Revista Viajes

Evitar la fatiga deportiva

Por Rafael @merkabici
EVITAR LA FATIGA DEPORTIVA

Ciclistas, corredores y atletas son capaces de entrenar cinco a seis veces a la semana. Todos están en riesgo de padecer fatiga deportiva, o también conocida como síndrome de sobre-entrenamiento, una condición que afecta el rendimiento y reduce la capacidad de recuperación del cuerpo después del entrenamiento.

EVITAR LA FATIGA DEPORTIVA

Cualquier persona que se entrena en exceso tiene el riesgo de desarrollar fatiga deportiva, que provoca cambios fisiológicos tales como dolores musculares, cansancio constante, debilidad, cambios en el ritmo cardiaco y respiratorio, falta de coordinación y deseo de abandonar el ejercicio. Cuando el síndrome se vuelve crónico, también pueden aparecer síntomas psicológicos, como irritabilidad, trastornos del sueño, pérdida de peso, disminución repentina del rendimiento y falta de concentración y atención.

¿Cómo detectar la fatiga deportiva?

Los síntomas de la fatiga deportiva varían de persona a persona. El exceso de ejercicio, junto con la falta de descanso y la mala alimentación genera una serie de deficiencias y cambios que pueden manifestarse de las siguientes maneras:

- Cansancio excesivo, falta de interés en las actividades diarias y la falta de interés para entrenar.

- Reducción del rendimiento deportivo y recuperación lenta después del entrenamiento.

- Lesiones, dolor muscular y articular.

- Aumento de la frecuencia cardíaca en un estado de reposo.

- Dificultad para dormir, relajarse y concentrarse. Inestabilidad emocional.

- Náuseas, malestar estomacal, pérdida de apetito y de peso.

- Predisposición a infecciones, especialmente del aparato respiratorio.

EVITAR LA FATIGA DEPORTIVA
Consejos para evitar la fatiga deportiva o síndrome de sobreentrenamiento.

La fatiga deportiva no surge de un día para otro. Es un proceso que puede llevar semanas e incluso meses en desarrollarse. Algunos de los consejos para evitar la fatiga deportiva son:

1) Tener un sueño reparador es clave: dormir menos de ocho horas al día puede comprometer el rendimiento. El descanso adecuado ayuda a garantizar mejores resultados para el atleta. Lo ideal es entrenar dos días seguidos y detener el entrenamiento el tercer día para que el organismo se recupere. Del mismo modo, cada tres meses de entrenamiento, es recomendable detener una semana para descansar.

2) Manténgase atento con la nutrición y la hidratación: Una mala dieta reduce el rendimiento casi de inmediato. Una dieta equilibrada debe contener fibra, proteínas, carbohidratos y grasas. Una dieta demasiado rígida con poca ingesta de carbohidratos afecta directamente al rendimiento durante el entrenamiento. La hidratación constante es también esencial para mantener el cuerpo sano y activo. Beba mucha agua durante el entrenamiento y también durante todo el día.

EVITAR LA FATIGA DEPORTIVA

3) Controlar la frecuencia del entrenamiento: Ajuste la frecuencia con sus posibilidades físicas y si te sometes a un entrenamiento específico para el deporte que prácticas son las mejores estrategias para aumentar la fuerza y ​​no sufrir de fatiga deportiva.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista