Revista Historia

Jueves, 22 de Febrero de 1940

Por Sila
FINLANDIA: Prosigue el avance soviético hacia el norte del Istmo de Carelia. Hoy, el Ejército Rojo empieza a ocupar las islas alrededor del Golfo de Finlandia. Incapaces de hacer frente al avance enemigo, los finlandeses evacuan la localidad costera de Koivisto tras hacer volar sus cañones costeros. Al menos, el frente del norte del Ladoga sigue reportando algunas buenas noticias a los cada vez más desesperados fineses. La 34ª Brigada Acorazada Soviética ha quedado cercada en la posición de Kietale. Los tanquistas rusos se ven inmovilizados por las copiosas nevadas y los ágiles esquiadores enemigos, agotando rápidamente sus reservas de alimentos
Jueves, 22 de Febrero de 1940
Jueves, 22 de Febrero de 1940MAR DEL NORTE: Hoy tenemos un ejemplo más de las grandes pifias bélicas de la Segunda Guerra Mundial. Después de presenciar como dos submarinos ingleses se torpedeaban entre ellos mismos o como la RAF derribaba más aviones propios que enemigos, hoy le toca el turno a la Luftwaffe y a la Kriegsmarine, unidas por igual en todo un ejemplo de incompetencia militar. Al amanecer y como parte de las operaciones navales germanas contra el tráfico entre Inglaterra y Noruega, parten seis destructores con la misión de capturar barcos ingleses en la costa de Dogger. Cuando el destacamento naval navegaba cerca de las islas frisias, una escuadrilla de He-111 los avista. Los pilotos nazis debieron creer que eran ingleses, pues de inmediato se abalanzaron contra ellos y los atacaron con todo lo que tenían. Solo podemos imaginarnos la enorme sorpresa de los marineros germanos cuando vieron a sus propios aviones atacarles. No debieron funcionar muy bien las comunicaciones, pues pese a las llamadas de auxilio, la Luftwaffe continuaba su ataque. En un intento de escapar, dos de los destructores, el Max Schultz (en la foto de la derecha) y el Leberecht Maass, tratan de huir mar adentro. Pero desde luego, la suerte no debía acompañarles ese día: acaban metiéndose de lleno en un campo de minas británico. Lo que vino a continuación es previsible: los dos destructores y la mayoría de sus tripulantes acabaron en el fondo del mar. Tras esta increíble pifia, el OKM decide suspender sus operaciones con destructores en el Mar del Norte.
ATLÁNTICO NORTE: Al menos los U-Boat defienden el honor de la Kriegsmarine. Durante la madrugada, el U-23 echa a pique definitivamente al mercante inglés Loch Moddy, que quedó gravemente dañado ayer pero no acababa de hundirse. Al oeste de Protugal, el U-50 torpedea y hunde al petrolero British Endeavour (4.580 tn.), perteneciente al convoy OGF-19.
LONDRES: Una bomba del IRA hace explosión en la capital británica, en concreto en Oxford Street, hiriendo de gravedad a siete personas. En otro orden de cosas, el Primer Ministro Australiano Robert Menzies envía una carta al gobierno inglés sugiriendo que cuando se derrote a Alemania no se le deben imponer condiciones demasiado duras, ya que probablemente Occidente tenga que hacer un frente común contra la URSS.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista