Revista En Femenino

La depresión PREparto existe

Por Titiroca

¿Depresión PREparto? ¿Eso existe? Había oído hablar de la depresión postparto, de hecho, yo la padecí, pero preparto??? pues empieza bien esto del embarazo...

Se cree que es debido al miedo ante la futura maternidad y una sobreestimulacion de la hormona del estrés, el cortisol. De hecho, tiene mayor incidencia que la depresión postparto (que está en torno a un 10-15%). OMG!!!

La depresión PREparto existe

Pero para poder conocer más sobre la depresión preparto, ¿¿qué mejor que hablar con alguien que lo ha experimentado en primera persona??. Ella es Eva Álvarez, mamá y criminóloga. Directora de la revista digital Yonocompropan. Escritora de " La verdad de la sangre" y de "L os libros no se escriben solos: Crónica de una depresión preparto y un posparto inesperado" (disponible en Amazon, Kindle y formato papel).

La depresión PREparto existe

Había oído hablar de depresión postparto pero no de la depresión preparto.

La depresión preparto es la gran desconocida, un auténtico tabú. Hay muchas razones por las que una embarazada puede sufrir depresión, de hecho el epílogo de mi libro está a cargo de la psicóloga Ana Blázquez, quien las enumera y explica.

En mi caso fue un hijo muy buscado y deseado, pero, en resumen, me amargaron el embarazo. Y los factores externos, desgraciadamente, influyen mucho. En otra situación no hubiera sido así, pero yo me encontraba hipersensible y en un estado de vulnerabilidad que no me permitía apenas ni defenderme y no hacía más que llorar.

Calificarlo de horroroso es quedarme corta.

¿Cómo te sentiste?

Completamente sola. Incomprendida. Yo tenía que soportar ataques, burlas y de todo pero carecía del derecho a defenderme porque para todo se encontraba una disculpa.

Echaba de menos horrores a mi padre, fallecido, quien estoy segura de que hubiera sido la única persona que habría dado un puñetazo sobre la mesa, poniendo en su lugar a más de uno. Me he repetido un millón de veces que ojalá mi padre hubiera estado vivo, porque cuánto sufrimiento me habría ahorrado yo en la vida. Sobre todo, en este tema y todo lo relativo.

¿Qué limitaciones tenías? ¿Qué fue lo peor por lo que pasaste?

Pues a las ocho semanas terminé en el hospital. A partir de ahí, muchísima ansiedad, tristeza, apatía... Hubo momentos muy malos.

Lo peor fue darme cuenta de que la maternidad que yo había idealizado durante toda mi vida, en un ambiente feliz, se parecía a la realidad lo que un huevo a una castaña.

¿Qué tonterías has tenido que oír cuando lo contabas?

Se lo conté a muy poca gente en su momento, porque lo veía todo negro y sabía que no me iban a comprender, exceptuando mi mejor amiga, que también estaba embarazada y con depresión.

En una ocasión, cuando sentí que la nube negra ya había pasado, lo conté en mi extinto blog Opiniones Incorrectas. Como respuesta, una imbécil cuyo blog se basaba en criticar lo que aparecía en el mío y que se llegó a alegrar de que el marido de otra amiga bloguera tuviera problemas con la residencia viniendo de un país en conflicto... Escribió un bonito post sobre lo malísima que era la depresión preparto y las consecuencias que tenía en el bebé. Evidentemente, la chavala en sus cabales no está. Un día me cansé de sus ataques y escribí un post amenazando con facilitar todos sus datos personales. Se dió por aludida en segundos y borró su última chaladez, acusando a una amiga mía a quien se había acercado para sacarle información sobre mí de darme sus datos. Datos que pululan por internet, por cierto.

Durante el embarazo, solo esta impresentable se metió con el tema.

La depresión PREparto existe

¿Cómo lo superaste?

Centrándome en la ilusión por ser madre. Borré las redes sociales, corté el contacto con la mayoría de personas que me resultaban tóxicas (con algunas en ese momento no pude porque eran cercanas, pero me alejé en la medida de lo posible) y decidiendo tener solo en la cabeza a mi hijo, su ropa, la decoración de su cuarto y todo lo relacionado.

Eso me ayudó, pero la herida no desapareció. Ese fue mi principal motivo para escribir el libro: vomitar todo el dolor que había dentro de mí.

¿Tienes miedo a quedarte embarazada y volver a pasarlo?

No, porque ninguna guerra se parece a otra y en el caso de volver a tener un hijo biológico, ya me aseguraré de rodearme de gente buena y cuerda y de que el padre en cuestión me anteponga y defienda ante cualquiera.

Si para conseguir tener un embarazo tranquilo me tengo que ir 9 meses a vivir a un monte o a una playa del Caribe, ahí me iré. Pero todas las sensaciones bonitas que siempre quise vivir en un embarazo, si vuelvo a pasar por otro no me las va a enturbiar absolutamente nadie.

Has escrito un libro sobre ello, ¿Por qué?

En su momento, busqué y busqué sobre la depresión preparto para que alguien me ayudara y solo encontré breves artículos.

Así que me gustaría que otras mujeres en mi situación tengan un texto al que acudir.

Mi primera intención fue que me sirviera como terapia, que lo conseguí, pero también me pareció importante romper un tabú y poder ayudar a otras madres, para que sepan que no están solas, ni son bichos raros, ni les pasa nada que no esté dentro de lo normal. Porque la depresión preparto es muchísimo más común de lo que pueda parecer.

¿Qué recomendarías a una futura madre que esté sufriendo depresión preparto?

Que más vale ponerse una vez roja que cien amarilla. Que mande a la mierda a quien haga falta. Que corte la situación. Que rompa con lo que no le guste y que no se corte en pedir ayuda profesional si la necesita.

Y es que es muy importante ponerse en los zapatos de la otra persona para poder entender su situación.

¡Gracias Eva!, porque con tu experiencia podemos conocer un poco más sobre la depresión preparto, empatizar con quien la sufre y romper con este tabú tratándolo con naturalidad. ¡Mucho éxito con tu libro!


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :