Revista Remedios

Ginecomastia

Por Gabriel Giner @esaludcom

En la mujer, el crecimiento de los pechos es algo que se da de forma natural y es común, por lo que no representa ningún tipo de anormalidad, sin embargo, esto no sucede de la misma manera en el hombre. Y es que sí, en el hombre también se puede dar el caso de agrandamiento de pechos, aun así, esto no sucede normalmente y de hecho es un signo de que algo pueda estar mal en el individuo.

Puede haber varias razones por la cual a los hombres le crecen los pechos de forma irregular, desde obesidad hasta una gran variedad de enfermedades, y entre todas estas la más común suele ser una condición llamada ginecomastia, la cual afecta a más hombres de los que puede parecer y es una condición que genera un leve agrandamiento en los pechos del hombre, como si le estuviesen creciendo los senos.

a continuación se hablará en profundidad sobre la ginecomastia, qué es, cuáles son sus síntomas, qué la ocasiona y cuales son los tratamientos que existen. No tienes que preocuparte, generalmente no se trata de una condición grave y en muy pocos casos requiere de una cirugía, pero de esto ya hablaremos más adelante.

¿Qué es la ginecomastia?

La ginecomastia es el aumento de tamaño de las glándulas mamarias y del tejido de los pechos en los hombres, este aumento de tamaño en el tejido suele ocurrir debido a la excesiva acumulación de grasa en el área de los pechos, acumulación que a su vez se debe a una alteración hormonal.

El incremento en el tamaño se puede dar en uno o en ambos pechos, y en ocasiones ocurre de manera desigual, por lo que es posible que uno de los dos pechos aumente más de tamaño que el otro, y otras veces puede que solo uno de los dos crezca, mientras que el otro mantiene un tamaño normal.

Ginecomastia masculina

Ginecomastia masculina
La ginecomastia es un problema que afecta exclusivamente a los hombres, ya que el aumento de las glándulas mamarias es normal en las mujeres dado los altos niveles de estrógeno que producen en comparación a los hombres. Un dato curioso, es que la ginecomastia es un problema que afecta aproximadamente entre el 40 y el 60% de la población masculina en España, y aunque la cifra varía en el resto del mundo, no lo hace por mucho, por lo que es una condición más común de lo que parece. Curiosamente, uno de los países con mayor presencia de esta condición es Estados Unidos, debido principalmente al alto índice de obesidad del país norteamericano.

Síntomas de la ginecomastia

La ginecomastia, como cualquier otra enfermedad o condición, tiene su propia sintomatología. Los síntomas son principalmente dos y estos son:

Agrandamiento del pecho y de las glándulas mamarias

Como ya se ha comentado, el primero de los síntomas es el agrandamiento anormal de uno o de los dos pechos. Se tiene que tener en consideración que este agrandamiento en ocasiones es leve y puede confundirse con obesidad, ya que la obesidad también puede causar un agrandamiento en los pechos.

Para corroborar que se trate de ginecomastia, el médico especialista deberá hacer un examen que por lo general consiste en palpar el área de los pechos para confirmar que el agrandamiento sea por un aumento en el tamaño de las glándulas mamarias y no solo acumulación de grasa. Es más fácil comprobar que se trata de ginecomastia cuando el crecimiento sucede de manera irregular, es decir, que crezca más un pecho que el otro; ya que esto no suele suceder durante un caso de obesidad.

Dolor al presionar las glándulas mamarias

Otro síntoma que siempre se hace presente durante la ginecomastia es el dolor en los pechos. Este no es un dolor crónico, y solo suele aparecer al momento de ejercer presión en las glándulas mamarias. La intensidad con la que se presenta el dolor varía de caso en caso, y suele ser uno de los métodos más eficientes para comprobar la presencia de la ginecomastia.

Diagnóstico

El diagnóstico de la ginecomastia es bastante sencillo, por lo general se suele detectar durante las primeras dos etapas, aunque en algunos casos puede que hagan falta algunos exámenes médicos más profundos, sobre todo para medir los niveles hormonales del paciente. El diagnóstico de la ginecomastia consiste en:

Anamnesis o entrevista médica

La anamnesis o entrevista médica es el primer paso para diagnosticar la ginecomastia. Durante esta entrevista el médico suele realizar una serie de preguntas al paciente relacionadas con su historial clínico, su estilo de vida, información personal como la edad, la dieta que lleva, entre otras cosas.

De igual forma, durante esta etapa se suele preguntar como ha sido el agrandamiento de pecho, si este se ha dado de forma repentina o ha ocurrido luego de un cambio en el estilo de vida de la persona. En caso de obesidad, también se suele preguntar si el agrandamiento a ocurrido a inicios de la obesidad o tiempo después de presentar sobrepeso.

Exploración física

Exploracion fisica
La exploración física es el segundo paso que se realiza durante el diagnóstico de la ginecomastia. En esta etapa, el doctor procede a palpar el área de los pechos, con el objetivo de determinar el tamaño de las glándulas mamarias, así como también determinar si hay alguna molestia o dolor en las mamas del hombre.

En la mayoría de los casos de ginecomastia, se suele presentar una especie de “bola” o masa en los pechos, estas masas se deben al incremento de tamaño de las glándulas mamarias. Aunque en muy pocos casos también se pueden deber a tumores; de hecho, dependiendo de la gravedad del asunto y de los resultados del diagnóstico, se pueden realizar exámenes para descartar un posible cáncer mamario, principalmente en los pacientes mayores de los 50 años.

¿Cuáles son sus causas?

El agrandamiento de las glándulas mamarias en los hombres puede ocurrir por diversas causas, algunas de estas se pueden considerar como naturales, mientras que en otras se debe a una alteración o anomalía en el organismo. Las causas de ginecomastia pueden ser:

Desequilibrio hormonal

En el caso de la ginecomastia, la causa más común es un desequilibrio hormonal entre el estrógeno y la testosterona que produce el cuerpo. Este desequilibrio hormonal bien puede ser una disminución grave en la producción de testosterona o, como suele pasar mayormente, un incremento en el nivel de estrógeno dentro del cuerpo.

Por su parte, el desequilibrio hormonal puede deberse a múltiples factores que se ven relacionados con la alimentación, el consumo de fármacos, el estilo de vida, entre otras razones.

Dieta desequilibrada

Una de las causas de la ginecomastia es una dieta irregular o el consumo excesivo de alimentos transgénicos que hayan sido tratados con dosis hormonales de estrógeno, como puede ser en el caso del pollo, que en algunos sitios se les inyecta estrógeno y otras hormonas para acelerar su crecimiento.

Otro factor a tener en cuenta es el consumo excesivo de grasas, ya que la grasa puede desencadenar un incremento en los niveles de estrógeno en el organismo. Razón por la cual aquellos hombres y niños que consumen alimentos con un alto contenido de grasa, sobre todo en la etapa de la pubertad, suelen presentar ginecomastia.

Consumo de fármacos

Otra causa de un desequilibrio hormonal puede ser debido al consumo de ciertos fármacos, ya que algunos medicamentos pueden llegar a alterar las glándulas suprarrenales, las cuales se encargan de la producción de estrógeno, o incluso tener otros efectos en el organismo. Entre los tipos de fármacos que pueden llegar a causar ginecomastia se encuentran:

  • Suplementos hormonales.
  • Antiulcerosos.
  • Drogas o fármacos psicotrópicos.
  • Fármacos cardiovasculares.
  • Antimicrobianos.
  • Antitumorales.

Estos tipos de fármacos, debido a sus componentes activos, pueden producir desequilibrios hormonales que de forma indirecta fomenten el crecimiento de las glándulas mamarias en los hombres. Hay que aclarar que este tipo de efectos no son seguros, y no suelen darse en el 100% de los casos, por lo que es solo una posible causa que dependerá principalmente del estilo de vida de la persona, al igual que de factores como la edad o el tiempo que dure el tratamiento farmacológico.

Consumo de fármacos

Estilo de vida de la persona

Un estilo de vida sedentario puede ser una de las causas de ginecomastia, sobre todo en los hombres mayores a los 50 años o en los jóvenes que se encuentran pasando por la pubertad.

De igual forma, aquellos individuos que sufren de sobrepeso u obesidad tienden más a sufrir de esta condición, por lo que no es raro que una persona con obesidad sufra de un aumento en las glándulas mamarias, claro, que no en todos los casos se trata de ginecomastia, en algunos casos, el agrandamiento de los pechos en personas obesas se da por acumulación de grasa.

Luego del nacimiento debido al estrógeno de la mamá

En los recién nacidos, la ginecomastia suele presentarse comúnmente debido a que, durante el embarazo, los altos niveles de estrógeno de la mamá suelen pasarse al bebé a través del cordón umbilical y durante la lactancia materna sucede algo similar. En este caso no hay ningún tipo de preocupación, y suele desaparecer por si sola con el tiempo.

Pubertad

En los niños, cuando entran a la etapa de la pubertad, suelen verse algunos cambios o desequilibrios hormonales que pueden llegar a producir ginecomastia; una vida sedentaria y la obesidad también pueden influir en la aparición de esta condición. Similar a lo que sucede con los recién nacidos y los bebés, la ginecomastia suele desaparecer por si sola con el tiempo.

Tratamiento de la ginecomastia

En la mayoría de los casos, sobre todo en niños y adolescentes, el problema suele desaparecer por si solo, por lo que no es necesario la aplicación de ningún tipo de tratamiento o procedimiento quirúrgico. Sin embargo, pueden darse casos en los que se hace necesario un tratamiento; generalmente estos casos se deben a que se presenta un impacto psicológico fuerte en el paciente o por la persistencia de la ginecomastia en el tiempo.

Los tratamientos que existen para la ginecomastia pueden ser de dos tipos, uno de ellos es farmacológico, mientras que el otro es a través de una cirugía u operación.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico es el más común, dado que en muy pocas ocasiones se suele hacer necesario realizar una operación para la ginecomastia. En el caso de un tratamiento con medicamentos, se suelen suministrar fármacos que controlan o inhiben los receptores de estrógeno en las glándulas mamarias, al evitar que el estrógeno haga efecto en esta zona, se controla el crecimiento anormal de las mamas y por lo tanto la ginecomastia desaparece.

Otro tipo de medicamentos muy utilizados para tratar la ginecomastia son aquellos fármacos que disminuyen los niveles de estrógeno en el organismo, a la vez que aumentan la concentración de testosterona. Sin embargo, este tipo de tratamientos, dependiendo del medicamento que se utilice, puede llegar a producir efectos secundarios, como, por ejemplo, aumento de peso.

Operación de la ginecomastia

Operación ginecomastia

El segundo tipo se trata de un tratamiento quirúrgico. Hay que tener en cuenta que muy pocas veces se llega a practicar este tipo de procedimientos; esto se debe a que únicamente se realiza un procedimiento quirúrgico en casos en dónde haya un impacto psicológico grave, que perdure en el tiempo la condición o, en casos más graves, que se sospeche de la presencia de cáncer de mama o alguna otra complicación.

Por otra parte, la operación puede darse de varias maneras según el caso de ginecomastia que presente el paciente; por lo que el médico deberá determinar con antelación cuál es el proceso necesario para cada paciente.

En caso de que la causa del agrandamiento sea un exceso glandular prominente, es decir, un exceso en el tamaño de las glándulas mamarias será necesario eliminar ese exceso con ayuda de un bisturí. Si viene acompañado con un exceso de grasa o tejido, lo más probable es que también se realice una liposucción.

En caso de que la ginecomastia consista únicamente en un exceso de grasa o tejido, solo hará falta realizar una liposucción para eliminar el problema. Este suele ser el caso más común y por tanto la operación más realizada para la ginecomastia.

¿Dónde se puede realizar esta operación?

Una operación de ginecomastia se puede llegar a realizar en cualquier clínica, sin embargo, lo más común es que tengas que acudir a algún centro de estética, ya que es en estos sitios en dónde se suelen hacer este tipo de procedimientos quirúrgicos con mayor frecuencia.

Algunos de los centros donde te puedes realizar una operación de ginecomastia son:

  • FEMM Cirugía y Medicina Estética en Madrid.
  • Cirugía Plástica Castro Veiga en Madrid.
  • Patricia Gutiérrez en Valencia.
  • Clínicas Zurich Medicina y Cirugía Estética en varias regiones de España.
  • Palacios Ortega en Navarra.
  • Clinimagen en Las Palmas.
  • FLG Clinic en Alicante.
  • Alfabara Clínica de Estética y Adelgazamiento en Cádiz.
  • Clínicas Massana en varias regiones de España.

¿Cuál es el precio de esta operación?

Los costes de una operación de ginecomastia suelen variar según el caso de cada paciente y de otros factores, como por ejemplo el equipo de cirujanos, los equipos utilizados, el tiempo de operación y el quirófano donde se realice la operación.

En cuanto a un precio promedio, esto variará enormemente dependiendo de los factores antes mencionados, sin embargo, considera que puedes gastarte como mínimo unos 2000€, ya que los precios rondan justamente entre los 2000€ y los 4500 dependiendo de en dónde te lo realices y el tipo de ginecomastia que tengas.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Gabriel Giner 4773 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog