Revista Cultura y Ocio

Fragmentos Nº17: El lector de Julio Verne

Publicado el 30 marzo 2012 por Kovua

Almudena Grandes El lector de Julio Verne
Fragmentos Nº17: El lector de Julio Verne Sí que la había visto, no habría podido no verla porque estaba en una pared de la oficina, clavada con cuatro chinchetas. Era un retrato de grupo, unos quince hombres vestidos de paisano, entre los que se reconocía muy bien a Elías, por el flequillo, a Celestino, por esa frente tan ancha que había dado lugar al mote de su familia, a los dos Fingenegocios, y a algunos más, posando con tres o cuatro mujeres, entre ellas Fernanda la Pesetilla, que llevaba un uniforme blanco, como de cocinera, y estaba colgada del brazo de su marido, Nicolás Saltacharquitos. En aquel retrato había también dos desconocidos, uno altísimo, con el pelo rizado y unas gafas que debían de estar muy sucias, porque de sol no eran, pero tampoco dejaban ver bien sus ojos, y otro que no lo era del todo, porque medía un metro ochenta, tenía el pelo claro, los ojos de color miel, y era muy, muy guapo, aunque en mi opinión no tanto como Sanchís. Todos ellos estaban plantados en una acera, delante de la puerta de un bar, o un restaurante, en cuyo toldo aparecía un nombre que cualquiera de nosotros sabía leer de un tirón, «Casa Inés, la cocinera de Bosost». No se veía nada más que eso, ni coches, ni otras personas, ni placas con el nombre de la calle, ningún indicio de que aquella foto hubiera sido tomada en el extranjero. Por eso, porque todo en ella era inconfundiblemente español, Paquito no era el único habitante de Fuensanta de Martos que desconfiaba de que los guerrilleros hubieran logrado huir, aunque nadie sabía qué pintaba una palabra tan rara, Bosost, en todo aquello.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Charles Simic (1938): El mundo no se acaba (fragmentos)

    Me raptaron los gitanos. Mis padres me raptaron de vuelta. Luego me raptaron de nuevo los gitanos. La cosa duró algún tiempo. Tan pronto estaba en la caravana... Leer el resto

    Por  Fruela
    CULTURA Y OCIO, TALENTOS
  • Fragmentos Nº5: Reina Lucía

    Fragmentos Nº5: Reina Lucía

    E. F. Benson Reina Lucía Había llegado ya hasta los escalones de piedra para saltar el murete que daba a los sembrados cuando decidió sentarse allí un momento. Leer el resto

    Por  Kovua
    CULTURA Y OCIO
  • Fragmentos Nº7: Reina Lucía

    Fragmentos Nº7: Reina Lucía

    E.F. BensonReinaLucíaEnaquel momento, en el instante preciso en que se estaban repartiendo lassorpresas navideñas, el sonido de los villancicos se oyó desde el... Leer el resto

    Por  Kovua
    CULTURA Y OCIO
  • Fragmentos Nº6: Daisy sisters

    Fragmentos Nº6: Daisy sisters

    HenningMankellDaisysistersLaNochebuena resulta todo lo bien que pueda imaginarse. Cuando Eivor se acuestaen el sofá que le ha preparado Linnea y mira el árbol... Leer el resto

    Por  Kovua
    CULTURA Y OCIO
  • Fragmentos Nº8: Crepúsculo

    Fragmentos Nº8: Crepúsculo

    Stephenie MeyerCrepúsculo Cruzó como una bala, como un espectro, la oscura y densa masa de maleza del bosque sin hacer ruido, sin evidencia alguna de que sus... Leer el resto

    Por  Kovua
    CULTURA Y OCIO
  • Fragmentos Nº9: Crepúsculo

    Fragmentos Nº9: Crepúsculo

    Stephenie MeyerCrepúsculo–Inspeccione a fondo su mente en ese momento –comenzó en voz baja–. Una vez que te vio, dudo que yo hubiera podido hacer algo para... Leer el resto

    Por  Kovua
    CULTURA Y OCIO
  • Fragmentos Nº11: Todo está perdonado

    Fragmentos Nº11: Todo está perdonado

    Rafael Reig Todo está perdonadoFueron la primera generación española que creció con la televisión puesta. Vieron el Alunizaje, se sabían los anuncios de... Leer el resto

    Por  Kovua
    CULTURA Y OCIO

Revista