Revista Cine

In a day.

Publicado el 09 febrero 2016 por Colomba
In a day.Esta película IN A DAY, la descubrí lo que se dice vagando por el cable, hasta que llegué a Sundan Channel, que en un tiempo fue mi alma mater, pero después comenzó a repetir mucho la programación y me alejé hasta esta cinta.
Reconozco desde ya, que lo que me hizo detectarla, grabarla para después verla entera, fue única y exclusivamente el protagonista. Desde que lo vi pensé que lo conocía de alguna parte, ninguna real, ninguna cerca de mi calle, pero sí en alguna otra película y como tengo debilidad por este tipo de hombres, jóvenes, con cara de güaguitas (bebé), lindos obviamente, delgados, blancos, altos, medio jorobados, lo amé y bueno la debilidad existe y ya que sólo podía acceder a él por este medio, pues venga que no me iba a privar.

El otro asunto no sé si tan bueno o tan malo, es que vi el final de la película y precisamente eso fue lo que me tentó a querer hacerlo desde el principio, desarrollo y volver al final. Obvio que ya sabía cómo terminaba la historia, pero aún así tenía curiosidad de ver los cómos posibles para llegar hasta el The End.

Y es así como me la eché enterita.

Hablando objetivamente, de verdad es buena, lo es la historia, el drama, también el romance, treintañero, del Reino Unido, con todos los matices de una sociedad europea y lejana a la propia latinoamericana. Pero lo que más me llamó la atención y que a veces sentí que era un pero, es que su narración era como si en vez de película fuera una obra de teatro. ¿Por qué?, uno, porque los protagonistas eran los únicos que aparecían en el "escenario" y a lo más interactuaban con algunos otros personajes, quienes más bien cumplían las veces de adorno de la historia central. Entonces esos diálogos correctos, interesantes, joviales, que se producían única y exclusivamente entre ellos, daban la impresión de ser parte de una obra de teatro. 

Otro elemento que sumaba a esta sensación, era la precariedad de todo lo que en el cine se le conoce como dirección de arte, escenografía, diseño de ambiente, todo era muy sencillo, lo que no es para nada un pero, digamos que las mega súper producciones nunca han sido lo mío, lo estoy contando o describiendo como algo curioso. Que en realidad si lo pensamos a grandes rasgos, no por nada la película es emitida en Sundan Channel, que es el canal, posterior producto del festival del mismo nombre, que creara Robert Redford, para los proyectos en ciernes. Pero sigamos con esta película historia teatral.
La cinta lo que sí cuenta es con mucho exterior, ya que los protagonistas, Michael y Ashley se dedicaron a viajar por todo Londres, desde los suburbios más clase media hasta los más cool, famosos y adinerados de la capital londinense. Eso sí la ingesta alimentaria era muy importante ya que durante el desarrollo de la historia, la pareja protagonica, tomó té de menta (con leche), almorzaron en un gran restauran, después fueron a un cumpleaños, hacer un acto de humanidad con un amigo de ella y finalmente a tomar una cerveza donde todo se fue a la chuña.

La historia aparentemente era la de un ángel de la guarda, que se le aparece a Ashley, después que tienen un percance bastante lastimero en su día que debió ser de trabajo, pero éste no funcionó entonces quedó semi-vagando. Fue ahí donde ocurrió lo malo, arreglado por el ángel guardián que apareció para hacer de su día "un día especial", he ahí la razón del título de la película: IN A DAY.  

También sumado a que la película obviamente se ganó algún merecimiento ante los ojos de Redford, para ser emitida en su canal, lo que en este comentario, adjudico a la sensación de parecer más una obra de teatro, también podríamos sumarla como una ópera prima o una cinta de realización con bajo presupuesto. Aunque de todas formas algo más allá de la falta de dinero, es lo que me sigue latiendo que tenía una semejanza con una obra de teatro, quizás sea el hecho de ser inglesa y que de allá sea oriundo nuestro querido y siempre valorado Shakespeare.
De todas maneras la cinta me gustó, confieso que me dejó un gusto raro, como indescriptible en el ambiente, no sé, todavía no podría precisar si es que la historia era muy simple, que la hice de tos (cagué) viendo el final, no lo sé, de hecho en un momento dudé en comentarla, pero pensando en el protagonista decidí que mejor sí jajaja.

Hay que agregar que tiene una banda sonora buena y claro que sí, la fotografía es sublime, sobre todo cuando supe que era Londres, que es un país que alguna vez me gustaría conocer, pero mientras tanto, nada mejor que el cine para asomarse. Entonces pues, una historia entretenida, simpática, mi protagonista Michael un papacito, que ya me lo quisiera para que hiciera de ángel en mi velador. Ella no sé por qué pensé que era alemana, sueca, no sé, hasta que me fijé bien como modulaban y descubrí que eran ingleses. O sea ella no me gustó tanto jajajaja.

Totalmente recomendada!!! 

SINOPSIS:

Una mañana como cualquier otra, la joven música Ashley Branstead sufre un impactante encuentro con un extraño. Este perturbador asalto, casi de un modo inadvertido, de paso a lo que se convierte en un curioso día con otro extraño, un príncipe azul, aparentemente auténtico, pero algo raro: Michael. A través de sus sutiles, y no tan sutiles, persuasiones, Ashley se encuentra pasando un día encantador aunque extrañamente raro con el espontáneo Michael, y rápidamente se siente cautivada por su generosidad y encanto. Pero no todo es lo que parece. Ashley empieza a sospechar que sus acciones pueden tener un motivo más alto. ¿Quién es el misterioso extraño? ¿Cuáles son sus auténticas intenciones y para quién trabaja? 
CALIFICACION:
************************

FICHA TECNICA:

Título original: In a day, 2006, Reino Unido.
Titulo en español: Un día imprevisible
Dirección: Evan Richards
Guión: Evan Richards
Música: Neil Athale
Fotografía: Gareth Pritchard
Género: Drama - Romance
Reparto: Lorraine Pilkington, Finlay Robertson, Rose Keegan, Jake Broder, Nolan Hemmings.mi septima pasion

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog

Revista