Revista Opinión

Green life: 5 trucos para no perjudicar el medio ambiente.

Publicado el 07 marzo 2019 por Carlosgu82

Seguro que hemos oído infinidad de veces “hay que cuidar el medio ambiente” y nos hemos parado a pensar con detenimiento esa frase. A boca de muchos podría ser una frase rápida para llamar la atención pero, para nuestra sorpresa, tiene razón.

En los últimos años el consumo de plástico ha crecido sin pausa, haciendo que encontremos hasta trozos de cualquier producto hecho con este material en el fondo del océano. De hecho, si nos paramos a observar nuestro cubo de basura, podremos encontrar que hasta el 80% de los residuos que generamos son plásticos. Los supermercados, por ejemplo, están haciendo un uso extremo de dicho material. ¡Incluso para las frutas necesitan plástico!

Es algo evidente que poco a poco estamos consumiendo el mundo. Las aves cambian sus migraciones, aparecen ballenas descarriadas en nuestras playas y un largo etcétera.

Hoy quería hablaros de 5 maneras (o trucos) que podemos utilizar para reducir nuestro consumo y no vernos “demasiado” involucrados en la destrucción del planeta.

  1. Usar bolsas de tela para la compra. Así de primeras puede ser una opción bastante básica pero creerme, con las bolsas de tela ahorramos un montón de dinero (contando con que actualmente las bolsas de compra valen como mínimo 5 céntimos) además de cuidar un poquito el medio ambiente. Este tipo de bolsas son mucho más duraderas y totalmente reciclables.
  2.  Comprar todos los productos posibles a granel. Quizá está opción sea un poco más rebuscada pero es posible. Cada vez que compramos una bolsita de legumbres, por ejemplo, estamos comprando a su vez una bolsita de plástico. Actualmente hay tiendas especializadas en vender este tipo de productos a granel, haciendo que sea mucho más cómodo y sin necesidad de generar más plástico.
  3. Regalar productos artesanos. Bueno, quizá esto suene un poco a locura a simple vista pero me parece muy buena opción. Muchas veces pecamos de comprar cosas inútiles -la mayoría con un alto porcentaje de plástico- y nos olvidamos de otro tipo de detalles. Podemos hacer nuestros propios regalos, a mano, con envolturas biodegradables. Por ejemplo, jabones, cosmética natural, etc.
  4. Cosmética natural. Tiene un poco que ver con la opción anteriormente señalada, y es que podemos hacer nuestros propios productos naturales sin necesidad de recurrir al plástico y a todos aquellos componentes perjudiciales para nuestra piel.
  5. Reciclar la ropa. Esta opción hasta hace poco no sabía que tenía que ver con el medio ambiente pero, tened por seguro que cada vez que se crea ropa nueva se necesita muchísimo material -plástico y agua incluidos. Las tiendas de segunda mano nos dan la opción de reciclar toda aquella ropa que sigue estando en perfecto estado. Nos sale más barata al bolsillo y así no contribuimos en la creación de más ropa en masa.

¿Qué os parece?

Quizá así de primer ojo es algo un poco extraño, porque, queridos amigos y amigas, estamos acostumbrados a vivir en un mundo en el que tenemos todo a nuestro alcance. Pero creerme, el planeta nos agradecerá que empecemos a tomar medidas para controlar nuestro consumo y el futuro del planeta.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas