Revista Insólito

Fauna prehistórica descubiertas en España

Publicado el 28 marzo 2015 por Tdi @RLIBlog

Fauna prehistórica descubiertas en España

Velociraptor saludando a la bandera

Últimamente llevo una temporada con entradas sobre seres prehistóricos. Es un tema que hasta ahora había estado poco presente en el blog. Por esto, rescato una de las tantas entradas abandonadas que tenía a medio hacer como borrador para publicarla.
No hace falta ser un lince para mirar el título y saber de qué va. Y es que cuando se habla de criaturas prehistóricas, especialmente dinosaurios, parece que solo existieron en lo que hoy es Estados Unidos y China. Es cierto que al comprender un territorio más grande y, posiblemente, dedicar más financiación a su búsqueda, aparezcan más fósiles. Eso no quiere decir que en la península y sus territorios insulares todos los animales pasaran de largo o decidieran no morirse aquí. España estuvo habitada hace millones de años y las criaturas mostradas a continuación son solo unos ejemplos de ello.

Camarillasaurus cirugedae

Fauna prehistórica descubiertas en España
Especie relacionada con el Ceratosaurus, cuyo detalle más relevante es su pequeño cuerno en el hocico. El Camarillasaurus se encontró en la formación de Camarillas, Teruel y data del Cretácico temprano, hace 130 millones de años.  A diferencia del Ceratosaurus cuyo tamaño alcanzaba los 2 metros de altura y 5 y medio de longitud, el Camarillasaurus se quedaba en 3-4 metros de longitud
El grupo de los ceratosaurios tuvieron su auge durante el Jurásico medio y tardío y durante el Cretácico superior. Ente ambos existe una diferencia de 20 millones de años donde parecían desaparecidos. El camarillasaurus es una muestra que sobrevivieron entre esos dos periodos.
Hoy en día, desde su descripción, los huesos están en paradero desconocido y se le ha pedido a los autores de su estudio que devuelvan los fósiles al museo de Galve sin aparente respuesta.

Europelta carbonensis

Fauna prehistórica descubiertas en España
Se trata de un nodosaurio, familia de dinosaurios cuadrúpedos acorazados y herbívoros de cabeza larga y estrecha, púas laterales y ausencia de porra al final de la cola. También procede de Teruel y el Cretácico inferior hace 110 millones de años y medía 4 metros y medio de longitud.
Se trata del dinosaurio acorazado descubierto más completo y antiguo de Europa. Su descubrimiento permite saber cuándo se separó esta variedad de dinosaurios entre Europa y Norteamérica.

Turiasaurus Riodevensis y Galveosaurus herreroi


Fauna prehistórica descubiertas en España
Una vez más, sin salir de la provincia de Teruel, nos encontramos al Turiasaurus. un saurópopo que vivió a caballo entre el Jurásico y el Cretácico, entre 147 y 143 millones de años. Con unos 36-38 metros de longitud y 39,9-47,36 toneladas, las estimaciones lo sitúan como el mayor dinosaurio de Europa y uno de los mayores del mundo.
Fauna prehistórica descubiertas en España

El Galveosaurus, otro saurópodo turolense de la misma familia que el Turiasaurus, era mucho más pequeño, aunque vivió aproximadamente en la misma época. Su tamaño llegaba a los 16 metros de longitud, 4 de altura y unas 9 toneladas.

Concavenator corcovatus

Fauna prehistórica descubiertas en España
En la provincia de Cuenca se halló este terópodo de la familia de los Carcharodontosaurios ("lagartos con dientes de tiburón"). Este carnívoro del Cretácico se distingue por su joroba cuya función, ya sea como termorregulador o como reclamo, se desconoce. Pepito, como también se le conoce informalmente, pudo haber presentado plumas o estructuras similares en los antebrazos. El ejemplar encontrados en Las Hoyas constituye el dinosaurio más completo encontrado en la península.

Blasisaurus canudoi y Arenysaurus ardevoli

Fauna prehistórica descubiertas en España

Arenysaurus

Pertenecientes a los lambeosaurios, grupo que pertenece a la familia de los hadrosaurios, conocidos como "dinosaurios con pico de pato", y conocidos por sus crestas en la cabeza. Ambos vivieron a finales del Cretácico, hace 65 millones de años el primero y 68 el segundo. De igual forma, ambos se encontraron en la provincia de Huesca. Ambos forman parte de los últimos dinosaurios que habitaron la península.

Nuralagux rex

Fauna prehistórica descubiertas en España
En la isla de Menorca habitó un conejo afectado por el gigantismo insular. Por ello, pesaba de media 14 kg, aunque podía llegar a los 23. Es similar al conejo de Ryuku, que aún vive en dos pequeñas islas del archipiélago japonés. Posiblemente habitó la isla durante la crisis salina del Messiniense en el Mediterráneo, cuya desecación abrió un camino entre la península y las islas Baleares que puso usar el lagomorfo para habitarlas, quedándose aislado cuando

Iberomesornis romerali

Fauna prehistórica descubiertas en España
Se trata de un ave que vivió hace 125 millones de años en el Cretácico inferior descubierto en el mismo yacimiento que el Concavenator. Poseía una envergadura de 20 centímetros. En cada ala presentaba una garra. A diferencia de otras especies anteriores intermedias entre los dinosaurios y aves, como el Archaeopteryx, el Iberomesornis no tenía una cola larga. La morfología de las garras de las patas y la reducción del tamaño de las garras del ala indica que estaba más adaptado a posarse en las ramas que a trepar por los árboles.

Larachelus morla

Fauna prehistórica descubiertas en España
Al igual que la mayoría de animales aquí expuestos, vivió en el Cretácico inferior, hace 140-120 millones de años. Su nombre, al igual que el de la localidad Salas de los Infantes, donde se encontró, el  nombre proviene del romance Los Siete Infantes de Lara al encontrarse en Lara de los Infantes, mientras que Morla proviene de la tortuga que aparece en La historia interminable por su caparazón especialmente alto. De su grupo surgieron tanto las tortugas marinas, terrestres y galápagos. 
Aunque no se anuncien a bombo y platillo todos los días en las noticias, las criaturas prehistóricas descubiertas en España no son pocas. Muchos hallazgos se encuentran en las provincia de Cuenca y Teruel, siendo en muchos casos dinosaurios y tortugas de principios del Cretácico. Podría completar varias entradas añadiendo muestras de ello. Lo que personalmente no he podido encontrar son animales del Cenozoico que no se hubieran descubierto antes en otros países. Eso sí, sin tener en cuenta este criterio, compartíamos fauna con el actual continente americano (osos, armadillos, bisontes, etc) y con África (hienas, guepardos, rinocerontes, etc).

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revista