Revista Baloncesto

Hervelle saca pecho ante Messina

Publicado el 14 febrero 2010 por Toni_delgado @ToniDelgadoG

Hervelle saca pecho ante Messina

Hervelle, a punto de recuperar una pelota ante Garbajosa -EFE.

No hay mayor motivación que demostrar a aquellos que no creen en uno que se es válido, que esa desconfianza es más una cuestión personal que de aptitudes. Y no había nadie más motivado en Vistalegre que Hervelle. Extremadamente motivado estaba el pívot belga para demostrarle a Messina que se ha equivocado cediéndolo a Bilbao hasta final de temporada después de darle un papel completamente marginal. Hervelle cumplió su propósito ganando al Real Madrid por 80-87 con su mejor partido desde que llegó a la Liga ACB procedente del Pepinster en 2004. Guarismos que les pueden hacer ser el mejor jugador de la 22ª jornada: 16 puntos, once rebotes y ocho asistencias para un total de 36 de valoración. Messina, frío, le felicitó a Hervelle al final del partido, seguramente pensando que la vida tiene segundas oportunidades y que el belga había aprovechado la suya. Un gesto de cortesía y, teóricamente, sin consecuencias prácticas, pues sería extraño que el técnico italiano le repescara al final de curso. Lo inmediato será la Copa del Rey, en la que Bizkaia Bilbao Básket jugará como local y a la que llegará tras dos victorias consecutivas –la semana pasada superó al Suzuki Manresa– y por primera vez en mucho tiempo fuera de las plazas de descenso, pero con los mismos triunfos (siete) que Xacobeo Blue:sens. El Real Madrid comparecerá con dudas, aquneu ha recuperado la mejor versión de Llull, que a punto estuvo de remontar él solo el partido anotando once de sus 21 puntos en los últimos minutos.

 

Hervelle bailó cuando y como quiso a Garbajosa, más lento, superado casi siempre por el belga. Y esa frustración del ex jugador de Toronto Raptors quedó reflejada cuando se dejó rebañar una pelota y, sin remedio, cometió antideportiva sobre Hervelle. El pívot del Bizkaia Bilbao Basket anotó los dos tiros libres correspondientes y dejó a su equipo tan sólo un punto por debajo, después de haber llegado a ceder por once (43-32 a los 18m 14s). Los momentos más acertados del Real Madrid coincidieron con los nueve puntos de Reyes, intermitente por culpa de las lesiones. El MVP de la Liga del curso pasado fue uno de los que más protestó la actuación arbitral, una causa que descentró a los locales, incapaces de parar al propio Hervelle y a Warren (13 puntos).


Mumbrú y Llull


 

Sorprendido y abordado por las circunstancias, por la fragilidad de su defensa y la convicción de los visitantes, Messina se convirtió en una estatua humana cuando el conjunto de Katsikaris logró una renta casi insalvable (60-75 a los 7m 25s). Aleccionó a Llull por cometer otra antideportiva sobre Mumbrú -otro que como Hervelle volvió a Vistalegre, aunque su salida no fuese muy cordial-. El base internacional se siente totalmente cómodo en situaciones incómodas, rinde más y mejor cuanto más difícil sea la situación. Así que Llull empezó a anotar y a anotar, hasta dejar al Real Madrid al borde de su objetivo (77-82 a 2m 24s). Pero Salgado (16 puntos) impediría cualquier tipo de reacción con un triple y sobre todo botando para agotar las posesiones y ralentizar el juego. El partido fue un recital de Salgado, tan inmenso que había anotado un triple al límite del descanso desequilibrado y con tres jugadores punteándole.

 

“No hemos conseguido encontrar la regularidad en el juego”, sentenció Messina, que se autoculpó por la derrota. No le ayudaron Velickovic, Lavrinovic o Kaukenas, absolutamente desconectados y desconcertados ante la actitud de los visitantes, que gestionaron su ataque según sus intereses: velocidad tras fallo del Real Madrid o recuperación, parsimonia y paciencia tras canasta local. Tanto a la contra como en estático sobresalía Hervelle. El belga sacó pecho ante Messina. ¿Tendrá una segunda oportunidad en Madrid?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas