Revista Cine

Invictus (Clint Eastwood, 2.009)

Publicado el 25 octubre 2011 por Rugoleor @rugoleor
Invictus (Clint Eastwood, 2.009) <\/param><\/embed><\/object><\/div>";" alt="" />Invictus (Clint Eastwood, 2.009)

Calificación:

Crítica: S/C Público: 7,563 España: 7,544 Rugoleor: S/C

Ficha:

Título Original: Invictus

Director: Clint Eastwood

Guionista: Anthony Peckham

Intérpretes: Morgan Freeman, Matt Damon, Marguerite Wheatley, Patrick Lyster, Tony Kgoroge, Patrick Mofokeng, Julian Lewis Jones

Productores: Clint Eastwood, Robert Lorenz, Lori McCreary, Mace Neufeld

Fotografía: Tom Stern

Música: Kyle Eastwood, Michael Stevens

Montaje: Joel Cox, Gary Roach

Nacionalidad: Estados Unidos

Año: 2.009

Duración: 135 minutos

Edad: Todos los públicos

Género: Biográfica, Deporte, Drama, Histórica

Distribuidora: Warner Bros Entertainment España, S. L.

Estreno: 29-01-2.010

WEB Oficial: Web Oficial de la película en España

Espectadores: 1.224.718

Recaudación: 7.695.779,01 €

Visitas: 0

Calificación única: 7,374

Puesto / Total: 6 / 19

Sinopsis:

Tras salir de la cárcel y recién investido presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela apuesta por la convivencia de blancos y negros. Un partido de rugby puede ser la gota que culmine un larguísimo trabajo iniciado entre rejas.

Comentario:

Dirigida por Clint Eastwood “Invictus” se basa en la novela del antiguo corresponsal en Sudáfrica y cronista deportivo John Carlin. La película cuenta los primeros años del mandato de Nelson Mandela y su voluntad de terminar con el Apartheid uniendo a blancos y negros a través de la pasión por un deporte, el rugby, y un evento, la final de la Copa del Mundo. Morgan Freeman encarna al mandatario sudafricano y Matt Damon al capitán de una selección que empezó perteneciendo a la clase dominante y terminó aunando a todo el mundo.

Crítica:

31-01-2.010 – JOSU EGUREN

Eastwood reblandecido

Cualquier otro director hubiese maleado “Invictus” como un pastiche sentimentaloide, poniendo el acento en los destellos épicos y cargando las tintas en un final previsible. Objetaríamos y la película seguiría su curso, arrasando en taquilla. Dios ha querido que “El factor humano” de John Carlin no caiga en las manos sudorosas de Ron Howard, sino en las de un maestro capaz de acoplarla en su filmografía; porque “Invictus” puede que sea un filme menor dentro de la carrera del americano, casi (con perdón) un encargo, pero como buen autor ha sido capaz de explotarlo haciendo emerger sus temáticas preferidas.

Ya en su primer 'masterpiece' la trama giraba en torno a la venganza (“El fuera de la ley”), un tema que Eastwood ha pulido en sucesivas reinterpretaciones, dando a luz a hijos tan aventajados como “Mystic River”, por eso debe extrañarnos que el personaje central de esta obra sea el líder de uno de los pueblos más moralmente legitimados para revolverse contra sus verdugos. A Eastwood le interesa la forma en la que Mandela gestionó el odio y su capacidad para transformar un gesto instintivo en una llamada a la unidad de un pueblo que estaba al borde de la guerra civil. Mandela eligió el deporte, no el fútbol extendido entre la población negra, sino el equipo de rugby más odiado por quienes sufrieron el 'apartheid': los Springbook. Como proyecto de tesis Mandela eligió el suicidio, en un momento personal complicado y con un gobierno en el que algunos amenazaban con desestabilizar lo que no lograron 27 años de torturas. Eastwood retrata los claroscuros con excesiva tibieza, casi postrándose a los pies de un personaje al que no le aprieta las tuercas con una dureza excesiva. Ese es el pero, o la deuda/homenaje que tiene con Morgan Freeman, el único Mandela posible más allá de la mímesis física. La épica de la derrota quedó atrás, pero “Invictus” sigue siendo un ejemplo de narración modélica, a la vez que el Eastwood más añejo, conciliador y optimista.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista