Revista En Femenino

Familias numerosas: afrontando la cuesta de septiembre...

Por Vanesapp
Septiembre-gastos-vuelta al cole-blog-BPNo nos engañemos, la verdadera, la auténtica cuesta de enero no es enero. Qué va. Es Septiembre.El comienzo del curso escolar es una auténtica pesadilla y un ejercicio de ingeniería doméstica económica digno de estudio.Porque, no te has recuperado de las vacaciones -te hayas ido o no siempre hay incremento de gastos- y ya te encuentras con libros, calzado, ropa...una hecatombe, vaya.
Y claro, estos gastos se incrementan a mayor descendencia tengas. Es una verdad irrefutable.Las familias numerosas concretamente vemos esta época como el origen de todo mal y un quitasueños.Pero, hay maneras y maneras de hacer frente a este mes nefasto, y cierto es que una va aprendiendo con los años.

Así es cómo los afrontamos, o tratamos de afrontarlo:1. Planificación a corto plazo.Con una agenda física, un organizador, un programa de ordenador, una app para el móvil, una nota en una servilleta. No importa. La idea es que, en cuanto el curso escolar acabe tengamos anotado fechas, materiales, previsiones. Todo lo que consideremos que en un par de meses vamos a tener que hacer frente. ¿Para qué? Para organizar gastos y no dejarlo todo para el final. Se puede y se debe.Yo utilizo Tareas en Gmail y Keep. Anoto fecha de compra de libros, inicio de curso, becas, etc.2. Libros de texto.Colegio-libros-gastos-familias numerosas-descuentos-BPSi en vuestro centro no hay banco de libros, que es lo que sucede en la mayoría de casos y en el mío, puede ser que tengas que comprarlos en el mismo centro escolar. Horror de los horrores, porque no hay escapatoria. Pagarás lo que esté estipulado.Pero, si eres de los afortunados que recibe una lista el 23 de junio, estás de enhorabuena. Todo un mundo de posibilidades se abre ante tí.Busca y compara. Realiza labores de investigación en la papelería del barrio, grandes almacenes como Alcampo, Carrefour, El corte inglés, tienda on line...Es preferible anticiparte y no dejar los gastos para el último momento. Ni eso, ni el forrado de libros, que los carga el demonio. Habla la experiencia.Puede haber una diferencia importante de precio, y si tienes que multiplicar por varios hermanos es un aspecto importante a tener en cuenta.

3. Uniformes.Si no tenéis que utilizarlos hay una palabra mágica para afrontar el curso escolar y el desgaste de la ropa: BÁSICOS. No hay más.Si, por el contrario, tenéis que utilizar uniforme de nuevo algunos tenemos que acabar en el colegio. Lo bueno es que son grandes y llevamos dos años sin hacer acopio de prendas. Este año toca renovar equipación deportiva y algún jersey, pero, al ser similar para ambos sexos, a excepción de la falda y el bermudas, el pequeño podrá heredar los de su hermana.También contamos con un banco de uniformes de segunda mano, que están casi nuevos y son una gran opción.Si puedes comprarlo en grandes superficies no te esperes a mañana. En cuanto los tengan disponibles hazte con todos. 
Los zapatos y zapatillas de deporte: en rebajas. Colegiales y deportivas hay durante todo el año, eso es lo bueno, y si son lavables bueno...verás el cielo abierto. Porque sabemos que los niños se comen el calzado. Este es otro de los principios de la crianza...4. Tarjetas de fidelidad y cupones.Fundamentales para ahorrar unos eurillos.Por un lado contamos con "+ Familia", la tarjeta de la Federación de familias numerosas que puede suponer descuentos en tiendas de deporte, ropa, calzado, material escolar, alimentación...Las de grandes superficies como Carrefour con la que no pagas el IVA de los productos frescos o los cupones descuento.Tambiénla tarjeta de fidelización MiBP, nuestro último gran descubrimientoporque con los puntos que hemos ido acumulando al repostar podremos canjearlos por descuentos en tiendas como Amazon, el corte inglés, Decathlon y otras tiendas más5. Ropa.Que levante la mano aquél que le pruebe la ropa a su hijo tras el verano y le venga toda. Esa manía de crecer...Nosotros aprovechamos las rebajas para hacernos con básicos de entretiempo. Camisas, vaqueros ropa que es bastante atemporal y al menos, cuando llegue el cambio de estación, no nos pilla sin nada. En junio, antes de las rebajas suele haber muchas liquidaciones y en agosto un montón de promos en tiendas como H&M, Orchestra, Gocco, Carrefour... Una opción interesantísima son las webs de economía colaborativa como Percentil o El baúl de Lucas, en los que la ropa casi nueva encuentra una segunda utilidad a precios super asequibles.Es cierto que en pleno verano comprar sudaderas puede dar calor y fatiguita, pero piensa a medio plazo, cuando entre el otoño, el fresquito por las tardes de septiembre, octubre y aún no te hayas recuperado del palo de los libros. Palabra de la buena. Ah, claro, y no podía dejar el reciclado de ropa entre hermanos, tintado de la misma, cambio de botones, customización...hay madres y padres que son unos artistas en estos temas. A vuestros pies...

6. Mochilas y material.Lo mismo de lo mismo. Puedes aprovechar el final del curso, las rebajas, las promociones un mes antes, los descuentos que obtengas a través de las tarjetas de puntos, como descuentos en Amazon y otras tiendas que siempre sacan del apuro,..Dejarlo para el último momento implica pagar precio de oro o no encontrar esa mochila que tu hijo o hija quiere y puede desatarse el juicio final (dónde se meten las mochilas de Yo-kai watch cuando más las necesitas...)Los carros de las trolleys utilizados en primaria requieren de una inversión. Si los compras de buena calidad te durarán al menos tres cursos. A veces pagar un poco más es necesario. Solo tendrás que reemplazar la mochila.El material escolar puedes encontrarlo en infinidad de lugares y cuanto antes lo tengas en casa - a buen recaudo- mejor. Por cierto, ¿os hacen etiquetarlo todo también?...

Familias numerosas: afrontando la cuesta de septiembre...
7. Otros.Por último y no menos importante, revisar nuestros contratos de luz y Bono social, hasta hoy inmejorables.De las cestas de la compra tan temidas hablaremos otro día, pero vamos, premisas como comprar al peso fruta y verdura, paquetes familiares en productos no perecederos, organización de menús, deben formar parte de la rutina.Ahorrar en gasolina, que entre el trabajo, llevar niños al colegio y extraescolares es un elemento a tener en cuenta. Es muy interesante revisar las distintas gasolineras de tu zona porque puede suponer una diferencia abismal. Nosotros nos ahorramos 3 céntimos por litro de repostaje con la tarjeta de puntos BP y obtenemos así un montón de beneficios que al final de mes se notan. Con acercarte a una, en nuestro caso por proximidad, utilizamos lasestaciones de servicios de BP , pero tu puedes ir a la que prefieras y te quede más cerca, recibirás toda la información que necesites.

Hay muchas opciones para que esta cuesta de septiembre nos sea menos dura. Y si la comienzas tarde no desesperes, aún hay mucho que puedes hacer. Es cuestión de organización y dedicar un rato a investigar.¿Y tú?¿Tienes tus propios trucos de ahorro?¿Cómo afrontas estos meses?

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :