Revista Economía

Idiocracia.

Publicado el 06 junio 2016 por Torrens

La Unión Europea continúa siendo una demostración diaria de la peor y más estúpida de las políticas que puede soportar un territorio.

Tres de los mejores y más prestigiosos economistas del FMI han emitido un informe apoyado por la mayoría del resto de economistas de la institución en que critican muy duramente las políticas económicas que el FMI ha aplicado desde los años 70, basados en los planteos del impulsor de la escuela de Chicago, el Nobel de Economía de 1976 Milton Friedman. En su opinión dichas políticas y la globalización sin normas han creado muchos más problemas que los que han solucionado y son especialmente contundentes con la austeridad a lo bestia que imponen tanto el FMI como la Unión Estúpida. La austeridad llevada al extremo es la aplicación al sistema económico de los principios de la economía doméstica: se ha de ahorrar para poder cancelar las deudas, pero a nivel de todo un país esos principios domésticos se transforman en una soberana idiotez porque frenan la actividad económica, paradójicamente hacen más difícil el control del déficit presupuestario y no solo no generan recursos para cancelar la deuda sino que la aumentan, en muchos casos de manera espectacular. El informe de los tres economistas ha conseguido que el FMI se plantee revisar a fondo sus políticas después de varias décadas de muchos y estrepitosos fracasos ¡¡Por fin!!.

En mi opinión al informe de los tres economistas solo le falta una referencia al hecho que esas políticas del FMI han sido además un eficaz instrumento para que los Thatcher, Reagan, Clinton, Bush, Merkel, etc… nos impusieran el liberalismo furibundo y la desregulación que nos han llevado al desastre y nos mantienen en él.

El FMI empieza a enterarse de las barbaridades que han hecho y nos han obligado a hacer, pero los tontitos de la U.E., la Loca de Berlín y su Ministro Shäuble siguen sin enterarse a pesar que el griterío generalizado en contra de sus estupideces por parte de todos los expertos con más de dos dedos de frente ya es ensordecedor.

En relación con España la Unión Estúpida lleva varios meses demostrando no solo su estupidez sino que claramente los únicos intereses que cuentan en la Unión son los personales enfrentados en el juego político, y no los de los ciudadanos precisamente. A pesar de que España es todavía el país de la Unión con una tasa de paro más elevada después de Grecia, a unos niveles insoportables que se van reduciendo a un ritmo exasperantemente lento, los tontitos nos exigen cumplir a rajatabla las medidas económicas estúpidas, contraproducentes y desprestigiadas en todo el mundo amenazando con más “reformas” (cuando los tontitos dicen reformas no debe entenderse como alguna de las muchas reformas urgentes que deberían aplicarse a este país, en especial a su Administración Pública, sino que debe leerse cualquier recorte que perjudique a la población y encima sea contraproducente) y con duras sanciones.

Muchos tontitos importantes de la U.E. han criticado a Jean Paul Juncker, que fue nombrado Presidente de la Comisión Europea justo después de conocerse que siendo Primer Ministro de Luxemburgo estafó a sus socios europeos los impuestos de una larga lista de multinacionales, porque ha aplazado la decisión de aplicar más reformas e imponer una elevada multa a España hasta pasadas las elecciones del 26-J, pero todo es postureo porque ni uno de ellos quieren perjudicar a su gran amigo Mariano Rajoy, en primer lugar porque a pesar de la desviación en el déficit es de los pocos que ha cumplido buena parte de las medidas económicas estúpidas, y así nos va, y además porque temen que si no gobierna Rajoy igual ocupa el gobierno una coalición Podemos-PSOE, lo que a ellos y a la Oligarquía que nos controla a su antojo les da verdadero pánico.

A mí también me preocupa un gobierno Podemos-PSOE, aunque no más, e incluso quizás menos, que el que Rajoy continúe, y además por dos razones concretas: la primera porque algunas de las medidas económicas típicas de la izquierda llevadas a su extremo pueden ser muy perjudiciales, y si alguien quiere un ejemplo que se entere de que ocurrió en Suecia cuando en los años 70 y 80 aumentaron tanto los impuestos sobre las rentas más altas que a partir de una cifra no excesivamente elevada los ingresos netos de dichos contribuyentes ya no aumentaban y podían disminuir porque al exceso se le aplicaban tipos del 100% e incluso ligeramente por encima del 100%. En dos años desaparecieron del país miles de contribuyentes millonarios junto con sus negocios, sus inversiones y su riqueza. Desde entonces los países Escandinavos como es lógico siguen aplicando impuestos más elevados a las rentas más altas, pero se guardan muy mucho de ni acercarse a un nivel absurdo.

La segunda razón porque me preocupa un gobierno Podemos-PSOE es que ambos mantienen la postura de la izquierda europea favorable al Islam, con la excusa de atacar al maligno Israel, pero en realidad porque muy equivocadamente creen que el Islam tiene objetivos parecidos a los suyos en cuanto al capitalismo, una posición que en la situación actual la considero suicida.

Por cierto, la Unión Estúpida también se ha lucido con una de sus decisiones absurdas en relación con el Islam. En pocos meses el Tribunal de Justicia Europeo se va a pronunciar sobre la cuestión de la prohibición del velo islámico, y la abogada general de la Unión Estúpida, la alemana Juliane Kokott ha propuesto que el fallo se refiera no solo al velo islámico sino a cualquier signo externo de tipo religioso como cruces, turbantes, etc., o por ponerlo en términos comprensibles, no se podrá prohibir el velo islámico si a la vez no se prohíbe cualquier signo externo de tipo religioso. O sea, para impedir el acceso a determinados lugares, por razones exclusivamente de seguridad, de mujeres con todo su cuerpo cubierto con la excepción de sus ojos, van a prohibirse todos los signos externos de cualquiera de las demás religiones que no se pasan el día agrediendo y molestando a los demás, para contentar a los que no paran de provocar problemas, que no pretenden integrarse sino que nosotros cumplamos sus normas medievales, y que se pasan el día quejándose. Nunca entenderé el respeto exagerado que se tiene por una religión que solo respeta lo que le es propio y desprecia profundamente al resto.

En el 2006 se estrenó la película “Idiocracy”, pobre realización sobre un extraordinario guión que describe un siglo XXV con el mundo gobernado por profundos idiotas elegidos por una ciudadanía más idiota todavía. Bien, hay una zona en el planeta que ya ha llegado a la Idiocracia, se trata de la Unión Estúpida y dentro de ella España es de los países que más ha adelantado en el sistema.


IDIOCRACIA.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :