Revista Viajes

Fortificación de Borba

Por Gabriel Fernández Muñoz
Fortificación de Borba
Borba se encuentra situada en el distrito de Évora, a medio camino entre Elvas y Évora. La fortaleza se encuentra en el centro de la ciudad actual, con casas adosadas a la muralla dejando ver solo partes de la misma, así como dos puertas.

Bajo el reinado de Denis de Portugal (1279-1325), el pueblo pasó a manos de Portugal, en virtud de la firma del Tratado de Alcañices (1297), Borba pasó a asumir a partir de entonces una importante función estratégica, pues, en caso de invasión, era la última defensa antes de Estremoz y Vila Viçosa. Por esta causa, las estructuras de defensa fueron reforzadas construyéndose una fortificación, se construyó una cerca cuadrada, con muros gruesos, envuelta por un foso que, con el tiempo, se integraría en el caserío envolvente. Un largo adarve, o camino de ronda, guarnecido con un parapeto, en la cima de las murallas, que eran rasgadas por dos amplias puertas, conocidas por Puerta del Granero y Puerta de Estremoz, defendidas por torreones (en el primer caso) y grandes cubos de sección semicircular (en el segundo caso), también coronados con merlones. 


Fortificación de BorbaEn el contexto de la crisis de sucesión de 1383-1385, Borba estuvo involucrada en los acontecimientos ocurridos durante la ocupación de los aliados ingleses bajo el mando de Juan de Gante. Durante la Guerra de la Restauración de la independencia de Portugal (1640-1668), la posición fronteriza de Borba recuperó importancia estratégica. En su término se libró la batalla de la Ribera de la Alcaraviça (1645), la ciudad es invadida por las fuerzas españolas bajo el mando del Gran Prior de Castilla, príncipe D. Juan José de Austria. Borba fue ocupada por tres regimientos de infantería y un tercio de caballería, y la gente volvió a sufrir el miedo a la invasión, que se desvaneció en la batalla de Montes Claros (1665), con victoria para las armas de Portugal.
En el siglo XVIII el gobierno militar de la provincia determinó envolver la villa por un campo atrincherado, con fosos, estaca y carreteras cubiertas, obra que fue apenas esbozada y de la cual aún existían vestigios en 1766. Durante la Guerra de Sucesión Española (1701-1715) el general de artillería João Furtado de Mendonça, gobernador de la ciudad de Elvas, era comendador de Borba (1708), cuando se produjo la ocupación militar del general español D. Domingos de Ceo.
Fortificación de Borba
El conjunto de "Castelo de Borba / Recinto Amurallado Alrededor de Borba"se clasifica como un interés de propiedad pública por el Decreto N ° 41 191, publicado en el Boletín Oficial, Serie I, Nº 162 de 18 de julio, 1957. De la defensa medieval llegaron hasta nuestros días algunos tramos de la muralla, 2 puertas (las llamadas Puerta del Granero y la Puerta de Estremoz) y la Torre del Homenaje. En el sector sur, una placa epigráfica de piedra confirma la iniciativa de D. Dinis y la dirección de la obra.

El segmento de muralla al oeste es el más largo y se encuentra interrumpido por la Puerta de Estremoz que es flanqueada por dos cubos de planta en "U" rematados por merlones. En el vértice oeste-suroeste de la cerca se encuentra la torre del homenaje, de planta cuadrada, también rematada por almenas y reforzada por. La zona más al sur del paramento suroeste tiene una altura menor que la restante muralla, siendo este desnivel marcado en el remate en forma de escalón sillería de mármol, por otra parte el paramento noreste delimita al norte el Largo da Misericordia, se compone de un largo tramo parcialmente reforzado en el área norte, este paramento es interrumpido por la Puerta del Granero, flanqueado por un cubo de planta casi circular, con almenas en la cima. Al sureste, visible desde el exterior, existe un pequeño tramo de muralla con escasos metros, sin almenas.

Fortificación de Borba

Más fotografías en mi ÁLBUM DE GOOGLE

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista