Revista España

La Calle de las Tres Cruces

Por Manugme81 @SecretosdeMadri

Una cosa que me llama mucho la atención es como hay calles que, a pesar de dar a la Gran Vía, gracias a su corto trazado y a los numerosos focos de atención que hay en la enorme arteria madrileña, pasan totalmente inadvertidas para el 90 por ciento de los peatones. Es lo que sucede por ejemplo con la invitada de hoy al blog, la Calle de las Tres Cruces. Es posible que algunos es la primera vez que escuchan su nombres a pesar de que la hayan transitado unas cuantas veces.

La Calle de las Tres Cruces es una pequeña vía que da a Gran Vía en su tramo central, para que os hagáis a la idea queda a la altura de los famosos gemelos Alcázar, 'los heavies'. y va desde la comercial Gran Vía hasta la Plaza del Carmen. A penas una enorme manzana de vida, nada que ver con siglos atrás cuando su trazado era mucho mayor pero ésta fue una de las grandes afectadas por el nacimiento de la Gran Vía.

En su trazado hay una drogueria / perfumería de corte clásico, una pequeña sala de fiestas, varias tiendas de alimentación y algún negocio que otro. Seguramente, lo más llamativo de una de sus aceras sea la puerta que nos invita a viajar en el tiempo, atravesando el Pasaje del Comercio, uno de los escasos ejemplos de galerías comerciales del Siglo XIX que todavía sobreviven en Madrid y que comunica con la calle Montera. Como os comentaba, a parte de eso, es una vía sencilla que claudica ante el bullicio y estruendo de Gran Vía.

Aún así, tiene un argumento para hacernos reparar en ella y ese es su nombre. Calle de las Tres Cruces, ¿No os parece curioso? Dice la tradición oral que es debido a que en ella hubo colocadas tres cruces en recuerdo a tres herejes (dos hombres y una mujer) que tuvieron la mala idea de profanar una imagen de la Virgen que había en una iglesia muy cercana, en la próxima Calle de la Salud. El castigo por esta temeridad fue muy duro y de hecho, fuel a Inquisición la que tomó cartas en el asunto, juzgándoles y condenándoles a morir quemados en aquel lugar. Por eso, en recuerdo a estos tres reos condenados se pusieron estas tres cruces que, mucho tiempo después de aquello, siguen bautizando esta céntrica y discreta calle de Madrid.

La Calle de las Tres Cruces


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas