Revista Comunicación

Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’

Publicado el 30 abril 2013 por Despiram @FrikArteWeb

Besada por el fuego. ¡Cuánto me ha gustado este adjetivo cuando lo he leído en los libros! ¡Y cuánto me ha gustado verlo cobrar vida! No es de extrañar, que sea el título del quinto episodio de la tercera temporada de Juego de Tronos. Un episodio que, aunque pega un pequeño bajón respecto al anterior, nos deja disfrutar de grandes escenas y grandes diálogos. Olenna Tyrell y Jaime y Brienne, los protagonistas indiscutibles pero, ojo, no solo del episodio, sino de toda la mitad de la temporada que ya hemos visto. Pero bueno, vayámonos a recorrer los Siete Reinos y lo que hay más allá de ellos para disfrutar, aún más si cabe, de estos 58 minutos que hemos tenido de Game of Thrones.

MÁS ALLÁ DEL MURO

Jon e Ygritte, algo más que amigos en Juego de TronosHace un par de episodios que no sabíamos nada de Jon y para celebrarlo tenemos una buena ración de él. El bastardo de los Stark sigue infiltrado entre los Salvajes y, tal como Qhorin Mediamano le encargó, hace todo lo que ellos le piden. Desde desvelar los secretos de la Guardia de la Noche (aunque exagerando un poco) hasta romper sus votos con la salvaje que da título al episodio de hoy. Ygritte y su cabello besado por el fuego no tardan en seducir a Jon en una escena llena de erotismo y que convierte a la salvaje en un nuevo mito para los seguidores GoT. Genial ese momento en el que tiene que tragarse su “No sabes nada, Jon Nieve”, al descubrir que el chico sí que sabe un par de cosas…

Tener dragones y una melena albina son pocos encantos comparados con los de esta irreverente y espontánea pelirroja, a la que ganas me entran de preguntar por Twitter el nombre del tinte que le han puesto. Vamos, que yo también quiero ser besada por el fuego, a ver si así yo también consigo un poco de “Snow”.

ROCADRAGÓN

Selyse es la esposa de Stannis BaratheonY hablando de fuego, ¿por qué no nos vamos a Rocadragón? Allí no vemos a la Mujer Roja pero Stannis Baratheon tiene el gusto de presentarnos a su mujer, Selyse, y a su hija, Shireen. La primera, un poco mal de la cabeza, y la segunda, afectada por una enfermedad que ha marcado la piel de su rostro para siempre. Pero centrémonos en la primera que, no sé a vosotros, dejando al margen su absoluta devoción por Melisandre y el Señor de la Luz, me ha recordado muchísimo a Lisa Arryn. Las dos están cegadas por la locura. La de la viuda de Jon Arryn causada por el amor febril que siente hacia un hijo preadolescente al que no duda darle pecho, y la de la mujer de Baratheon, obsesionada por no haber sido capaz de darle a su esposo ningún hijo varón y coleccionando los fetos en botes. Todas locas, señores. Todas.

Un poco más cuerda parece Shireen, que encariñada con el Caballero de la Cebolla, ni corta ni perezosa, no tarda en bajar a las celdas donde está encerrado para hacerle una visita y, de camino, enseñarle a leer. Bonito gesto hacia un traidor contrabandista que los guionistas por poco nos hacen olvidar.

LA TIERRA DE LOS RÍOS

Beric Dondarrion tienes más vidas que un gato gracias a Thoros de MyrEn el último episodio conocimos a Beric Dondarrion, el líder de la Hermandad sin Estandartes. Pero, ojo, no ha sido hasta ahora cuando hemos descubierto que es algo más que un Robin Hood. Y es que tras perder el Juicio por Combate al que se sometía el Perro de Joffrey y sufrir una herida que solo podría ser calificada de “mortal” y pensar por un momento que nos quedábamos sin un personaje que había sido anunciado a bombo y platillo, nos damos un “zas en toda la boca” para ver cómo se levanta como si tal cosa. Eso sí, no lo hace solito.  O, al menos, eso es lo que parece. Thoros de Myr, invoca al Señor de la Luz, y con unas palabras que ya podrían haber sido “Lázaro, levántate y anda”, consigue que el héroe del parche en el ojo vuelva de entre los muertos. Una escena que, quizá, se vive con demasiada rapidez en este episodio y que en Tormenta de Espadas, estaba más cargada de suspense y emoción. Normal. No son comparables una decena de páginas con dos minutos en pantalla, pero bueno. La cuestión es que ahora sabemos que Dondarrion y Thoros de Myr son algo más que los cabecillas de un grupo de forajidos que buscan hacer el bien y que Sandor Clegane sigue libre para poder seguir haciendo de las suyas.

Robb y Talysa, los reyes del Norte en Juego de TronosTambién la Tierra de los Ríos, nos encontramos a Robb Stark y los suyos. Lord Rickard Karstark sigue sin poder perdonar a Catelyn por haber liberado a Jaime Lannister y, ya que el “Rey que perdió el Norte” no toma medidas, decide tomarse la venganza por su cuenta asesinando a dos jóvenes Lannister a quien Robb tenía como rehenes. Dos niños inocentes sin culpa pero con castigo. Karstark los mata a traición pero él tampoco se queda sin condena. El joven lobo acaba con su vida blandiendo su propia espada tal y como su padre le enseñó y sin importarle que esta acción le valga la pérdida de miles de norteños que luchaban por su causa. Pero, atentos, que no está todo perdido. Y por algo Robb es el que encabeza toda la rebelión del Norte. Quizá no esté ganando la guerra y haya perdido hombres, pero el lobo tiene un plan: acudir a la única persona con un ejército capaz de derrotar a los Lannisters en su propio hogar: Walder Frey. Aquel al que traicionó por casarse con Talysa en vez de con una de sus hijas.

Y esto me recuerda algo, quizá Robb acaba de seguir el ejemplo de su padre y ha ejecutado la sentencia que él mismo ha dictado. Pero, oigan, Ned Stark, nuestro Ned Stark, nunca hubiera roto una promesa y mucho menos por amor.

Mientras tanto, Jaime y Brienne, mi pareja favorita, son llevados hasta Harrenhal y son puestos a disposición de Lord Bolton, quien no duda un instante en dar un mejor trato a sus prisioneros. Y, lo primero de todo, curar la mano del Matarreyes.

Brienne esconde un cuerpo de mujer bajo sus pesadas armaduras en Juego de TronosUn poco más repuesto de su herida, pero aún sin mano, Jaime y Brienne pueden recobrar fuerzas en los baños de Harrenhal. Y es en este momento, donde asistimos a otra de las maravillosas escenas protagonizadas por la pareja de la temporada. Mientras la Doncella de Tarth deja entrever que bajo su armadura hay todo un cuerpo de mujer, Jaime, harto de miradas de reproche e injusticia, le abre su corazón. Le abre su corazón y le cuenta ese episodio de su vida que lo marcó para siempre como “Matarreyes”. Ese episodio en el que, en realidad, el sólo evitó que un rey loco quemara viva a toda la población de Desembarco del Rey y le permitió no mancharse las manos con la sangre de su propio padre. Señores, yo le voy a hacer caso. Se acabó lo de Matarreyes.

Jaime. Mi nombre es Jaime.

[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’

Y si la semana pasada os decía, que Nikolaj no estaba bordando el papel y que esperaba un Jaime más desgarrador, hoy agacho la cabeza y rectifico. ERROR. Nikolaj Coster Waldau es el mejor Jaime Lannister que podríamos tener.

MÁS ALLÁ DEL MAR ANGOSTO

Daenerys ya tiene a sus InmaculadosParece que los guionistas se han aficionado a dejarnos las desventuras de la Madre de Dragones para el final de los episodios. Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta el gran sabor de boca que dejan la khaleesi y sus dragones. Algo que no ocurre hoy, por cierto. Más allá del Mar Angosto, solo vemos que Daenerys ya está al frente de sus Inmaculados al tiempo que Ser Jorah y Ser Barristan siguen jugando a ver quién se gana el favor de la que creen la futura reina de Poniente. Interesante sin embargo, la comparación inevitable que se le viene a la cabeza al espectador al escuchar al Ser Barristan Selmy. El cumplió su juramento ante reyes malos y buenos. ¿Vale la pena mantener una promesa si se sabe que no se está sirviendo al reino? Ahí lo dejo.

DESEMBARCO DEL REY

Lady Olenna es la Reina de las Espinas de la Casa Tyrell¡Qué bien! ¡Desembarco del Rey! ¡Capital de los Siete Reinos y lugar donde se encuentra uno de los mejores personajes de esta temporada! Y no me refiero al magnífico Tyrion Lannister, sino a esa mujer de la Casa Tyrel que es capaz de dejar sin palabras incluso a nuestro enano favorito. El guión de Lady Olenna es magistral, pero no solo se trata de un personaje que nos ofrece frases mordaces e ingeniosas al más puro estilo Lannister, sino que, además, nos ayuda muy bien a conocer mejor a la Casa Tyrell, demasiado ausente en las temporadas anteriores. Se trata, pues, de una familia con grandes aspiraciones pero que también cuenta con sus propios recursos económicos. Lord Tywin cagará oro, pero los Tyrell parece que lo mean.

Pero centrémonos en lo importante y recordemos cómo en el episodio anterior Lady Margaery le prometía a Sansa un futuro muy prometedor: un matrimonio con su hermano Ser Loras. Una jugada más de los Tyrell y sus ansias de poder. No se conforman con casar a Margaery con el rey de los Siete Reinos sino que quieren más: quieren el Norte. ¿Y qué mejor que casar a Sansa con uno de sus hijos?

Pero, ajajá, el patriarca de los Lannister está al corriente de este complot y tiene soluciones para todos. Sansa no se casará con el Caballero de las Flores, lo hará con Tyrion y para poner la guinda del pastel, Cersei también tendrá un matrimonio concertado. Otro más. Pero esta vez, la que fuera la mujer de Robert Baratheon tendrá que casarse con un chico gay. Cersei, con que cara más maja te has quedado.

Cersei Lanniste puede que no se viuda por mucho tiempo

La semana que viene ¡más!

[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
Juego Tronos 3×05: ‘Besada fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’
[ANÁLISIS] Juego de Tronos 3×05: ‘Besada por el fuego’


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista