Revista España

Fiestas por España: Fin de semana Cidiano

Por Rutasporespana @RutasporEspana
Fiestas por España: Fin de semana Cidiano

Hoy dedicamos el post a una de las fiestas que hemos podido descubrir hace unos días, el Fin de Semana Cidiano. Este evento se realiza todos los años el primer fin de semana de octubre por el Operador Turístico de Receptivo de Burgos (OTR) y la Asociación Burgalesa del Caballo. Este año era su décima edición y se realizó durante los días 29 y 30 de septiembre y 1 de octubre.

Durante estos días la ciudad de Burgos cambia su aspecto habitual, y regresa al pasado a la época de caballeros y princesas, cuyo "leit motiv" es la vida del Cid Campeador.

Nuestro periplo por el Fin de Semana Cidiano empieza el sábado por la mañana, donde dió comienzo el día de actividades con el Desfile de la Comitiva. Como todos los años el recorrido comenzaba desde el Solar del Cid, siguiendo por la calle de Fernán González y la calle Avellanos, para seguir por Laín Calvo, Cardenal Segura, entrando en la Plaza Mayor, para continuar por el paseo del Espolón hasta el Arco de Santa María.

Por el desfile pasaron lo más variopinto de la sociedad medieval, desde cruzados, escuderos, cortesanas, músicos, bailarinas exóticas, nobles y princesas, hasta el obispo que hace acto de presencia en este evento multitudinario. A continuación llegan los soldados montados a caballo, hay que recordar que uno de los organizadores es la Asociación Burgalesa del Caballo, por lo que estos simpáticos equinos son uno de los protagonistas del desfile.

Después del desfile llegó el Pregón desde el Arco de Santa María. Este año a cargo de Don Tomás Ramón Fernández, catedrático emérito de la Universidad Complutense de Madrid. Tras el pregón todos los asistentes al unísono cantan el himno a Burgos. Bueno ellos, yo hago playback para que no se oiga como desafino.

Se acercaba la hora de comer, así que nos dirigimos al Monasterio de San Juan donde había una comida popular. Una excusa como cualquier otra para disfrutar de una barbacoa con pinchos morunos, chorizo, morro y como no podía ser de otra manera, y no esperábamos menos, la estupenda morcilla de Burgos.

Por la tarde nos esperaba un Torneo medieval a caballo a orilla del río Arlanzón, a cargo de la Asociación Ecuestre Caballeros del Jiloca (Teruel). Que tuvieron que realizar las siguientes pruebas: cortar coles por la mitad con la espada, girar un saco golpeándolo con una lanza, recoger anilla con la lanza, lanzamiento de jabalina a caballo,... El fin de estas pruebas era recrear el torneo que hizo el rey para decidir quién se quedaba con los tesoros que reclamaban como propios los hombres del Cid y los caballeros de la Orden de San Salvador. Después se recreó la justa que tuvo lugar entre Minaya y Gastón por la posesión del castillo de San Pedro. En esta ocasión ganaron el torneo los hombres del Cid y la justa Gastón.

Como cierre del torneo los Caballeros del Jiloca cabalgaron dentro del río Arlanzón llevando a sus hijos. Siendo una de las estampas más bonitas del día, con los caballos chapoteando en el agua a medida que anochecía.

Por la noche, llegaba el turno de dos eventos: la representación de teatro "Camino del Destierro" y el desfile nocturno de la comitiva con antorcha. Nosotros nos quedamos con el segundo evento, para poder hacer fotos nocturnas a la luz del fuego.

Al día siguiente nos acercamos al Museo de la Evolución Humana, que además de poder ver a nuestros familiares lejanos. También era una de las sedes del Fin de Semana Cidiano. Aquí se encontraban los talleres para niños donde podían confeccionar túnicas de caballero y construir títeres del Cid y Doña Jimena. También en el museo pudimos disfrutar de un concierto de música con replicas de instrumentos medievales.

A las doce, tocaba la misa en la catedral. Pero a diferencia de otros domingos, por la iglesia entraba la Comitiva medieval para tomar asiento en la nave central de la Catedral para escuchar la misa concelebrada en el altar mayor. Tras la misa se procedió a realizar la ofrenda floral y la entrega de armas en la tumba del Cid.

A la salida de la catedral nos dimos una vuelta por los puestos de artesanía y manjares traídos desde el pasado para el deleite de los paladares. Además de alguna muestra de artes tradicionales, que tanto me gusta fotografiar.

A la hora de comer volvimos al Monasterio de San Juan, donde nos tenían preparada una paella para todos los asistentes al evento.

Tras la comida, quedaba poco tiempo antes de coger el tren de vuelta a Madrid, pero antes de irnos de Burgos, aprovechamos para despedirnos desde uno de los rincones más emblemáticos de la ciudad, el mirador del castillo. Uno de los mejores cierres para este fin de semana festivo por Burgos.

Más información

Web oficial: http://www.findesemanacidiano.com/

Dónde comer

La noche del sábado cambiamos la comida popular por la alta cocina en el Hotel Velada-Palacio de los Blasones. El menú que nos tenían preparado era de primero crema castellana y bolsón de morcilla y manzana asada, de segundo costillas de buey con patatas y de postre cuajada de leche de almendras.

Dónde dormir

Durante nuestro fin de semana en Burgos hicimos noche en el hotel Rice Bulevar (Calle Bonifacio Zamora de Usabel, 1B). Sin duda lo mejor fue disfrutar de estas vistas desde la terraza.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.
Fiestas por España: Fin de semana Cidiano

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas