Revista Sociedad

Jurado Popular, pero que muy Popular, el del Caso Camps

Publicado el 26 enero 2012 por Ciberculturalia
Jurado Popular, pero que muy Popular, el del Caso CampsYa les decía  ayer que me declaraba "insumisa judicial". Y en estando ya insumisa les confieso que el Jurado Popular del caso Camps, me ha resultado muy pero que muy "Popular"
Aunque en mi nueva condición de desacato judicial podría decir lo que me pareciera e incluso me viniese en gana, intento guardar unas mínimas formas y asumir que los jurados populares (vaya nombre más acusador) son instrumentos corrientes en las democracias de nuestro entorno. Por tanto, intento con bastante esfuerzo no cuestionar dicho sistema.
Volviendo al caso que nos ocupa, esa "no culpabilidad" dictada por el Jurado se ha dado sólo por un voto de diferencia.
Sin embargo, y a pesar de los pesares, la "no culpabilidad" de los señores Camps y Costa me crea no sólo dudas, sino tremendas sospechas. Leyendo las miles de páginas que hoy se han escrito, menos mal que son digitales, y por tanto son sostenibles y ecológicas, he encontrado algunas de las razones en las que se ha basado los cinco del jurado a favor de la no culpabilidad.
* Una de las razones que aluden es que no existe documento alguno que acredite que no pagaron los trajes. Sabemos a ciencia cierta que no existe tampoco ningún documento que certifique que sí los pagaron. Aunqe la documentación tanto escrita como oral ha sido abundante, los miembros susodichos decidieron obviarlo.
* Otra de las razones en las que se basan es que creen que la relación de los encausados C.C. con los cabecillas de la trama Gürtel (Correa, El Bigote...) era "meramente comercial". Todas las conversaciones grabadas y expuestas en el juicio exceden con mucho una relación meramente comercial o profesional.  Los miembros se las pasan por donde ustedes quieran imaginar, conversaciones que ayer mismo publicaba en este blog si quieren volverlas a oír.
* Además alegan también que los susodichos imputados no tenían competencia para adjudicar "contratos públicos" y por tanto no están involucrados en la trama Gürtel.  Aquí permitanme que les diga que esos miembros del jurado o nos están tomando el pelo, por tamaño y estúpido argumento o lo que es peor, han estado durmiendo durante todas las sesiones, ya que en ellas se ha demostrado con todo lujo de detalles, la manera de entender la gestión de la cosa pública por parte de los encausados y su poder para manipular y forzar las relaciones con determinadas empresas privadas que tanto se han enriquecido en época de Camps: Caso Gürtel.
Todos los políticos han salido diciendo que hay que ser respetuosos con las resoluciones judiciales. Pues no. Directamente, yo he tomado el camino de la insumisión y por ello declaro que estoy totalmente en contra del veredicto y además ando de sospecha en sospecha.
 Es verdad. Estoy malevolamente llena de sospechas. Y es que llevo varias horas recordando  el escandalo del soborno del Tamayazo. ¿Lo recuerdan ustedes? En fin, aquí lo dejo.
Mientrás seguimos asistiendo al mayor de los bochornos con el juicio a Baltasar Garzón. Sólo falta que éste saliera culpable y aquellos dos, mostrada o no su culpabilidad, pudieran seguir ejerciendo en la vida pública con esa  forma torticera y repulsiva de entender la política y de entender la gestión de lo público. Por cierto, el señor Camps dejó las arcas de la Comunidad tan vacías que ha tenido que ser rescatada por el Estado. Por los contribuyente. Por usted. Por mí.
Si ese Jurado Popular, muy pero que muy Popular, no les condena, yo lo hago desde aquí. 
Como verán estoy desolada, así es que tardaré mucho en dejar mi insumisión.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista