Revista Cine

Fin [Cine]

Publicado el 30 noviembre 2012 por Ahoracriticoyo @AhoraCriticoYo
Se ha puesto muy de moda hacer películas sobre el fin del mundo y las catástrofes a nivel mundial, al menos cada año se estrenan dos o tres. No sé si será por lo que dicen de que en un par de semanas se acaba el mundo, o porque nos estamos dando cuenta de que al planeta ya no le queda mucho. Ésta no es exactamente una película apocalíptica en todo su significado, sino más bien sobre el fin de la existencia humana, sin grandes meteoritos contra la Casa Blanca, más que nada porque es cine español.
Fin [Cine] ¿De qué va? 
Un grupo de amigos se reunen en una casa en la montaña para reencontrarse después de muchos años sin verse. Aunque el ambiente es festivo y alegre se cierne sobre ellos la sombra de algo que sucedió en el pasado y que fue el motivo de su distanciamiento. Cuando el ambiente se caldea al salir el tema a la luz, un apagón. Todo aparato eléctrico deja de funcionar. Decidirán bajar al pueblo para ver que sucede y descubrierán un panorama desolador en el que la gente desaparece sin más.Fin [Cine]La crítica

Nos encontramos ante el debut en la gran pantalla del director Jorge Torregrossa. Entre sus trabajos anteriores, destacan la realización de varias series de TV, como Herederos o La Señora. Durante todo el filme se nota que aun es un director novel, que está verde. Fin [Cine]Al principio de la película nos presenta a todos los personajes. Nos los enseña y dibuja TAN bien que sólo le falta ponernos en un rótulo su DNI. Partiendo de que Torregrossa viene del mundo de la televisión, podríamos entender que se extienda en su explicación, de cómo van a ser cada uno de los protagonistas, puesto que no tendrá capítulos extra para que los conozcamos más a fondo. Se hace reiterativo que una voz en off te explique como es un personaje y a la vez le veas realizando una acción que lo demuestra. Por ejemplo: "a Sara le llamabamos la madre Teresa porque siempre ayudaba a todo el mundo", y mientras tanto vemos a Sara cogiéndole las maletas a una de las chicas para ayudarle y evitar que las cargue ella. El espectador no es tonto, del todo, y aunque hay que explicarle cosas tampoco se le puede negar el derecho a descubrir cómo es un personaje. En mi opinión esto te hace perder el interés en él. De hecho los dos personajes de los que menos se explica son los que "mejor me han caído".

Fin [Cine]En la apertura del filme nos hablan de todos los amigos, de cómo son y nos los presenta en una casa a todos a la vez. El resultado es un poco apretado, pero esto ya sería más a gusto de cada cual, tampoco es algo negativo. El problema que le veo es que de repente transforma esta parte de la historia en algo teatral. Planos muy grandes y estáticos para verlos a todos. Diálogos muy separados y artificiales. Hablan por turnos, sin chafarse las frases. Lo que dicen carece de naturalidad en los momentos clave.También no sobrevuela la sombra de un personaje, Ángel (muy estudiada la elección del nombre), que no aparece apenas en la pantalla, solo se le ve de espaldas en la secuencia inicial y en un plano hacia la mitad de la película. Para la historia es una ficha clave, pero cuando lo mencionan lo tratan como a una superstición: "el que no debe ser nombrado". Torregrossa quiere crear un ambiente de intriga con Ángel, para que te preguntes quién es o qué pasó con él cuando todos eran jóvenes. En vez de eso, reitera tanto los silencios incómodos al mencionarlo y al no querer explicar lo que pasó alrededor de este personaje, que al final te cabreas, porque es muy forzado.Fin [Cine]En cuanto al argumento, la historia nos va a mezclar la parte fantástica, o sobrenatural, con una reflexión más profunda sobre el ser humano, que para ser sincera no he llegado a desentrañar. Me planteo el hecho de que en realidad no haya nada más que buscar en la historia. O, que fuera lo que fuese que pretendía el director, sólo lo ve él porque se quedó en su cabeza. 

Quitando todo lo anterior, vislumbramos una buena idea. Mejor dicho, un buen comienzo para desarrollar una buena historia. A medida que coge cuerpo el asunto, parece que va ir creciendo la película y vislumbramos reflejos de algo bueno. Más naturalidad. Mejor resolución en los puntos de inflexión de la historia. Crece tímidamente pero se diluye nuevamente. No acaba de coger la fuerza que pide a gritos.Me planteaba mientras la veía que podría ser que el presupuesto no diera para más, visto el gran número de productoras que han aportado capital. Pero eso no un obstáculo, al menos en este caso, porque lo más barato de controlar es de lo que más carece. Me refiero a riqueza visual, sonido y guión. Sí grandes pilares, evidentemente se ve que hay trabajo detrás pero aún le faltaría más. Los efectos especiales o  los planos complicados, que requieren maquinaria pesada, pueden ser un añadido y subir la calidad del conjunto, pero no deben ser la salvación. En este filme lo son, almenos en los contados momentos en que los usan. Es una pena porque Fin tiene sus momentos (véase la escena del lago).

Fin [Cine]
Aunque en el elenco de actores tenemos a artistas de la televisión, cómo Carmen Ruiz o Antonio Garrido, a la protagonista de la reciente "Tengo gana de tí" Clara Lago o incluso la veterana Maribel Verdú, la historia no brilla por la calidad de las interpretaciones. No se debe al trabajo de los actores sino al diseño de sus personajes. Es cierto que Maribel es la más acertada, incluso en la escena final me ha llegado a emocionar porque la he creído. Del resto es difícil recordar el nombre una vez has salido de la sala.
En conjunto se nota que es un director que tiene que madurar en el largometraje. En este caso es propenso a diluirse en muchas subtramas que no son necasrias para la historia principal ni para la de los propios personajes, pero que ahí están. Y el final. Da a entender que toda la historia está al servicio de un concepto más profundo. Sobre la existencia de nuestra vida, lo efímera que es y la importancia que le deberíamos dar. Si éste es el tema central, el punto al que debe llegar al especatdor al final de la película, ¿Por qué espera 85 de los 90 minutos para soltárnoslo? Esta reflexión hubiera hilado muy bien todas las acciones. Perdonadme, sé que es muy fácil hablar cuando no se tiene la cámara en la mano, pero verlo en tercera persona es lo que tiene.
"Fin" se deja ver, pero no es una película redonda, seguramente al acabarla te quede el mismo regusto amargo que a mí. En FIN (serafín).

Información de más:

  • Es una adaptación de la novela homónima de David Monteagudo.
  • Entre los productores se encuentra Amenábar.
Fin [Cine]

Nota final: 5Tweet to @AhoraCriticoYo

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas