Revista Opinión

Ibis styles barcelona centre (barcelona)

Por Candreu
IBIS STYLES BARCELONA CENTRE (BARCELONA)IBIS STYLES BARCELONA CENTRE (**)
Provença 340
28037 Barcelona

Habitación: 604
Fecha de entrada: 06/04/2021

Tarifa: 61,00 (AD)
Donde la calle Provenza termina en la Diagonal, en una pequeña plaza peatonal llena de terrazas de bares. A dos pasos del Paseo de Gracia y a 15 minutos de la Sagrada Familia encontramos entre estrecho y moderno edificio embutido en una manzana de viviendas de corte mucho más clásico y antiguo. Siete alturas de color gris con rayas y largas ventanas verticales de carpintería blanca. En la parte superior, en verde, el logo del hotel. La recepción se ubica un metro por debajo del suelo, así que toda la planta baja es un escaparate de cristal hacia la Diagonal. Por encima una falsa planta recubierta de lamas metálicas. La puerta, automática de cristal, ha de abrirse con la tarjeta del hotel o bien pulsando el timbre. Dentro, unas escaleras que bajan hacia el frente y hacia la izquierda. Unas señales nos indican cuál es el camino correcto para seguir las medidas de protección frente al covid. Si bajamos por las que hay enfrente acabamos en el desayunador, si bajamos por las de la izquierda, acabamos frente al mostrador de recepción. Antes del mostrador encontramos a la izquierda, bajo las grandes ventanas que llenan de luz el espacio varios sofás y butacas sobre unas tupidas alfombras. En el lado derecho hay un pasillo de baldosas en tonos arenas para llegar hasta el mostrador. Este ocupa todo el espacio frontal. Contundente y poderoso tiene una parte a juego con el pasillo de baldosas color arena, y otra parte de madera color gris oscuro. En la parte de atrás una pantalla de televisión, que cambia imágenes del hotel con recomendaciones sobre el cuidado por la pandemia, y una puerta de acceso a un despacho.Sobre el mostrador unos botes de gel hidroalcohólico y tras él un agradable recepcionista que nos atiende con interés y celeridad. Nos cobra la estancia, y nos entrega con la factura la llave de la habitación, indicándonos también la manera -sencilla- de acceder al wifi del hotel gratuito y veloz y nos explica que por el virus es necesario reservar lo que se querrá tomar en el desayuno para ser servido individualmente en una bandeja en el desayunador al día siguiente, o en una bolsa en la habitación al despertar. Un pasillo hacia la derecha nos conduce hacia los ascensores. En él hay varios fragmentos de escritos de Gaudí. Los ascensores son dos y están bastante separados uno del otro por un espacio por el que se accede al desayunador y a unos baños. Son de distinto tamaño pero ambos tienen puertas automáticas de metal, un espejo de cuerpo entero en la pared del fondo y en una de las paredes un curioso dibujo del skyline de la ciudad con el logo del hotel. En la pared libre hay varios carteles con información de los horarios de los servicios del hotel, y de las medidas de protección por el covid. Para que los ascensores funcionen es necesario, como medida de seguridad, acercar la tarjeta a un lector que hay junto a la botonadura. Las puertas se abren a un pasillo, algo estrecho y de techo bajo con moqueta mullida en tono gris verdoso y paredes en marrón oscuro. Grandes carteles en azul cielo indican las direcciones de las habitaciones, y el número de las mismas en la parte alta de la puerta. 
IBIS STYLES BARCELONA CENTRE (BARCELONA)La pesada puerta de madera gris dispone de una estrecha manivela metálica con un sensor para acercar la tarjeta y que se abra. Dentro la habitación aparece clara y limpia. Suelos de madera clara limpia y cuidada. Paredes blancas con una larga madera, que recorre toda la pared, tras la que hay una tira de luz led y en la que se presentan algunos rótulos en catalán con frases y caligrafía de Gaudí. Espacio justo y mucha luz. La ventana del fondo, protegida por un visillo y un foscurit de color marrón claro da a la puerta principal aquí abajo y a la Diagonal allí delante. 
Antes del dormitorio, en el pasillo de acceso al mismo encontramos a la izquierda la ranura para la tarjeta y la puerta del baño, en madera gris y pomo metálico moderno, y a la derecha, una caja de plástico blanco con la instalación eléctrica, y un espejo exento de cuerpo entero desde el suelo casi hasta el techo. Generoso rodapié de madera. En el dormitorio a la izquierda hay un display para el aire acondicionado, muy grande, moderno y llamativo. Funciona perfectamente pero hace bastante ruido. Y allí mismo encontramos la cama. Clásica de la cadena. Grande para ser individual, algo justa para ser doble. Colchón pequeño, aunque confortable, sobre un canapé en negro. Vestida con un suave nórdico blanco y dos almohadas quizá demasiado altas (para gustos...). La cama está empotrada contra un cabecero de madera color chocolate con curiosos y curvos dibujos en blanco. A cada lado hay sendas mesillas sencillas de madera. A la derecha, una pequeña con el mando de la televisión. A la izquierda otra algo más grande con el teléfono. Sobre ambas, enchufes disponibles y los interruptores para la luz. Empotrados en el cabecero, sobre las mesillas, sendos apliques de luz en forma de flexo de estilo retro en metal negro y tulipa de cristal blanca.
IBIS STYLES BARCELONA CENTRE (BARCELONA)A los pies de la cama hay una televisión plana y un maletero plegable de metal con tiras de tela negras. La pared del fondo, además de la ventana tiene una larga madera gris brillante a una altura algo escasa, lo que hace que no quede demasiado espacio para meter debajo las piernas en la zona de escritorio. Corre de lado a lado, dejando las cortinas por detrás, y separando dos tramos, uno que hace las veces de escritorio y otro que hace de balda en el armario. Sobre el escritorio hay una lámpara de mesa a juego con las de las mesillas. Y bajo él una silla de plástico azul cielo algo incómoda y dura.  La zona de armario no tiene puertas y tan sólo hay una balda con la caja fuerte y un colgador metálico exento, de corta altura con media docena de perchas blancas normales de distintos formatos (falda, chaqueta...). El juego de luces que se puede conseguir resulta cálido y agradable. La insonorización es bestial tanto interior como exterior y el descanso, por tanto, se consigue sin dificultad. 
Cuando entramos en el baño este desprende un cierto olor a pozo. Quizá lleva bastante tiempo cerrado por culpa de los confinamientos. Correcto de tamaño tiene paredes en gres blanco y el mismo suelo de madera que la habitación. De frente encontramos el lavabo blanco incrustado en una pequeña encimera de mármol. Grifería grande, generosa y moderna. Por encima del lavabo un generoso espejo de lado a lado de la pared y sobre él dos puntos de luz. Hay otros dos sobre inodoro, aunque uno está fundido. Cuelga de la pared un bote negro con jabón de manos y sobre la encimera, dobladas, están las dos toallas de manos, algo justas de calidad y tamaño. Un pie de ducha y dos toallas de baño ubicadas en un toallero junto a la cabina de ducha completan el set de lencería. En la encimera además hay dos vasos de plástico. Bajo ella, una balda de madera en color azul y una papelera metálica.  IBIS STYLES BARCELONA CENTRE (BARCELONA)A la izquierda encontramos la cabina de ducha, en esquina y protegida con dos mamparas de cristal con puertas correderas que hacen demasiado ruido al moverse. Rematada con una ducha de teléfono de cordón plastificado. Suelo blanco y un bote negro con un líquido que hace las veces de champú, gel y jabón de manos. Caudal y presión resultan lamentablemente escasos y la temperatura oscila entre el frío gélido y el calor abrasador sin manera de fijarla en una posición intermedia.
Por la mañana en un salón blanco algo frío e impersonal se sirve el desayuno que elegimos durante el registro de llegada: zumos variados, quesos y fiambres, mantequillas, mermeladas, pan y bollería y un café que no es del todo malo. El joven, que también atiende la recepción, se desvive porque disfrutemos del desayuno, preguntándonos varias veces si está todo correcto, si queremos alguna cosa más o repetir. Después, en el mostrador nos despedimos de él y nos desea buen viaje.
Calidad/precio: 7
Servicio: 7
Ambiente: 6.5
Habitación: 8
Baño: 4.5
Estado de conservación: 9
Desayuno: 6.5

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas