Revista Historia

Jehová, el nombre

Por Freddy
 El nombre “Jehová” aparece en la Biblia, por primera vez, en Génesis 2:4
4.- Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos.
A partir de “allí” el nombre “Jehová” es utilizado frecuentemente, y así lo encontramos en: Génesis 2:7, 8, 9, 15, 16, 18, 19, 21, 22; 3:1, 8, 9, 13, 14, 21, 22, 23; 4:3, 4, 6, 9, 13, 15, 16.
En los versículos mencionados en el párrafo anterior ninguno de los personajes que aparecen citados en ellos, a saber: Adán, Eva, La Serpiente, Caín y Abel, (Sólo existían ellos para ese momento), se refieren al Divino Creador con el nombre de “Jehová”, cuando se refieren a él le llaman “Dios”.
Este nombre, “Jehová” es utilizado en esos versículos por el autor de Génesis, estimo que en una licencia literaria que se permitió el insigne autor, o el traductor, o el copista, o el que le narró la historia al autor, los que, no debemos olvidar: “son inspirados por Dios”, según nos hace saber el docto Apóstol de los gentiles Saulo/Pablo/San Pablo en su segunda epístola a Timoteo cuando en el capítulo 3, versículo 16 le dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios”.
Según nos sigue enseñando la Biblia no es sino hasta Génesis 4:26 que “los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová” (sic). Y así encontramos, por ejemplo que Abram invoca el nombre de Jehová según se menciona en Génesis 4:26:
Génesis 12:8
8.- Luego se pasó de allí a un monte al oriente de Bet-el, y plantó su tienda, teniendo a Bet-el al occidente y Hai al oriente; y edificó allí altar a Jehová, e invocó el nombre de Jehová. 
Y mas adelante:
Génesis 15:7
7.- Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra.
Es de hacer notar que quien está hablando en el versículo precedente es el mismísimo Dios, es el Creador quien se está identificando con su nombre: “Yo soy Jehová”.
Luego encontramos a Sarai haciendo alusión al nombre “Jehová”, en una conversación que tiene con Abram:
Génesis 16:2
2.-Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai. 
Y continúa Sarai argumentándole a Abram:
Génesis 16:5
5.- Entonces Sarai dijo a Abram: Mi afrenta sea sobre ti; yo te di mi sierva por mujer, y viéndose encinta, me mira con desprecio; juzgue Jehová entre tú y yo.
Y también:
Génesis 16:8-9
8.- Y le dijo: Agar, sierva de Sarai, ¿de dónde vienes tú, y a dónde vas? Y ella respondió: Huyo de delante de Sarai mi señora.  9.- Y le dijo el ángel de Jehová: Vuélvete a tu señora, y ponte sumisa bajo su mano.
Abundando: Encontramos este versículo y lo dejamos a su consideración:
Génesis 16:11
11.- Además le dijo el ángel de Jehová. He aquí que has concebido, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Ismael, porque Jehová ha oído tu aflicción.
El ángel se refiere a Dios llamándole Jehová: “porque Jehová ha visto tu aflicción”, es un ser “¿sublime?”, quien le llama Jehová, no es un “hombre”.“Jehová” (el nombre), también lo encontramos cuando Jehová decide someter a prueba a Abraham pidiéndole en sacrificio a Isaac:
Génesis 22:14
14.- Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.
De igual manera el nombre Jehová lo encontramos en:
Génesis 26:25
25.- edificó allí un altar, e invocó el nombre de Jehová, y plantó allí su tienda; y abrieron allí los siervos de Isaac un pozo.
Pero aún hay más, y este versículo es todo un “poema”:
Éxodo 3:15
15.- Además dijo Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: Jehová, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, Dios de Isaac y Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.
Y por último, el quid de este artículo:
Éxodo 6:2-3
2.- Habló todavía Dios a Moisés, y le dijo: Yo soy JEHOVÁ. 3.- Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos. 
Entonces, habida cuenta de todos los versículos citados, la pregunta es: 
¿Cómo es que en Génesis 4:26; 12:8; 15:7; 16:2,5,8-9,11; 22:14; 26:25; 3:15 (versículos y capítulos citados en este artículo) se hace alusión al nombre “Jehová”, y no sólo por parte del “hombre”, sino que a veces por el propio Dios y otras por sus emisarios, igualmente divinos, siendo que no es sino hasta:
Éxodo 6:2-3 que:
2.- Habló todavía Dios a Moisés, y le dijo: Yo soy JEHOVÁ. 3.- Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos. 
El uso de la razón y la lógica, en casos como este, están por encima de toda fe.
Cientos, tal vez miles, de años antes que Dios se diese a conocer al hombre con su nombre: “Jehová”, el hombre y el mismo Dios ya hacían público dicho nombre, a pesar de:
3.- Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Dios Omnipotente, mas en mi nombre JEHOVÁ no me di a conocer a ellos. 

¿Es esta una incongruencia más de La Biblia?, ¿es otra contradicción?
Que el Dios que habita en el corazón de cada uno de nosotros nos asista
Nota: El hombre le ha conferido a Dios muchos nombres, entre ellos podemos citar:
Elohim (El Creador), El-Shaddai (Dios de la montaña), Adonai (El Señor), El (el que es Poderoso), El Olam (Dios Eterno).

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista