Revista En Femenino

Guerra de Madres contra Madres

Por Titiroca

Ya se sabe que sé es mejor madre antes de ser madre. Hasta que te encuentras en la situación y haces muchas cosas que juraste que jamás harías y que incluso criticabas. Yo nunca le pondré dibujos... pues ahí te ves dejándole el móvil para que deje de llorar. Yo no daré gusanitos a mis hijos... y ahora la del chino te conoce por "tus compras" en su local. Y así con muchas cosas.

Pero también, cuando eres madre, te encuentras con muchos juicios de valor y críticas. (Aparece la guerra de Madres contra Madres)

Muchas veces las críticas vienen dadas por parte de mujeres que aún no han sido madres, lo cual no molesta lo suficiente porque sabes que cuando lo sean se tragarán sus palabras una a una y, criticar sobre algo que no han vivido, las deja sin grandes argumentos de peso.

Guerra de Madres contra Madres

Pero en otras muchas ocasiones, son madres las que critican y te enjuician sobre tu manera de proceder. Madres que experimentan lo mismo que tú. Madres que conocen la dureza de la maternidad. Madres que sufren en sus propias carnes los juicios de valor de otras madres. Madres que piden respeto en su forma de crianza para/con sus hijos. MADRES!!

Madres contra Madres! WTF! ¿Qué está pasando? ¿Dónde quedó la empatía? ¿Cómo pueden pedir respeto si ellas mismas no lo muestran? ¿Se creen perfectas para criticar a las demás?

Guerra de Madres contra Madres

Guerra de Madres contra madres.

Ésta es una de las guerras más ridículas que he vivido últimamente. RI-DI-CU-LA!

En la maternidad hay mil frentes abiertos: Lactancia materna contra lactancia artificial, BLW versus purés, porteo, comportamiento ante las rabietas, azúcar si o no, crianza, colecho, educación pública o privada, juegos, tecnología y los niños, superar la adolescencia, cachetes si o no, etc.

Y es la guerra de nunca acabar. Siempre va a haber diferencia en la manera de criar a los hijos, de ahí la diversidad de las personas. Lo que no se puede es creer que la única crianza respetable y correcta es la nuestra, y criticar a quien no lo hace de igual forma.

¡¡Vaya ejemplo de m**** se le da a los hijos con esta guerra de Madres contra Madres!! Es pura competición por aumentar un ego absurdo. En esta competición nadie gana, no hay unas normas únicas y correctas, cada madre tiene las suyas y se sobreentiende que lo hace lo mejor que puede. Solo debemos competir contra nosotros mismos.

Guerra de Madres contra Madres

Además, una cosa es criticar una conducta de la persona y otra, muy diferente, criticar a una madre como tal. Podemos opinar que Fulanita es " insoportable y nos cae mal" pero no que Menganita es " mala madre porque no da el pecho" (por poner un ejemplo). Esto último es patético y ridículo, ni que tuviéramos en poder la verdad absoluta.

NADIE somos quién para juzgar a una madre excepto sus propios hijos. ¡NADIE!

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :