Revista Opinión

La carne mechada tuvo la culpa

Publicado el 24 agosto 2019 por Carlosgu82

La carne mechada tuvo la culpa

De momento sólo sabemos que la carne mechada tuvo la culpa de los dos muertos y de los doscientos intoxicados en Andalucía y en otras partes de España. La carne cocinada con una receta típica de la comunidad autónoma andaluza hizo estragos. Salio la dichosa carne de La Mechá, una empresa que comercializa sus productos también en marca blanca. No sé porqué me recuerda esta intoxicación al caso Colza de principios de los años ochenta. Entonces la culpa era del aceite de colza.

Lo cierto es que los culpables tienen nombres y apellidos. habrá que investigar y pedir responsabilidades tanto a la empresa como a los inspectores sanitarios que parece que no hicieron bien su trabajo. Por culpa de un mal hacer que no se puede calificar como accidente hay dos muertos (esperemos y deseemos que no haya ninguno más) y vamos por los dos centenares de personas afectadas de listeriosis.

Casi no sabe una qué va a comer. Razón tienen cuando dicen que hay que huir de los productos precocinados pensarán algunos. Y casi lo pienso. Pero una no tiene tiempo para cocinar como una ama de casa antigua y tiene que echar mano de los precocinados. La alternativa sería ir a comer y a cenar al restaurante todos los días. ¿Y si en el restaurante te fastidian con otra peste?… Lo que no mata engorda. Si lo piensas mucho no comes y si no comes no vives.

El lunes se reúnen en Madrid los cosejeros de las comunidades autónomas con la ministra a ver si hacen algo sensato entre todos. Cruzo los dedos. De momento, estoy informándome de qué va esta enfermedad que nos ataca desde el sur. ¿Qué es la listeriosis? Es una infección causada por la bacteria Listeria monocytogenes, un patógeno común en el medioambiente que llega al organismo de los españoles y exranjeros a través de alimentos contaminados de la empresa La Mechá. Aunque en la mayoría de personas sanas evoluciona de forma asintomática o con cuadros leves que no matan, puede ser muy grave e incluso llegar a ser mortal en ancianos o personas con un débil sistema inmunológico, es decir, con pocas defensas. Las embarazadas y los recién nacidos también lo llevan mal. Que se lo pregunten a la chica que perdió el bebé que esperaba.

¿Comemos algo? A mí casi se me han pasado las ganas de comer. Creo que hoy retraso la hora de la comida de mediodía. Y creo también que no voy a encender el televisor ni la radio para que no me hablen de la carne mechada.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas