Revista Diario

Futbol tibetano

Por Javixas

Futbol tibetano

Casi me caigo de la alegría cuando unos monjes nos proponen a un grupo de voluntarios (ya hablaré de esto más adelante) jugar un partido de fútbol. Pero ya no sólo por la necesidad de deporte, ni por la diversión sino que además el partido tendrá lugar en un templo.

Es domingo, que mejor día para acoger un partido de fútbol, pero el convento, quizás asustado por la furia española, decide no jugar… Pero no hay problema, porque hay otro equipo deseando batirse en duelo, y la localización es en la cima de una montaña, en la ciudad de los niños, donde se encuentran los colegios para los niños tibetanos, que cruzan el Himalaya, sin mantas ni ropas de abrigo para no ser reconocidos por la policía fronteriza, y donde encuentro unas instalaciones de lujo, y una pasión por el fútbol que no me esperaba en absoluto.

Futbol tibetano

Y el partido apasionante, y aunque se empezó tímidamente, poco a poco se fueron hilando buenas jugadas y muy buenos goles. Ni que decir tiene que ganamos, pero eso es lo de menos, fue un partido precioso, sin faltas, con risas, con cansancio (quizás acusado por la altitud), y del que disfruté como un niño.

Futbol tibetano

Entrada dedicada a Ignashito y Pat, no dejé de pensar en vosotros ni un segundo!


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas