Revista Talentos

Iniación a Mindfulness, dia 1: la cuestión del tiempo

Por Ilastours

Iniación a Mindfulness, dia 1: la cuestión del tiempo
¿Como fue la práctica Mindfulness del primer día? La mía bastante bien, en seguida te cuento...
Si no has podido descargarte aun la práctica, aquí te dejo el enlace del Primer Día:
PRIMER DIA, PRÁCTICA DE MINDFULNESS.
Quiero hablarte ahora de algo que ya mencioné en el post anterior, la cuestión del tiempo. El tiempo, ése gran tema...
En las reuniones de claustro de mi escuela, cuando hablamos de organización y tiempo, se produce cierta agitación. Al comentario "el tiempo es una cuestión de prioridad", no te faltarán candidatos para lanzarse a tu cuello e inmovilizarte por semejante atrevimiento... "Claro, como tu tienes ayudas...", "Claro, como tu te has reducido la jornada...", "Claro, tu puedes organizarte porque..." Etc, etc... Tu lo has hecho porque debes ser de otro planeta.
Pues no, somos todos terrícolas. Y este tema nos toca a todos, en un momento u otro de nuestra vida. Hay quien incluso es "tocado" por la cuestión del tiempo durante toda su existencia y espero sinceramente que tu no seas uno de ellos. Porque es un tema que nos estresa, retira nuestra conciencia del presente y nos hace vivir angustiados.
Así que como estamos intentando introducir la Meditación Mindfulness, la de la atención al momento presente, he querido regresar al tema del tiempo aprovechando que estamos practicando este curso online.
He lidiado con el tema del tiempo durante mucho tiempo, valga la redundancia. Bajo la etiqueta "tiempo" encontrarás algunas claves, consejos y lecturas interesantes que te ayudarán a organizar "esa gran cuestión" en tu vida.
Como te decía en el post anterior, encontrar el momento para introducir un hábito nuevo cuesta. En general, lo que nos cuesta en romper con las estructuras a las que estamos aferrados. Algo zozobra en  nuestro interior...y en nuestro exterior.
Quizás podría dedicar toda una serie de post única y exclusivamente a esta cuestión. De momento, y a fin de facilitar que encuentres el momento y te puedas organizar para practicar Mindfulness,sólo te propongo que reflexiones sobre estas cuestiones:
* El tiempo tiene que ver con quién eres y lo que eliges. Es decir, tu profesión, tu tiempo libre, tus amistades... Hubo una época en que mi jornada laboral no me permitía ciertas cosas y además no disfrutaba con mi trabajo. Cambiar de profesión me permitió invertir "mejor" mi tiempo, flexibilizar mi jornada, priorizar mi familia... Y si por cualquier motivo tengo trabajar más horas, lo hago más a gusto y de manera más eficaz. Quiero decir, plantéate a qué te dedicas, si disfrutas con ello. Te parecerá algo vanal, pero saber "elegir" en esta cuestión también te facilitará organizar mejor tu tiempo.
* Organizar tu tiempo significa saber decir No: ésta ha sido una dura prueba para mí. Me ha costado horrores decir No a un montón de cosas. Y cómo alguien me dijo una vez, "si no te dedicas a trabajar por tus objetivos estarás trabajando por los objetivos de otra persona". No permitas que abusen de ti ni de tu tiempo. Vale la pena pasar por "la prueba de fuego" y comenzar a decir No, aunque sea en cosas pequeñitas. Después ya te atreverás con las "grandes."
* No tienes por qué cargar con TODO tu sólo. Prueba a delegar. Solemos pensar que sólo nosotros somos los responsables de mantener "todas las pelotas al aire", como verdaderos malabaristas. Pero te sorprenderá lo que puedes lograr -y la experiencia que puedes vivir- si aprendes a confiar en los demás. Estoy hablando de familia, sobretodo, pero también de colaboradores, de amigos. Estás acostumbrado a dar... atrévete también a recibir.
* Cinco minutos en realidad  no es tanto... Te has preguntado alguna vez a qué dedicas cinco minutos diarios que no sirven realmente para nada. Consultar veinte veces el mail, el wassap, ver un programa anodino en la tele... Suele consumirnos incluso más tiempo. Así que reservar cinco minutos para meditar no es en realidad tanto tiempo.
Mi experiencia del primer día, como comentaba al principio de este post,  ha sido positiva. No tuve interrupciones durante la meditación y la tranquilidad del momento me ha permitido conectar fácilmente con la respiración. De momento, ésta es la manera en que he podido mantener por más tiempo la atención:  simplemente dándome cuenta de cómo respiro. No me ha hecho falta variar la respiración, ni hacerlo más profundamente, ni más lentamente, ni contar hasta diez.... Sólo notar la respiración. Así de sencillo.
Que la mente se "vaya" mientras intentamos meditar es un lugar común para los meditadores. Precisamente lo importante aquí no es el hecho de que la mente se escurra y nos abandone, siguiendo el hilo de un pensamiento, una sensación, un recuerdo, un plan... Lo importante es el hecho de regresar, de tomar la decisión de volver a sentir la respiración, cada vez que esto ocurre. No importa las veces que tengas que regresar, sino el hecho de ser tu quien controles ese regreso. Porque en este acto comienzas a gobernar tu mente, a estar presente.
Así que si te descubres repasando la lista de la compra o la última conversación que has tenido con tu amiga, no te preocupes. Dite a ti misma "de acuerdo, esto es un pensamiento que ha venido a visitarme. Yo vuelvo a notar mi respiración."
La respiración es la primera vía para conectarte, para comenzar a Meditar. Lo bueno que tiene es que siempre "la llevas puesta", puedes conectar con ella en cualquier lugar y momento. Así que es la base en la que se sustenta el meditar.
Precisamente es la respiración y su control lo que nos permite a practicar Mindfulness, es decir, la atención plena, durante la actividad diaria.
Seguimos en la Senda... Mañana comentamos la práctica 2. Iniación a Mindfulness, dia 1: la cuestión del tiempo

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas