Magazine

Freidoras de aire: grátamente sorprendido

Publicado el 07 marzo 2022 por Miguel Carvajal @2caminostienes
Freidoras de aire: grátamente sorprendido

Las freidoras de aire no son ni mucho menos nuevas. En 2.010, Phillips presentó la Airfryer en la IFA (feria de productos de consumo) de Berlín y desde entonces han ido avanzando tecnológicamente hasta el día de hoy, aunque el principio en el que se basan sigue siendo el mismo: la circulación de aire caliente.

Freidoras de aire: grátamente sorprendido

AirFryer presentada por Phillips en 2.010


Hace unos años, cuando supe de su existencia por primera vez, me parecieron aparatos muy limitados, y además, la mayoría de los comentarios que se podían leer sobre estas freidoras solían ser poco halagüeños.

Desde entonces ha llovido mucho, y curiosamente hace unas semanas me saltó en el teléfono móvil un artículo hablando sobre un marca (totalmente desconocida para mi) y sobre sus virtudes. No me preguntéis porqué, pero sin tratarse de algo que me interesase especialmente, leí el artículo y me dejó sorprendido lo que averigüé sobre lo que cacharros pueden hacer

El artículo hablaba sobre la que al parecer está considerada como una de las mejores marcas de freidoras de aire del mercado actual: Cosori, una marca norteamericana. Sin saber muy bien cómo ni porqué, me encontré viendo vídeos de recetas y explicaciones (con usos reales) sobre su funcionamiento, y tengo que decir que me sorprendió lo que había cambiado el panorama en lo referente a estos aparatos.

En el siguiente vídeo podéis ver, por ejemplo, como preparar huevos duros en una freidora de aire:

Este es el modelo de 5,5 litros de Cosori, que se puede encontrar con o sin WiFi, y fue el elegido por las buenas críticas, el tamaño y la forma de la cesta, los 1.700w de potencia, y en general, por la buena fama que tiene la marca. Aquí tenéis el enlace de Amazon por si os interesa.

Freidoras de aire: grátamente sorprendido

Freidoras de aire: grátamente sorprendido

Aquí se puede ver el tamaño de la cesta.


Las ventajas que tienen estas freidoras de aire caliente son, principalmente, la eliminación casi por completo de las grasas añadidas (en forma de aceite y similares) y la rapidez a la hora de preparar los alimentos, todo ello basándose en una tecnología muy sencilla: la circulación de aire caliente, que es la función de la que disponen casi  todos los hornos convencionales y que conocemos como convección (símbolo del aspa que seguro os suena). Pero claro, un horno normal tarda su tiempo en precalentar, es mucho mas grande y consume mas energía, tardando por lo tanto mas en cocinar los alimentos. Así que para preparar menos cantidad de lo que sea, no merece la pena encenderlo.

Tanto fue así, que como en casa hace unas semanas que nos hemos propuesto cambiar nuestros hábitos y comer de una forma más saludable y tenían uno de sus modelos en oferta, no me lo pensé y la compré. Tengo que decir que en casa no tenemos freidora normal de aceite, no solemos comer fritos, y si comemos algo que requiera freidora, lo solemos preparar en el horno, como por ejemplo empanadillas, o albóndigas (entre otras muchas cosas).

Pero no vayamos a engañarnos. Unas patatas fritas cocinadas en freidora de aire no van a saber igual que las tradicionales fritas en aceite. Lógicamente estamos acostumbrados al sabor de las segundas, pero si te haces con una freidora de aire es porque tienes la intención de comer mas sano, y puedo decir con total franqueza que, aun existiendo esa diferencia de sabor, en realidad es mínima y en un par de días te habrás acostumbrado. Añadir que para muchas recetas hay que aportar algo de grasa para que el resultado final sea lo mejor posible, y esto se hace con un spray de aceite, con lo que la cantidad utilizada es mínima. 

La freidora la estrenamos con dos recetas clásicas: patatas fritas y alitas de pollo. Ambas nos sorprendieron, ya que esperábamos mas diferencias con respecto a las preparaciones tradicionales. Las patatas salieron muy muy buenas, y eran patatas frescas no congeladas. 

Freidoras de aire: grátamente sorprendido

Toda la cena hecha con la freidora de aire: alitas de pollo, patatas fritas y tequeños

Las alitas fueron otro nivel. Salen incluso mejor que fritas, ya que no es necesario añadirles nada de aceite, se cocinan con su propia grasa y quedan crujientes. Sencillamente espectaculares.

Freidoras de aire: grátamente sorprendido

Así quedaron las alitas de pollo

Con el paso de los días, voy descubriendo nuevas recetas y las infinitas posibilidades de esta máquina: tarta de queso, magdalenas, pan, etc... ¡Seguiremos informando!

Si tenéis alguna duda, no os cortéis, preguntadme y si está en mi mano, os solucionaré las dudas.


Volver a la Portada de Logo Paperblog