Revista Opinión

Fort ad pays, ¿otra estafa piramidal?

Publicado el 09 junio 2016 por Elblogderamon @ramoncerda

La codicia humana hace que muchos crean en la rentabilidad de los negocios fáciles, de ahí el éxito que suelen tener los «negocios» piramidales hasta que se colapsan, cosa que suele ocurrir un par de años después del inicio de su expansión.

Fort ad pays parece que es otro caso de este tipo

#Fort ad pays

Fort ad pays, ¿otro caso de estafa o es un negocio real?

¿Por qué funcionan al principio los modelos piramidales de negocio y acaban siempre colapsados? De tan evidente, resulta curioso que todavía siga cayendo en sus redes tantísima gente. La primera norma es no confiar en los negocios que no parezcan viables por sí mismos y prometan grandes rentabilidades, porque la estafa piramidal consiste en ir pagando beneficios ficticios a los que van entrando en la pirámide, con el dinero de los nuevos socios; eso hace que parezca que el negocio está funcionando cuando es simplemente un espejismo. Los organizadores utilizan los testimonios de esos primeros que cobran religiosamente beneficios para captar más inversores, que a su vez también empiezan siendo retribuidos con el dinero de los que llegan detrás, pero cada vez hay que pagar a más gente y por eso llega un momento en el que las nuevas entradas de «socios» no bastan para seguir pagando las rentabilidades ficticias de un negocio que en realidad no es rentable ni viable. Ese es el momento del colapso y la gente empieza a ver cómo se retrasan sus «beneficios» o el organizador se niega a devolver inversiones. Simplemente no hay liquidez para seguir.

Llegado ese momento, a menudo se intenta reforzar el marketing o se ponen a la venta acciones para captar una nueva oleada de inversores que alargue la agonía, pero no suele funcionar, y si entra dinero, lo normal es que se lo quede el cabezapensante y acabe huyendo a algún país exótico con lo que haya podido acaparar, dejando a miles de personas estafadas.

En el caso de Fort ad pays, un grupo de origen español, supuestamente ha atrapado a más de 40.000 inversores en un total de más de diez países. Al no poder seguir con los pagos habituales, Fort ad pays ha impuesto un corralito y prácticamente ha bloqueado los pagos.

Prometía rentabilidades de un 2% ¡diario! Eso es una grandísima barbaridad y, siento decirlo, pero de alguna manera los estafados merecían serlo. No se puede ser tan crédulo; ningún negocio da para tanto, y menos cuando es tan inconsistente como los espacios publicitarios online. Los países más afectados son España, Venezuela, México y Colombia.

¿Pero no estaban prohibidos los negocios piramidales?

Pues sí, al menos en España están prohibidos, pero claro, nadie se anuncia como negocio piramidal; más bien usan términos como multinivel o ganancias compartidas, pero al final en la mayoría de los casos acaba siendo una pirámide disfrazada.

Actualmente están tratando de reunir al mayor número de afectados para realizar una demanda conjunta. Aconsejan contactar con: correoafectadosdefortadpays@gmail.com

Pero lo dicho, si no quiere caer en estas cosas, no se fíe de negocios megarrentables. Nadie da duros a cuatro pesetas.

Por cierto, ¿alguien se ha planteado que el modelo de la Seguridad Social está, de alguna manera, basado en el mismo concepto?

Ramón Cerdá


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas