Revista Baloncesto

Historias de la NBA, Tracy McGrady

Publicado el 15 febrero 2014 por Shirlero @shirlero
Banner de la entrada Historias de la NBA, Tracy McGradyEstando en el fin de semana del All Star Game de la NBA y habiendo sido ya anunciados los seleccionados para el salón de la fama este año ha surgido una conversación en el desayuno sobre jugadores que quizás deberían ir pensando en meter y quizás no lo hagan saliendo una serie de nombres como el de Tracy McGrady.

¿Quién fue Tracy McGrady?


Tracy Lamar McGrady Jr nació un 24 de mayo de 1979 en Bartow Florida fue elegido en novena posición del draft de 1997, compartió draft con Tim Duncan y Chauncy Billups, siendo uno de esos jugadores que llego a la NBA directamente desde el instituto siendo Toronto Raptors su primer equipo y pasando posteriormente de forma destacada por Orlando Magic y Houston Rockets para después militar en otra serie de equipos como New York Knicks, Atlanta Hawks y por ultimo San Antonio Spurs entre otros siendo posiblemente uno de los jugadores que hizo más llevadera para la NBA la retirada de Michael Jordan.

¿Cómo era T-Mac?


Ante todo tengo que aclarar que mi perspectiva de Tracy McGrady parte desde toda la subjetividad de un fan pero seguramente si no hubiera empezado a seguir la NBA durante las dos últimas temporadas de Michael Jordan en Chicago Bulls, con sus correspondientes dos anillos, hablaría del que para mí ha sido el mejor jugador NBA que he podido seguir, verlo en su mejor momento era un espectáculo en sí mismo, aunque su carrera se ha visto tapada por una serie de peros e y sis.
Intentando hacerlo simple podría definir a T-Mac como un escolta en el cuerpo de un alero, media algo más de dos metros, esto nos dio a alguien que sobre el papel es complicado de defender, demasiado alto para algunos escoltas demasiado hábil para algunos aleros, que pudo promediar más de veinticuatro puntos,  cinco rebotes y cinco asistencias durante siete temporadas regulares seguidas en la llamada mejor liga del mundo, lo cual se puede comprobar que históricamente no es algo tan fácil de hacer como escribir, dejando desde Orlando una temporada 2002-03 donde se puede decir que domino la mejor liga del mundo en su fase regular consiguiendo superar el valor de treinta en el cálculo de su valoración de eficiencia, creo que a hoy día poco más de siete jugadores en la historia moderna de la NBA han conseguido hacer esto.
En plano menos numérico se podría decir que disponía de la habilidad para anotar como quisiera y casi cuando quisiera, mientras su cuerpo se lo permitiera, tanto desde el perímetro como entrando a canasta unido a una visión del juego que también le permitía ser un buen asistente, sin ser quizás el mejor en nada era bueno en casi todo y si contamos todos sus partidos en la NBA, incluido las temporadas en su ocaso, aun nos queda que ha conseguido unas medias en temporada regular donde supera los diecinueve puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias con porcentajes de tiro superiores al cuarenta y tres por ciento y treinta y tres en triples en una media de poco más de media hora de partido. Los playoffs son otra historia y quizás su mayor losa ya que en todas las temporadas que estuvo en la elite apenas llego a jugar cincuenta partidos y aun así dejando unos promedios donde supero los veintidós puntos, cinco rebotes y cinco asistencias por partido aunque sus porcentajes de acierto son más bajos, hablamos de algo más de cuarenta y dos en tiros con un veintinueve en triples por lo que posiblemente nunca se llegara a quitar el cartel de jugador perdedor.

Las lesiones y el no caer en el sitio adecuado


Hay otros casos de jugadores que han visto cortada su carrera antes de tiempo por las lesiones, Brandon Roy daría y habría que hablar en otra entrada por ejemplo, pero no por ello hace menos trágica la experiencia de T-Mac y es que cuando por edad, experiencia y lógica se suponía que debía alcanzar su mejor momento los problemas de espalda y rodillas se lo fueron llevando no volviendo a alcanzar el brillo que había tenido ni pudiendo terminar de adaptar su juego a su nueva situación y fragilidad, y aun así de vez en cuando aun se podía ver al fantasma de lo que había sido, no al menos para estar al nivel de uno de los jugadores determinantes de la liga. 
No estar en el sitio adecuado para Tracy ha sido casi un emblema en su carrera, comenzando por Toronto que en perspectiva no es una mala franquicia para poder entrar en la NBA, por ser finos no tiene digamos la presión de una franquicia ganadora, pero tampoco se la suele esperar para unas semifinales de conferencia su salto a Orlando, donde vimos su mejor versión, estuvo marcada por su paso adelante como jugador propiciada quizás por la gran ficha quizás de Orlando en esa época otro jugador con una carrera que también se podría considerar lastrada por las lesiones como fue Grant Hill y cuando una franquicia con no demasiada capacidad para atraer buenos jugadores ni para permitírselos de hecho ve buena parte de su presupuesto comprometida por una ficha que no se si llego a superar los cuarenta partidos por temporada de promedio en su etapa en Orlando puede que intentar llegar lejos en unos playoffs sea como subir el Everest, ahora viene Tom Thibodeau y me da de hostias, su traspaso a Houston Rockets tampoco fue la solución a posteriori.
La ya fragilidad de Tracy McGrady se unió a la de Yao Ming para dejarnos unos Rockets que tampoco consiguieron llegar nunca demasiado lejos. Después de su última gran lesión en Houston paso de forma de secundario por Nueva York lugar históricamente poco recomendable para intentar raspar un anillo ni siquiera para tener una temporada tranquila, Detroit que vivía los últimos años en reconstrucción, Atlanta donde no puedo decir mucho porque nunca se dice mucho de Atlanta, un breve paso por China y una repesca por parte de San Antonio con vista a los pasados playoffs donde en verdad posiblemente haya sido su única oportunidad de ganar el anillo y aun así Miami Heat fue una cuesta demasiado empinada tras la cual decidió que hasta aquí había llegado con el baloncesto dejándonos como ya he dicho uno de los nombres con mas peros e y sis de los últimos tiempos.

Demasiados reconocimientos individuales para tan pocos de equipo


Esto es un arma de doble filo en cierto sentido, como alguien así puede no haber pasado una primera ronda de playoff, no cuento San Antonio, teniendo en su cartera las cifras van más allá de la cábala puesto que ya es una cuestión de si él debería haber dado más o si faltaban otros que lo hicieran y aun así deja números como los siguientes.

Récords en la NBA

  • 2 veces máximo anotador de la NBA: 2003 (32.1), 2004 (28.0)
  • 7 veces All-Star de la NBA: 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007
  • 7 veces en los mejores quintetos de la NBA:
  • Primer equipo: 2002, 2003
  • Segundo equipo: 2001, 2004, 2007
  • Tercer equipo: 2005, 2008
  • Jugador Más Mejorado de la NBA: 2001

Récords de franquicia de Orlando Magic

  • Tiros libres anotados (1.819)
  • Más puntos en un partido con 62 (10 de marzo de 2004 vs. Washington Wizards)
  • Más puntos en una mitad con 37 en la primera mitad (9 de marzo de 2003 vs. Denver Nuggets)
  • Más puntos en un cuarto con 25 en el segundo cuarto (9 de marzo de 2003 vs. Denver Nuggets)
  • Más tiros libres anotados en un partido con 18 (25 de diciembre de 2002 vs. Detroit Pistons)
  • Más puntos en un partido de playoffs con 45 (en el segundo partido de la primera ronda de 2003, vs. Detroit Pistons)
  • Más triples anotados en una mitad con 8 (26 de enero de 2004 vs. Cleveland Cavaliers)

Logros personales

  • Partidos de +40 puntos (temporada regular): 45
  • Partidos de +50 puntos (temporada regular): 4
  • Partidos de +60 puntos (temporada regular): 1
  • Triples-dobles (temporada regular): 3
  • Comparte el récord de la NBA de más triples anotados en una mitad con 8 (26 de enero de 2004 Orlando Magic vs. Cleveland Cavaliers)

Sus grandes logros


Al no haber llegado a pasar de una primera ronda de playoffs hablar de grandes logros se reduce a temas de temporada regular y partidos sueltos, aun así se suelen citar varios
  • Sus trece puntos en treinta y cinco segundos para conseguir remontar y vencer a San Antonio Spurs. Este momento queda para la galería por conseguir demostrar que podía ser determinante en un partido al ser el único artífice de una victoria que parecía imposible.
  • El 30.3 de PER que llego a registrar en la temporada 2002-03 con Orlando. El hecho de que pocos jugadores hayan conseguido superar la barrera de los treinta de PER durante una temporada da una cierta referencia de lo determinante que pudo ser en la liga para un equipo como Orlando a pesar su posterior caída en playoffs.
  • Siete veces escogido para participar en el All Star. Esto viene a ser muy subjetivo desde el momento en que ves que un jugador como Joe Johnson también ha alcanzado esa cifra siendo este jugador una gran antítesis a McGrady en lo referente a saber donde estar y cuando.
  • Dos veces máximo anotador de la NBA. Añado que promediando más de seis asistencias y seis rebotes durante esas dos temporadas vividas en Orlando Magic.
Al final para la historia quizás sea demasiado poco bagaje para un jugador tan grande, quedara la duda de lo que pudo haber sido y si no pudo dar más por sus equipos cuando llego la hora de los playoffs, aunque si se miran sus números no acusaron un gran descenso con respecto a las temporadas regulares respectivas, pero tampoco tuvieron ningún ascenso que es lo que la historia más valoraría para considerarlo determinante.

¿Con que me quedaría?


De T-Mac me quedo con varias cosas dentro de mi papel de fan destacaría sus tiros desde el perímetro con drible por lo visual y plástico, en general esto último es aplicable a todo su juego, que le quedaba aunque no llegaran a entrar, la entrada a canasta con pase al cristal puede ser de las cosas más efectistas que un jugador pueda hacer solo en un partido y por ende sus entradas a canasta en general mientras le acompaño el físico. Desde un punto de vista más pragmático dejo temporadas en Orlando para el recuerdo de la memoria colectiva pudiendo ser de los jugadores más importantes para sus equipos en temporada regular durante esos años. 

¿Si llego a aprovechar su potencial?


Esta es una conversación recurrente aun de vez en cuando y por lo que he dicho anteriormente para mi resulta obvio que no fue así. Hablamos de un jugador que llego a estar considerado como entre los mejores jugadores de la liga, dos veces mejor quinteto, antes de pasar de los veinticinco años, digo esto por no mirar cuantos tenia realmente pero creo que menos, por lo que queda el no saber cómo habría rendido realmente en una edad de momento pico, se suele comentar que entre los veintiocho y los treinta un jugador puede encontrar su mejor momento de compensación entre físico y cabeza, en una plantilla preparada realmente para competir por un anillo.

Entrada en el Salón de la Fama


Es un tema de debate interesante en cualquier sentido ya que para entrar ahí se te pide haber contribuido a la liga de una forma notable o algo así, sigo diciendo que esto lo dicen solo para poder ir metiendo directivos y similares, lo cual en el tema de introducir ex jugadores se viene a traducir en títulos, solo hay que mirar la lista de introducidos para percibir que si no has llegado lejos en playoffs cuesta entrar pero aun así sobre el papel hay datos que también son incontestables ya que hablamos del único jugador retirado que ha conseguido más de dieciocho mil puntos, cinco mil rebotes y cuatro mil asistencias que aun no está en el Hall of Fame así como el máximo anotador de una temporada y el resto de datos dados antes hablamos de uno de los mejores jugadores de la liga durante algo más de un lustro y si hablamos de contribución a la liga su juego ha dejado imágenes para la memoria y suerte de la mejor liga del mundo.

Concluyendo


Puede que la historia no venda bien a Tracy McGrady pero para mí seguirá siendo de los jugadores con los que más he disfrutado ver un partido de baloncesto y como ya he dicho igual si no hubiera sido por Jordan y sus dos últimos anillos el seria con el que mas aunque puede que le faltara demostrar el punto de competitividad donde Jordan también puede que sea el mejor que he visto y si no hubiera visto a Jordan igual diría que le hubiera faltado el punto de competitividad de Allen Iverson. Aún así creo que T-Mac ha sido uno de los mayores artífices a crear afición a la NBA a principios del nuevo siglo cuando se temía por la popularidad de la liga en ausencia de Jordan.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas