Revista Cultura y Ocio

Hotel Lutecia - Empar Fernández

Publicado el 28 noviembre 2017 por Laura @TemploLectura
Hotel Lutecia - Empar FernándezHotel Lutecia
Empar FernándezSuma, 2017 371 págs.Serie:  Autoconclusiva
Sinopsis
Abril de 1945. Andreu Ribera, liberado del campo de concentración de Dachau, solo tiene un propósito: llegar a París y conseguir noticias de Rosa, su mujer. Allí, en el hotel Lutecia, la Cruz Roja asiste a los deportados y organiza cuanta información llega a la capital: interminables relaciones de muertos, de desaparecidos y, las más esperadas, de supervivientes.
 Julio de 1969. André, hijo de Andreu, viaja hasta el Poble Sec en busca de respuestas. De labios de su abuelo Andrés conocerá los turbios secretos de la familia Ribera.
 Una conmovedora historia que nos llevará del París liberado a la Provenza francesa y de allí a la España franquista. Unos personajes inolvidables, obstinados en la lucha por rehacer sus vidas y marcados por el recuerdo de las interminables mañanas de angustiosa espera en el hotel Lutecia.
 ...Y un familiar y persistente olor a lavanda.

Opinión
A Empar Fernández la conocía en su faceta más negra con novelas de otro corte. En esta ocasión ha cambiado de rumbo y se ha ido hacia la narrativa y ficción histórica. Para mí será mi primera vez con la autora, Hotel Lutecia.
Hotel Lutecia narra la historia de Andreu Ribera, un hombre desesperado que acaba de salir del terror más inhumano, uno de los campos de concentración de los nazis, más concretamente de Dachau. Tras lograr acudir al hotel más importante de París, el Lutecia, el lugar más buscado entre los supervivientes de los campos ya que este Hotel se ha convertido en el lugar de peregrinación donde encontrar información de tu familia, amigos… En este lugar de alegrías y penas, Andreu encuentra lo que no quiso encontrar nunca: la confirmación de la muerte de su mujer Rosa. Así, su desesperación y culpa, es aún mayor, pero lo que no sabe es que va a encontrar con un ser bondadoso y angelical que le brindará su más preciada virtud: la persistencia, la paciencia, las ganas de volver a la vida, una esperanza. Así comenzará una nueva andadura en su vida rodeado de gente humilde, trabajadora y luchadora, que le recuerda lo bonito que es vivir a pesar de las pesadillas que le atormentan día tras día, noche tras noche. Por otra parte, en la segunda parte de la novela, encontraremos a un pariente de Andreu y veremos tras los ojos de este la niñez y muerte de este.
Empar ha cambiado totalmente de género que le dio a conocer para entrar a ese género que debe generar emoción. Empar nos cuenta una dramática historia donde nuestro protagonista sufre continuamente los sinsabores que le dejaron la pérfida guerra tras vivir en un campo de concentración. Aunque no se narre la vida en sí que vivió Andreu en Dachau, nos podremos hacer una idea de los padecimientos tantos físicos, visibles en su cadavérica imagen, como el daño moral y psíquico que padece nuestro protagonista. Y esto se trasladará irremediablemente en su modo de malvivir… traspasando el dolor, la culpa y desazón a la gente que le rodea. Y es que tras encontrar en las listas a su mujer muerta, encuentra a Blanche, una mujer que le ayudará a vivir de nuevo. Cuando se encuentra algo más recuperado, Blanche le manda lejos de los recuerdos malsanos, y Andreu se traslada a la Provenza junto a la hermana de Blanche, Claudine: una mujer valiente, directa y simplemente, fabulosa. Será esta, junto a la maravillosa lavanda, quién mueva algún sentimiento en Andreu y quién le ayude a sobrellevar la carga que lleva a cuestas y por fin encuentre la paz y la libertad que necesita.
Es una historia terrible llena de angustiosas calamidades, con oscuros secretos y mentiras, y un pasado cruel y mezquino. Andreu es un personaje sobresaliente en el plano narrativo, tiene mucha complejidad encima, pero personalmente, me ha parecido plano emocionalmente. No me ha transmitido pena, ni me he sentido “él” en ningún momento, es una persona ajena al mundo y eso se transmite también al lector; supongo que de alguna forma es eso lo que quiere transmitir la autora, la sordidez hecha humana, un despojo vivo, sin fe sin llama sin nada. Mientras todos los personajes secundarios me han parecido una maravilla: Blanche, Claudine, Serafín… unos personajes que sí que emocionan, como intentan ayudar y como transmiten emoción y ternura; están muy bien definidos. En el plano más histórico sí me ha gustado como representa la oscuridad y miseria parisina, la luz y el color provenzal y me ha gustado como de forma fina, sutil y silenciosa la autora habla de la época franquista española, y como hurga en ese dolor, en las mentiras, en el miedo que se sufría.
Una novela con una narración sencilla y fluida, aunque es de corte pausado. No hay mucha acción, pero la autora consigue captar la atención sobre todo tras la huida de París. Me ha gustado mucho el mensaje que transmite, la bondad de la gente, las segundas oportunidades y sobre todo me ha gustado el profundo y apasionante mensaje que sin contar nada transmite el personaje principal: la desilusión de vivir, el miedo y horror, la desconfianza y la condena que sobrelleva constantemente. Aunque en general me ha parecido una novela bonita y conmovedora ya que los dramas me encantan y los sufro y disfruto mucho, pero por eso mismo, el drama que cuenta necesita de una alta sensibilidad y una emoción sobresaliente, y en esta ocasión me ha faltado eso: darle más vigor al personaje principal, más fuerza, más dramatismo propiamente dicho. Aun así me ha parecido una novela intimista interesante, muy entretenida y evocadora de una época tan explotada pero que siempre nos sorprende y brinda nuevas historias, y esta es una de ellas.
Hotel Lutecia - Empar Fernández
Recomendado:Sí, si te gustan las novelas ambientadas en la IIGM

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :