Revista Motor

La autonomía de los coches: un factor decisivo

Por Trestreses
El principal elemento diferenciador de un coche eléctrico, con respecto a uno de combustión, es la procedencia de la energía utilizada para la tracción del vehículo. En los coches eléctricos, las baterías son un elemento fundamental.

El principal escoyo, hoy en día, para este tipo de vehículos es la carga y la duración de estos elementos. Por ello, se ha adoptado, por ahora, la solución menos mala que parece ser la de los coches híbridos aunque estos también presentan sus salvedades.

baterias-coches-electricos
Se  denomina batería  eléctrica  o  acumulador  eléctrico al  dispositivo  que  almacena  energía eléctrica,  usando  procedimientos  electroquímicos  y  que, posteriormente,  la  devuelve  con ciertas pérdidas; este ciclo puede repetirse un determinado número de veces.
El  funcionamiento  de  un  acumulador  está  basado  esencialmente  en  un  proceso  reversible llamado reducción-oxidación (también conocida como redox). Se trata de
un proceso en el cual uno de los componentes se oxida (pierde electrones) y el otro se reduce (gana electrones); es decir,  un  proceso  cuyos  componentes que no  resulten  consumidos  no  se  pierden,  sino que solamente cambian su estado de oxidación, y que a su vez pueden retornar al estado primero en las circunstancias adecuadas.
Las principales características de las baterías son las siguientes:
Fuerza  electromotriz  (f.e.m)  o  voltaje:  El  voltaje  de  una  celda  electroquímica  viene dado por la diferencia entre los potenciales redox de los materiales activos del cátodo y del ánodo. La fuerza electromotriz se mide en voltios (V)
Capacidad total: Indica la cantidad total de carga eléctrica que es  capaz de  almacenar la  batería.  La  unidad  habitualmente  empleada  para  expresar  dicha  capacidad  es  el amperio-hora (Ah). En muchos casos es útil normalizar la capacidad dividiéndola entre la masa total de  la batería, lo que  se  conoce  como capacidad específica, (Ah/Kg) para obtener un valor más comparable.
Energía total: Indica la cantidad total de energía eléctrica que es capaz de acumular la batería.  La  energía total de  una  batería  se  puede  obtener  multiplicando  la  capacidad por el voltaje de la celda electroquímica(Wh).
Como en el caso anterior, este dato se suele dividir entre el peso de la batería para obtener la energía específica.
Ciclos  de  vida:  Indica  el  número  de  ciclos  de  carga  y descarga  que  se  pueden  llevar  a cabo hasta que la capacidad de la batería sea un 80% de su valor nominal.
Profundidad   de   descarga:   Indica   el   límite   máximo   de   la   batería   que   se   puede descargar, sin que aparezcan efectos negativos en la batería
Rendimiento: es la relación porcentual entre la energía eléctrica recibida en el proceso de  carga y  la  que  el  acumulador  entrega  durante  la  descarga.  La  batería  de  plomo-ácido tiene un rendimiento de más del 90%.
A  continuación  se  muestra  una  tabla resumen  con  la  energía  específica  y  autonomía  de algunos  de  los  principales  vehículos  eléctricos  que  han aparecido  o  aparecerán  en  un  futuro cercano en el mercado.

tabla-autonomíaTodos los esfuerzos están enfocados, hoy en día, en como mejorar la autonomía de estos vehículos que pretenden ser el futuro del sector de la automoción para que puedan ser una realidad definitiva y apta para todos los usos en un futuro no muy lejano.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista