Revista En Femenino

Hablemos: la belleza, seguridad y autoestima en nuestras hijas

Por Mamikanguro @MamiKanguro

Seis de 10 niñas dejará de hacer las cosas que les encantan porque se sienten mal con respecto a su aspecto físico. Afortunadamente, NOSOTROS, tenemos el poder de cambiar esto porque todos tenemos la oportunidad de hacer una diferencia en  la autoestima de una jovencita.  Como mamá o mentora tienes la capacidad de ayudar a una niña a desarrollar una relación positiva con la belleza: todo  comienza con una conversación, una charla. Haz tiempo para hablar con alguna niña en tu vida sobre la belleza, la seguridad en sí misma y la autoestima. La clave para hacer esto está en lograr que la conversación sea fácil, honesta y *¡uf!* un alivio.

Si  la charla está enmarcada en una serie de pasos fáciles de tomar, ¡ya tenemos recorrido la mitad del camino! (La primera mitad  sería, por supuesto, encontrar a tu compañera de “Hablemos”).

Por Jess Weiner Embajadora Mundial de Autoestima de Dove

Hablemos: la belleza, seguridad y autoestima en nuestras hijas

Cuando leí la nota en Mamás y bebés no daba crédito… realmente como mamá de tres nenas no puedo hacerme la tonta en este tema: como sociedad estamos jodidos. A las nenas les metemos modelos de belleza inalcansables ya sea por su genética, su ascendente étnico o por mil razones ajenas a ellas mismas. Sólo el 11% estará cómoda con la palabra “bella” para describirse es muy fuerte. Demasiado fuerte. Les comparto los consejos de esta mujer que es embajadora de Dove para fortalecer la autoestima de tus hijas.

1- Pregunta

El primer paso es simplemente preguntarle a  alguna niña en tu vida cuál es su relación con  la belleza; no asumas automáticamente que ya  sabes o entiendes solo porque tú también ya lo  viviste. Todos llegamos a desarrollar valoraciones  sobre nuestra propia belleza de forma distinta.

Algunas preguntas pueden ser:

  • ¿Qué es lo que te hace sentir más hermosa?
  • ¿Sientes que la belleza es una fuente de presión enorme para tus amigas?
  •  ¿La forma en que te valoras a ti misma o a tu  belleza te ha limitado en hacer las cosas que te gustan?
  • ¿Qué más quisieras preguntar/saber/compartir sobre la belleza?

2- Comparte

En vez de darle consejos o decirle lo que debe  hacer, escucha sus respuestas y comparte algunas de tus experiencias propias. Siempre resulta  útil hablar abierta y honestamente; no tienes que  ser una “experta” ni tienes que tener todas las  respuestas, sólo tienes que compartir desde tu  corazón. Por ejemplo, puedes comenzar diciendo:  “lo que me dijiste me recuerda algo que sucedió  en mi vida” o “me encantaría compartir contigo  una historia similar…”  Supera una de las barreras de comunicación: Intenta evitar decir “cuando yo tenía tu edad…”; a las  niñas generalmente no les gusta ese comentario,  mejor conéctate con sus emociones y su intelecto  para comunicarle que tienes alguna solución que  a ti te sirvió.

3- Escucha

Toma el tiempo necesario para digerir sus respuestas sobre lo que compartes con ella. Fíjate qué  otros efectos causan tus comentarios en ella. Está  bien si necesitas hacerle más preguntas, pero  asegúrate de no bombardearla con un interrogatorio, y dale la oportunidad de hablar acerca de  posibles soluciones. A veces lo único que una niña  necesita es hablar las cosas para poder sacarlas;  si se siente protegida, escuchada y con una conexión íntima, lo logrará.

4- Actúa

Continúa tus conversaciones con acciones. Al  final de la conversación, extrae de 1 a 3 ideas que hayan surgido de tu plática para seguir su  progreso.

  •  ¿Le gustaría hablar con su mamá, mentor(a) o amigas sobre su relación con la belleza?
  • ¿Le gustaría ver las imágenes proyectadas en los medios de una forma distinta?
  • ¿Le gustaría escribir un email o comentario en un blog sobre sus sentimientos?

Anímala a que piense en las formas en que puede lograr que esta conversación se  convierta en una realidad concreta (también pueden hacerlo juntas ella y tú).

Si te gustó esta nota, quizás te interesen estas otras:

  1. Guías para una buena interacción con tu niña o niño
  2. Cómo matar a la crianza con apego: Vínculo madre e hijo, ¿hasta dónde?
  3. Estamos haciendo las cosas mal: Estrés en la infancia
  4. Esto no es juego: La importancia de jugar con nuestros hijos
  5. Los Padres Helicópteros
  6. El sueño y la Crianza Feliz y las percepciones de los niños (Rosa Jové)
  7. Razones por las que hay que atender el llanto de los bebés
  8. Nuevas y viejas penitencias infantiles ¿Sirven? ¿Cómo aplicar límites cuando criás con apego?

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :