Revista Arquitectura

Jane Jacobs en Carabanchel

Por Paisajetransversal @paistransversal
por Javier del Amo Todos los primeros fines de semana de mayo se conmemora el nacimiento de una de las personas más influyentes en el urbanismo de los últimos 50 años: nuestra querida Jane Jacobs. Para celebrar esta fecha tan especial se organizan, a lo largo de diferentes ciudades del mundo, paseos urbanos por zonas que siempre tienen algo interesante que ofrecernos.  La gente de El Paseo de Jane organizó tres itinerarios por varias zonas de Madrid y algunos miembros de Paisaje Transversal asistimos a estos encuentros llenos de curiosidad y entusiasmo.  El primero de ellos se realizó el pasado 5 de mayo por el conocido barrio de Lavapiés. Desgraciadamente, no pudimos acudir a este paseo, pero pudimos recrearlo en nuestra imaginación gracias a los jugosos testimonios que nos daban muchos de los asistentes, que vieron lugares como La Tabacalera, el Mercado de San Fernando o algunos de los antiguos Laboratorios (o «labos») del barrio.  Ya por la tarde, le tocaba el turno a Carabanchel. A las 17.00 nos reunimos en la estación de metro de Aluche, y de ahí fuimos a hacer nuestra primera parada: el famoso CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros). Allí, algunos miembros de colectivos que luchan por el cierre de este tipo de centros estuvieron contándonos su funcionamiento, su situación legal y diferentes historias de internados (o presos) que reflejan la vida en este lugar, que ocupa las instalaciones de la antigua cárcel de Carabanchel. Mientras realizábamos este encuentro, varios agentes de la Policía nos explicaron «amablemente» diversas cosas que teníamos que saber, como la imposibilidad de realizar fotos o permanecer en las inmediaciones del centro. Acto seguido, vimos el inmenso solar dejado por la antigua cárcel de Carabanchel tras su demolición entre 2008 y 2009. A pesar de la controvertida historia de este lugar, el edificio es de enorme interés, ya que era un fiel seguidor del sistema panóptico de vigilancia, en la que un único observador podía ver todos los rincones de la prisión sin moverse de su sitio. Un futuro hospital está actualmente paralizado.  Después vimos la Ermita más longeva de la ciudad, Nuestra Señora La Antigua, una construcción del siglo XIII de estilo románico tardío, muy poco común por la zona y que, a pesar de su reciente restauración, no goza de la popularidad que un edificio de estas características se merece. De camino al estanque de las Brujas se nos fue contando la fascinante historia de este barrio madrileño, que llegó a ser la principal zona de veraneo de las clases más pudientes de la ciudad. En un inmenso solar semiabandonado se nos contó cómo hace no demasiados años hubo una imponente finca con jardines de estilo versallesco propiedad de la familia Montijo, por la que desfilaron figuras históricas como Stendhal. Además, se sabe de la existencia de yacimientos arqueológicos romanos que todavía no han sido descubiertos. El único vestigio de todo esto es el ya citado estanque, incorporado como una extraña glorieta a la trama urbana. Ya metidos en las calles del barrio, pudimos ver la Colonia de la Prensa, una actuación urbana de principios del siglo XX, formada por viviendas unifamiliares de estilo ecléctico y en las que se disfrutaba de una serenidad envidiable. Siguiendo por las calles del barrio llegamos a la antigua Plaza del Pueblo, que haría las delicias de Jacobs por su incesante actividad de todo tipo de gente en el mismo espacio urbano. No dejaba de ser curioso ver la mezcla de sensaciones de estar en un tejido urbano que es pueblo y es ciudad a la vez, autónomo a la par que conectado con el resto de la ciudad. Seguimos nuestro camino y pasamos por la enorme finca de Vista Alegre, en la que llegó a vivir durante bastante tiempo la reina María Cristina y que, años después, se transformó en un asilo y en un auténtico complejo de edificios de carácter social de gran importancia para todos los vecinos del barrio. Según nos contaron varios vecinos, ya están vendidos estos terrenos para el futuro asentamiento de la Universidad de Nueva York. Aunque no estuviera dentro de la finca, el Centro Ocupacional Magerit cumplía una función vital para muchas personas con diversas discapacidades y para sus familias. Algunas asociaciones que defienden este centro nos contaron historias que hicieron que nos pusiéramos en la piel de toda la gente que se vio afectada por el repentino cierre del centro y la dispersión de todos aquellos que allí iban diariamente; esto rompió lazos afectivos y cambió radicalmente el estilo de vida de todas estas personas tan vulnerables. La última parada del paseo fue en el Espacio Sociocultural Liberado Eko, un centro surgido de la Asamblea Popular de Carabanchel que desde hace unos meses programa numerosas actividades para el disfrute de todos los ciudadanos. Con unas impresionantes vistas de toda la ciudad y con unas merecidas cervezas en las manos, nuestro paseo concluyó con los intensos conciertos programados para esa noche.  Un día muy especial acababa de concluir. Revisión y corrección de estilo del texto a cargo de Sara Hernández Pozuelo Créditos de las imágenes: Imagen 1: Cartel de El Paseo de Jane (fuente: http://elpaseodejane.wordpress.com/) Imágenes 2-7: Fotos del recorrido (fuente: Jorge Muñoz).

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista