Revista Comunicación

¿Hasta cuándo, Microsoft?

Publicado el 25 enero 2010 por Cosechadel66

El jueves 21 de enero pasado, la compañía Microsoft Ibérica público en su blog corporativo, como primer post “oficial” (había una entrada anterior pero era una mera bienvenida) el titulado “Contenidos inapropiados en redes sociales“. Curioso nombre para una mera y a mi juicio pobre justificación sobre una actitud que tan sólo parchea situaciones muy graves que se producen en su red social.

Parece estar de moda en la red, sobre todo a raíz del famoso anteproyecto de la LES y su correspondiente “manifiesto”, hablar de que no se puede “controlar” la red, o dicho de manera más coloquial, de que no se pueden poner “puertas al campo”. Se argumenta que la red es un gran invento que proporciona beneficios enormes en relación a estas “partes oscuras” que para los actuales “protagonistas” y empresas punteras de la red parecen ser un “mal menor”.

El artículo empieza enumerando datos. La gran cantidad de información que se sube y se maneja diariamente en las redes sociales. Y se dice, se admite, que no se puede controlar…. la verdad, me acojona, me da miedo. Tampoco se podrían controlar, por la misma razón, la cantidad de coches y conductores que hay en el mundo, pero tanto los gobiernos como las empresas se afanan en hacerlo. Existe un carnet de conducir, existen investigaciones continuas por parte de los fabricantes en cuanto a seguridad en sus vehículos, e incluso se utiliza eso como factor diferencial en su estrategia de ventas. Salvando las distancias (no quiero un “carnet de internauta”), ¿porque eso no ocurre en la red? ¿Porque la red va a tener reglas distintas en cuanto a los derechos de nuestra infancia? Cualquier demanda de control por parte de los usuarios o del gobierno se contesta desde determinado sector , muy importante e influyente en la red, como si fuera un intento de censura a la sacrosanta libertad. Puede que mi hija de 13 años se este beneficiando de esa libertad y de esa facilidad de acceso a contenidos que ofrece la red, pero bastaría un sólo contacto con esa “minoritaria” parte oscura, para que no mereciera la pena en absoluto, y para que yo desease que no se hubiera acercado a un ordenador en su vida. Puede que para Microsoft sea imposible pensar en controlar la red. Para mi es imposible no pensar que se debe conseguir la manera de hacerlo.

Porque yo soy un enamorado de la red. Tengo blog, perfiles en Twitter, Facebook, Google y el mismo Messenger. Hasta he fiado mi futuro al sueño de trabajar escribiendo a través de este medio. Porque no le tengo miedo a Internet, porque pienso que tenemos en nuestras manos una herramienta que puede cambiar el mundo, y que lo puede hacer para bien. Pero esta vez no puede ser para unos pocos, esta vez no podemos dejar de mirar bien donde pisamos, esta vez no podemos volver a abrir una brecha entre los intereses de empresa y la gente a la que se pretende servir y a la que se termina tratando como simples partes de un balance de resultados.

¿Donde se habla en el post de Microsoft de utilizar filtros más eficaces para subir contenidos basados, por ejemplo, en las etiquetas que el mismo usuario suele poner al rellenar sus intereses o sus materiales? ¿Porque no se utiliza la investigación y los recursos que a buen seguro serán publicitados en cuanto a la “inteligencia” de las búsquedas para facilitar el trabajo de quien busque esos contenidos? ¿Porque no se filtra no sólo el acceso de menores a determinados contenidos, sino también el acceso de adultos a los menores? ¿Porque no se crea una red alternativa para menores, distinguiéndola de la adulta? ¿Porque no se pone aun más visible el mecanismo de reportar abuso, colocándolo por ejemplo en la parte superior de los perfiles? ¿Porque no se investigan no sólo al perfil denunciado sino a la red que surje de ese mismo perfil? ¿Hablamos de beneficios, de balances económicos, o de seguridad, una seguridad razonable para nuestros hijos? ¿Porque no se promueve un código de conducta a nivel internacional para todas las redes sociales? ¿Porque no existe un centro de soporte telefónico para la atención de denuncias graves, como lo son las de pederastia o abuso infantil, de la misma manera que lo hay para un defecto en un programa de la empresa?

Se necesita mayor inversión y mayor innovación en convertir la red en un sitio más seguro para nuestros hijos sin que eso suponga un recorte de libertad y de posibilidades de adquisición de conocimientos. Las grandes empresas, como Microsoft en este caso, no pueden eludir su responsabilidad ante la evidencia de problemas tan graves como la pederastia y el abuso infantil tachándolas de manera general como contenido “inapropiado”. En la red o en la calle, eso es un delito. Y en la red o en la calle, yo quiero que mi hija pueda caminar y crecer segura, sin que eso suponga que yo baje la guardia en advertirla de los peligros que puedan tener, la red o la calle, o esté lo más atento posible a evitárselos. El hecho de que existan 10.000 perfiles denunciados no le tendría que servir a Microsoft para vanagloriarse del alto número, sino para darse cuenta que algo no termina de funcionar bien en su red social.

Por supuesto, no sólo es un problema de Microsoft. La administración debe tomar cartas en el asunto, y procurar administrar los medios humanos y tecnológicos necesarios para que la red no sea terreno abonado para ningún tipo de delincuencia, y ello no tiene porque suponer ningún menoscabo de nuestras libertades. Y por supuesto, tiene la obligación de requerir de las empresas la colaboración en esa lucha, al igual que, por ejemplo, han obligado a los fabricantes de automóviles a incorporar elementos de seguridad en sus modelos.

Os dejo con un vídeo realizado por Marcelino Madrigal en respuesta al mismo post al que me refiero en el texto. Marcelino lleva luchando contra muchas cosas mucho tiempo, sin haber conseguido más que ser tachado irónicamente de “justiciero” o de “vengativo” por las mismas personas que deberían tener la mínima calidad humana de utilizar sus influencias y poder en la red para ayudar a acabar con esto. Marcelino ha dicho alguna vez en Twitter que no quiere seguidores, que quiere gente que piense por sí misma. Y eso debemos hacer.  Leeros el post de Microsoft, y luego daros una vuelta por el blog de Marcelino. Visionad sus vídeos, leed sus argumentos y juzgad si merece la pena la lucha.  Yo creo que si. Y me pregunto, como él, ¿hasta cuando?

Click here to view the embedded video.

 

Comparte Cosechadel66: Facebook Google Bookmarks Twitter


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Sobre el autor


Cosechadel66 139 veces
compartido
ver su perfil
ver su blog

El autor no ha compartido todavía su cuenta El autor no ha compartido todavía su cuenta