Revista Cine

Gunga Din

Publicado el 16 marzo 2012 por Sidhe @leanansid
Gunga Din1939 Gunga Din  (de George Stevens el director de En Alas de la Danza o Gigante) es una película surrealista, de aventuras y con extravagantes dosis de humor que entre otras cosas, fue una fuente de inspiración para  llevar a cabo Indiana Jones.
Basada en los seriales de los años 30, afianzó la carrera de Archie Leach (que se había hecho los retoques de rigor y llevaba un par de años con su nuevo nombre de guerra: Cary Grant). La película parte también de un poema (del que recibe el el título) de Rudyard Kipling (hace un cameo un tanto desteñido, cosas del blanco y negro, supongo...)
Llegaba el fin de la  Depresión (a ver cuando llegamos a ese punto aquí) y el público ya disponía de algunos dólares para ir al cine y no recortar sus visitas para visionar exclusivamente noticiarios, dibujos animados, cortometrajes o películas de bajo presupuesto (fue un año de taquillazos y todo el mundo se quería subir a la ola...).
Como no podía ser de otro modo y en un intento de emular a Errol Flynn (con su amiguito de aventuras etílicas Douglas Fairbanks Jr) y con 1500 extras, actores y todo el elenco lograron (para pesar de la compañía) hacer la producción más cara y de exteriores más grandes de la historia de la RKO.
Rodada en Lone Pine California (aunque aparente ser algún remoto desierto de la India) durante la grabación (como en la mayoría de rodajes) hubo varias anécdotas remarcables. Por un lado, rociaron el suelo con petróleo para simular las susodichas y exóticas tierras (ni que fueran las playitas de Santorini, oigan), Grant se llevó un puñetazo que lo dejó inconsciente, alguno se tostó más de la cuenta y a otros el maquillaje corporal no les sentó especialmente bien...
Gunga Din
...Y en medio de todo ello, una recién llegada al star sytem Joan Fontaine (que pasa sin pena ni gloria por la película) y una historieta a la que el tiempo no ha tratado del todo bien. Tres sargentos, Gunga Din  (interpretado por el  níveo Sam Jaffe), una secta que rinde culto a la sanguinaria y temible diosa Kali (si los tontos volaran no se vería el cielo) y un argumento que intenta hablar del añejo colonialismo de la época...y que como película no acaba de cuajar ni como comedia, ni como historieta de aventuras ni como cine bélico. Es simplemente un vehículo de lucimiento de Cary Grant y por muy buenos ingredientes que tenga  a simple vista, el resultado no acaba siendo en absoluto interesante.
Gunga Din

A continuación su trailer y cuatro desteñidos wasabis.



Gunga Din

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista