Revista Deportes

Estudiantes aplastó a boca y festejó en el verano

Publicado el 17 enero 2010 por Lucas
FUTBOL DE VERANO 2009 / BOCA 1 - ESTUDIANTES 4
El conjunto platense aprovechó todas las falencias defensivas de un rival apático, lento y sin ideas y se impuso por 4-1 con goles de Núñez, Hoyos, Sosa y Morales Neumann. El Pincha se adjudicó el certamen amistoso, del que también participó San Lorenzo. Viatri descontó para el Xeneize. ESTUDIANTES APLASTÓ A BOCA Y FESTEJÓ EN EL VERANOSumamente preocupado y sorprendido. Así se fue Alfio Basile al vestuario luego de observar el encuentro que jugó su Boca casi titular frente a Estudiantes, que fue mucho más prolijo, se mostró más coordinado en todas sus líneas, encontró varios espacios para herir y, por sobre todas las cosas, no sufrió a nivel defensivo como nuevamente lo hizo el conjunto xeneize. Fue 4-1 y festejo en el arranque del año en Mar del Plata.
Ya a los 40 segundos de partido, Sosa recibió sólo de cara al área y puso un pase entre Morel Rodríguez y Paletta para dejar mano a mano a Leandro González, quien remató y se encontró con una excelente respuesta de García. Primera desatención en un fondo que empezaba a tambalear y a desatar la locura de su entrenador.
Porque cada pelotazo largo, cruzado o centro al área generó una verdadera hecatombe y encendió otra vez las alarmas a sólo dos semanas del comienzo del Clausura. También lo tuvieron Desábato, con un cabezazo que acarició el palo y otro que pasó por arriba, González, quien en su segunda chance superó a García y, ya sin ángulo, definió mal, y Núñez, quien no se puso de acuerdo con Sosa para recibir un pase muy largo y desperdició la posibilidad de encarar al uno.
¿La manta corta? Con tantos problemas atrás uno se podría imaginar a un Boca explosivo, jugado y con mucha gente en ataque. Nada de eso. El equipo del Coco careció de sorpresa, estuvo lento y predecible, no buscó por las bandas y generó sólo una chance de gol, con un centro desde un tiro de esquina que Viatri cabeceó muy cerca.
Ibarra y Krupoviesa no cruzaron el medio, Rosada no fue salida clara, Insúa apareció en cuenta gotas y Viatri no recibió juego. En tanto, Mouche se movió por ambos costados, aunque jamás logró imponer su habilidad y terminó en movimientos intrascendentes. El Pincha se movió mejor al compás de Verón, fue picante con algunas apariciones de Sosa y dejó a González tres veces de cara al gol. En la última, absolutamente solo, se la entregó a García en las manos.
Todo lo que el Pincha desperdició en la primera etapa llegó con creces en el complemento. La pesadilla para Boca comenzó a los tres minutos, otra vez con un cabezazo de Desábato que Ibarra despejó en la línea del arco. Y un minuto más tarde, González armó una buena maniobra individual por la izquierda, absorbió la marca de toda la defensa y la puso adentro para Núñez, quien sólo la tuvo que empujar abajo del arco.
Mouche respondió a los seis con un disparo que pasó cerca, pero Estudiantes volvió a quebrar a los 12 a un rival desconocido y sin orden. El juvenil Michael Hoyos, quien reemplazó al lesionado Enzo Pérez, tomó la pelota en la mitad de la cancha, recorrió 20 metros sin marca alguna y metió un latigazo contra el poste derecho de García para el 2-0. Tres más tarde, Sosa volvió a golpear: agarró la bola a 30 metros del arco y sacó un tremendo derechazo que viajó al medio del arco y venció la estirada del arquero xeneize.
Basile se cansó de tanta pasividad y mandó a la cancha a una de sus cartas fuertes, Nicolás Gaitán, por un Ibarra totalmente descolorido. El zurdo empezó a complicar por la derecha y rápidamente se transformó en la esperanza xeneize. Sin embargo, el descuento llegó con un pelotazo largo para Viatri, quien partió en posición adelantada, gambeteó a Orión y definió con un toque suave.
En su mejor pasaje, ya con un Pincha en punto muerto, Boca pudo haber marcado otro tanto con un remate del nueve y otro de Insúa, aunque ambos fueron resueltos por el arquero. Pese a la pasividad de los platenses, hubo tiempo para más: a los 47, Morales Neumann enfrentó a García y definió a un palo para decorar la goleada. En definitiva, Estudiantes ganó con justicia, dejó con muchas preguntas y con pocas respuestas a Basile y comenzó el año con una copa en las manos.

EL GOL DE NÚÑEZ (EST)
EL GOL DE HOYOS (EST)

EL GOL DE SOSA (EST)
EL GOL DE VIATRI (BOC)

EL GOL DE NEUMANN (EST)

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas