Revista Cine

Grandes frases: “Gravity”

Publicado el 16 agosto 2016 por Descartes No Fue Al Cine @descartescine
Grandes frases: “Gravity”

Gravity” fue una de las películas de 2014 que se me escapó. Y no es que no llegara con una campaña de publicidad importante, ni que pasara desapercibida: la cinta se llevó nada menos que siete Óscar en la ceremonia de ese año y la crítica alabó sus logros. Simplemente fue de esas pelis que vas dejando, dejando y terminas por perdértelas. Hasta ayer.

Poneos en situación: la tripulación de una misión espacial sufre un accidente mientras realiza labores de mantenimiento a más de 600 kilómetros de altura. Desde ese momento, la astronauta Ryan Stone (Sandra Bullock) tiene que intentar volver a la Tierra esquivando toda clase de aprietos.

Se acerca el final, la reentrada a la atmósfera terrestre es inminente, la velocidad suicida, y en la cápsula en la que ha conseguido escapar empieza a subir la temperatura de manera más que alarmante:

“Vale… Tal y como lo veo, sólo existen dos posibilidades: o llego ahí abajo con una historia que dejará a todos alucinados, o me calcino en diez minutos. Pase lo que pase, el que no arriesga, no gana… Pase lo que pase, va a ser una experiencia alucinante… ¡Estoy preparada!”

El director Alfonso Cuarón (mexicano encargado de “Harry Potter y el prisionero de Azkaban“, “Y tu mamá también” o “Grandes esperanzas“) consiguió hacer un buen trabajo con “Gravity“. Con ella nos transmite toda la angustia que sufre la protagonista y nos marea con las idas y venidas en ese espacio en el que la atmósfera cero convierten “arriba” y “abajo” en dos palabras sin sentido.

Y por si fuera poco, todo esto lo consigue con planos y movimientos imposibles y larguísimos planos secuencia que convierten a la película en una filigrana, un alarde de virtuosismo que mantiene el ritmo durante su escasa hora y media de duración.

Si me tuviera que quedar con dos aspectos de “Gravity” no lo dudaría. Por un lado estaría el trabajo del director de fotografía Emmanuel Lubezki, que consigue iluminar las escenas de manera que parecen sacadas de un sueño. Este mexicano de 42 años ha ganado el Óscar a mejor fotografía en las últimas tres ediciones con “Gravity” (2014), “Birdman” (2015) y “El renacido” (2016). Un artista de la luz.

Lo segundo que consiguió atraparme en “Gravity” fue la forma en que se nos muestra el espacio. A diferencia de las sagas de “Star Wars” o “Star Trek“, donde tenemos un espacio ruidoso y lleno de rayos láser y explosiones que destruyen naves o planetas, en “Gravity” -y aun en medio de lluvias de meteoritos y accidentes varios- vemos en el cosmos un lugar tranquilo, donde los movimientos suaves se imponen a las velocidades vertiginosas de esas cintas, y que nos recuerda más a otras como “2001: Una odisea del espacio” o “Alien, el octavo pasajero“.


Gravity” (Alfonso Cuarón, 2014)


 Si os ha gustado el trabajo de Emmanuel Lubezki en “Gravity”…

… no os podéis perder otras películas que se encargó de iluminar. Además de las citadas en el post, os recomendaría sin dudar “Una jaula de grillos” (“The Birdcage“, 1996), “Sleepy Hollow” (1999) y “Como agua para chocolate” (1992). En ambientes tan distantes entre sí como el Palm Beach más desenfadado y colorista, la América más supersticiosa y oscura o el México más costumbrista, Lubezki despliega todo su talento. Un talento todoterreno.

La entrada Grandes frases: “Gravity” es un contenido original del blog Descartes no fue al cine


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas