Revista Deportes

Fichar sin estar en Europa

Publicado el 29 marzo 2014 por Futbolgol

David Moyes Manchester United

A estas alturas de la temporada es casi seguro que, los de Moyes no jugarán la temporada que viene Champions League y es muy posible que ni siquiera tengan que conformarse con la Europa League. Se encuentran en un proceso de renovación, de cambios importantes en la plantilla por lo que el mercado veraniego de fichajes debería deparar numerosas e importantes operaciones. El hecho de no jugar competición europea será un factor diferencial a la hora de negociar por futbolistas, sobre todo por los de mayor nivel, la dirección deportiva va a tener que sondear mercados que no son habituales en ellos.

-Suplentes/Descontentos de grandes equipos: El caso más claro de este apartado se dio en el anterior mercado invernal con Juan Mata, jugador que no contaba con la confianza plena de Mourinho en el Chelsea por lo que se permitió su salida a un rival directo como es el Manchester United. Seguramente sean los mejores jugadores a los que pueden aspirar pero también los más caros. Estos jugadores se arriesgarán a estar un año fuera de competiciones europeas, como mínimo, a cambio de estar en una entidad del prestigio de los red devils.

-Mercado local: El mercado inglés tiene sus peculiaridades, normalmente es extremadamente caro, sobre todo para jugadores nacidos en las islas, pero en un equipo que necesita resultados inmediatos se acortarían enórmemente los periodos de adaptación. Las redes deberían echarlas sobre equipos que han rendido bien pero que tampoco tendrán como premio la máxima competición continental, por ejemplo el Everton (Baines, Coleman, Oviedo), Southampton (Lovren, Lallana, Schneidelrin, Shaw) o Newcastle (Debuchy), jugadores que quizá no sean estrellas mundiales, pero pueden suponer asegurar posiciones que necesitan refuerzos urgentes, como los laterales, desde el primer día.

-Ligas menores: Aquí nos encontramos un poco el caso contrario al anterior, en estas ligas hay mucha juventud, mucha calidad pero pocas garantías de rendimiento inmediato, la Eredivise holandesa o la Jupiler League belga suelen ser de las más sondeadas por los ojeadores, tanto que fichar directamente de ellas suele suponer traerse adolescentes de 18 años, a los que aún les falta 4-5 años de maduración para destacar en una gran liga, muchos de ellos se pierden por el camino. Uno de los últimos casos en que el Manchester United fichó en estas circunstancias fue cuando se trajo a Van Nistelrooy del PSV, que pudo retenerlo hasta los 25 años, tuvo que pagar 19M de $.  Ahora mismo no hay un delantero tan determinante en esa liga, pero, por ejemplo, Finnbogason, del Herenveen, está logrando unas cifras goleadoras similares. Quizá no esté preparado para comandar la ofensiva de uno de los equipos más prestigiosos de Europa pero si se vende a Chicharito, podría ser una opción de rotación interesante.

El Benfica acaba de protagonizar una operación de este tipo, con éxito, trayéndose del Benfica a Matic. En Portugal siguen quedando buenos jugadores, aunque tampoco se caracteriza por ser un mercado barato.

-Equipos que no participarán en Champions League de ligas mayores: Un punto medio entre las 2 soluciones anteriores, el periodo de adaptación no sería tan complicado como en el de las ligas menores y quizá el precio fuera algo más reducido. En el caso de la Liga BBVA, ejemplos de jugadores que podrían interesarle a los red devil serían Mussachio, del Villarreal, Rakitic del Sevilla o Griezmann, de la Real Sociedad. Parecidos casos se pueden encontrar en Serie A, Bundesliga y Ligue 1.

-Repatriar jugadores de ligas del este: El dinero ruso ha atraído a importantes estrellas a su territorio. Cada vez se da menos pero las peculiares características de la forma de vida rusa han hecho que haya importantes problemas de adaptación entre los jugadores que se atreven a ir hasta allí. Deportivamente sus clubs son poderosos, pagan bien pero siguen sin formar parte del primer mundo fubtolístico europeo.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas