Revista Cultura y Ocio

Kallocaína, de Karin Boye

Publicado el 10 mayo 2020 por Carlos Huerga @carloshuerga
Kallocaína, de Karin Boye
Si hubiera razón y fundamento para que las personas se tuvieran confianza, jamás habría surgido el Estado. La raíz sagrada y necesaria de la existencia del Estado es nuestra bien fundamentada desconfianza mutua.*Somos conscientes de que el Estado lo es todo, el individuo, nada, y nos agrada que así sea.*Hemos ido aplicando una vigilancia cada vez más estricta, pero eso no nos ha garantizado mayor seguridad, tal y como esperábamos, sino una angustia mayor.*Aquella noche apenas dormí.La mañana siguiente, el periódico llevaba un artículo titulado “LOS PENSAMIENTOS PUEDEN CONDENARSE”.(Karin Boye, Kallocaína. Gallo Nero, 2015).

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista