Revista Economía

Grupo Puig prevé superar los 1.300 millones de negocio este ejercicio

Publicado el 16 junio 2011 por Quim @Quim_Marques
Grupo Puig prevé superar los 1.300 millones de negocio este ejercicio
Hoy se dará a conocer en Roma el primer perfume fruto del acuerdo estratégico entre la firma de moda Valentino y los catalanes de Puig, un grupo empresarial que ya consigue facturar más de las tres cuartas partes de su negocio allende nuestras fronteras.
Con este acuerdo el grupo Puig visualiza su apuesta por el crecimiento que se concreta en un aumento de sus ventas mundiales para este ejercicio de un 15%, hasta los 1.300 millones de euros. En el primer trimestre el aumento fue del 22%, (un 33% en el exterior). Añadir que las previsiones de beneficio para 2011 con las que funciona el grupo son algo mejores que las proyectadas sobre ventas por una mejoría de los márgenes.
Esta première mundial italiana que contará con la presencia del presidente de Valentino, Stefano Sassi, es el primer acto de un acuerdo cerrado hace un año. Puig ha descartado seguir produciendo la anterior gama (entre ellos se encontraban los perfumes V y Rockn’ Rose comercializados hasta el pasado año por Procter & Gamble Prestige) y se ha centrado en diseñar un nuevo y exclusivo perfume femenino de alta gama que empezará a ser comercializado el próximo otoño, no solo en la red de tiendas de la firma italiana (1.250 puntos de venta en 70 países), propiedad del fondo de capital Permira, la familia Marzotto y sus socios, sino en todo los canales de perfumería selectiva del mundo donde Puig está presente.
Esta estrategia permitirá a los perfumeros catalanes seguir ampliando su cuota de mercado que en 2010 era del 7% (6% en 2009) ratificando su séptimo lugar en el ránking mundial del sector.
La estrategia de crecimiento de Puig se basa en captar cuota de mercado en aquellos países emergentes más proclives al uso de perfumes y en aquellos segmentos más innovadores. De hecho, más del 50% de incremento de cuota se basa en nuevos productos que no existían hace cinco años.
Así, en los nuevos mercados de Latinoamérica donde se instalaron disponen de una cuota del 18%, de más del 10% en Oriente Medio y del 10% en Rusia.
El grupo tiene filiales en 21 naciones y sus productos se distribuyen en más de 130 países. La corporación cuenta con 3.560 empleados.
Marc Puig, su presidente y consejero delegado, reconoció, ante un foro de empresarios reunidos por la escuela de negocios Esade, que el plan estratégico de la compañía pasa por situarse entre los cinco primeros en cinco años y alcanzar una cuota de mercado del 10% como mínimo. “El resto de competidores tendrán dificultades para sobrevivir en un entorno de concentración del negocio”.
Actualmente los gigantes del perfume a nivel mundial son Louis Vuitton, L’Oréal, Procter & Gamble, Estée Lauder, Coty y Chanel.
Apuesta por la moda
El grupo Puig aparte de la perfumería dispone de una división de moda de lujo. Es propietario de alguna de las marcas más famosas como Carolina Herrera, Nina Ricci o Paco Rabanne. El negocio de la moda alcanzó en 2010 los 84 millones de facturación, un 25% más que el año anterior. Sin embargo, es necesario apuntar que esta estrategia conjunta de ambos negocios, desarrollada por otros competidores, no ha acabado de funcionar. Ellos son más optimistas.
Puig apuesta por el potencial de las fragancias unida a las marcas de moda. "Esta asociación nos ayuda a potenciar nuestra estrategia de un menor número de marcas pero de mayor fuerza para convertirnos en un player relevante dentro de este sector”.
Y es que la industria del lujo es un segmento que aúna crecimiento con procesos de concentración de marcas. Un ejemplo de ello es la reciente compra, el pasado mes de mayo, por parte de Puig del 55% del capital de la marca Jean-Paul-Gaultier, a Hermès.
Pero de cara a futuro el crecimiento no orgánico, sin estar aparcado, se posterga. “Somos muy prudentes en la ampliación del portfolio. Ahora tenemos por delante el lanzamiento de Valentino y desarrollar Prada que tiene un enorme potencial. Además acabamos de incorporar Jean-Paul-Gaultier que ampliará el negocio de nuestra división de moda. Hemos de consolidar lo que estamos haciendo y no distraernos con otras nuevas” afirma Puig.
No a la Bolsa
La firma catalana, de carácter familiar, está presente en el mercado desde 1914. A pesar de su tamaño no se han planteado una posible salida a Bolsa en los próximos años. “No está en previsto ni lo necesitamos. No tenemos problemas de recursos propios”, explica su consejero delegado, tercera generación al frente del negocio.
Apuntar por último, en relación a nuestro país que el mercado ibérico (España y Portugal) supone una cuarta parte de sus ventas pero con una tendencia decreciente debido a la atonía del mercado. “En 2010 en España conseguimos crecer un 2% pero este año será más complicado y nuestra previsión es de un estancamiento de ventas en el mejor escenario”.
Todo lo expuesto se concentra en: passion, people and performance, su lema y estandarte sobre la visión que impregnan a sus negocios.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista