbadoras, mucha luz, ritmos trepidantes… la postal de siempre: la imagen paradisíaca del trópico. O por el contrario: la visión estética de la pobreza. Pero Cuba es mucho más que eso. El español Goyo Montero lo sabe de sobra. Vivió y estudió algún tiempo en La Habana, el suficiente para matizar lugares comunes.

Se le solicitó una obra sobre este país, un retrato de su gente y sus circunstancias, y la concibió oscura, dramática, densa. Se inspiró en la poesía y la música de una de las voces más reconocidas de la cultura cubana: Silvio Rodríguez. Y ahí nació Imponderable, que pretende narrar un itinerario complejo, algo melancólico, contrastante y paradójico, polisémico y lírico… justo el espíritu de muchas de las canciones de Silvio.

Como Silvio, Goyo Montero mira al individuo. Y a partir de ahí, de la confluencia de caminos personales, recrea al grupo. No es una propuesta fácil, a pesar de la diafanidad de muchas metáforas. Por momentos la línea dramática se zambulle en ámbitos esencialmente íntimos, donde más que respuestas se pueden aventurar preguntas.

Una obra de hermosa e inquietante visualidad.

alt

alt

Cada peripecia atesora múltiples implicaciones, más allá de los sentidos elementales. Los que comprendan y compartan la sensibilidad de Silvio (y la de Goyo, no faltara más), harán lecturas más profundas… pero incluso el espectador menos enterado podrá ser sorprendido por la singularidad y la marcada vocación plástica de cada escena.

Porque aquí la luz (Olaf Lundt y el propio Montero), la banda sonora (Owen Belton, a partir de canciones de Silvio), el diseño espacial, la dinámica del movimiento, la gestualidad integran un entramado sólido. Estamos hablando de una poética perfectamente consolidada, que discursa sobre el aquí y el ahora, pero que también tiende a la universalidad. Habría que ver, no obstante, cómo asumen la pieza públicos foráneos.

Algunos quizás reprochen un exceso de negro: si de por sí la iluminación suele con toda intención ensombrecer ambientes (y esta es una coreografía de atmósferas muy bien conseguidas) parece excesivo que los bailarines estén vestido de riguroso negro, hasta el punto de que por momentos no se les pueden distinguir las piernas.

alt

alt

De los bailarines de Acosta Danza hay que decir lo de siempre: es un elenco de primeras figuras, de amplísimo espectro técnico e interpretativo, que se comprometen a fondo con las obras que bailan. En este caso importa mucho la verdad que pueda defender sobre el escenario cada uno. Y todos convencen.

La temporada Septiembre de Acosta Danza concluyó este domingo en el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso. La completaron obras del repertorio activo de la agrupación: El cruce sobre el Niágara (Marianela Boán), Belles Lettres (Justin Peck), Nosotros (Beatriz García y Raúl Reinoso) y Twelve (Jorge Crecis).

alt

alt


Archivado en: Ballet, Cultura Tagged: Acosta Danza, Ballet de Cuba, Carlos Acosta, cuba, Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso, Presentación de Ballet
ESTRENOS DE DANZA: Imponderable (+ FOTOS)
ESTRENOS DE DANZA: Imponderable (+ FOTOS)
ESTRENOS DE DANZA: Imponderable (+ FOTOS)
ESTRENOS DE DANZA: Imponderable (+ FOTOS)
ESTRENOS DE DANZA: Imponderable (+ FOTOS)
ESTRENOS DE DANZA: Imponderable (+ FOTOS)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista