Revista Baloncesto

La espinita de Ify Ibekwe

Publicado el 29 abril 2017 por Toni_delgado @ToniDelgadoG
La ala-pívot estadounidense y Alminaite prologan la final para Uni Girona ante Perfumerías Avenida (79-75)

La espinita de Ify Ibekwe

Spanou, Peters, Coulibaly, Ainhoa López, Rosó Buch, Ibekwe y el resto de compañeras de Uni Girona mantean a su capitana, Noemí Jordana. Foto: FEB. 


Fue uno de los puntales de la Liga ganada por Uni Girona en 2015 y la gran ausente en la final del curso pasado. Una lesión muscular en el sóleo de la pierna derecha obligó a Ify Ibekwe (Carson, California, EE UU, 1989) a convertirse en una aficionada y se dejó la garganta y las manos animando desde el banquillo a su equipo, al que se le escapó el torneo por media uña. A la ala-pívot estadounidense le quedó la espinita de no poder ayudar en la pista. Seguro que el miércoles, tras su choque con Marginean, pensó que lahistoria se repetiría, y más cuando tuvo que abandonar la cancha ayudada por su compañera Spanou y la fisioterapeuta, Beti Orden. Pero Ibekwe se recuperó y fue la mejor en la derrota de su Uni Girona, igual que en el triunfo en el segundo partido (79-75). La última cita vestida de corto con Fontajau de la capitana Noemí Jordana, que sueña con retirarse en Würzburg el martes levantando el título.  
Ibewke (24 puntos, 8/11 en tiros de dos, 1/2 en triples, ocho rebotes y cinco recuperaciones para un 38 de valoración) es una ala-pívot que sube la pelota como una base, tiene muñeca de tiradora, sabe moverse en la zona como una 5, y también puede ser una 2. Es un comodín para Èric Surís, que sabe sacarle el jugo. Ibekwe no se esconde: le va la marcha y le encanta asumir responsabilidades. Se temía por su rodilla derecha, incluso ayer había hecho trabajo de fisioterapia. En la pista apenas se la vio dudar y anotó seis puntos en el primer cuarto (18-18).
Kristina Alminaite no había jugado ni un minuto en los playoffs por una rotura fibrilar en el sóleo de la pierna izquierda. Como informó Toni Romero en L’Esportiu, apenas había podido hacer un calentamiento suave en el primer partido de la final. Se estrenó a los 4m 35s, después de que Mima Coulibaly cometiese su segunda falta personal. A veces Alminaite peca de ingenua y le falta velocidad, pero esta vez supo aprovechar su altura (2,05 metros) y jugó con entereza, frialdad y confianza, como llevase participando varios partidos seguidos. La pívot lituana falló su primer tiro, aunque supo acertar con los seis restantes, defendida o sola, o con una canasta brillante con una mano. Su concurso en la primera parte fue vital para que Uni Girona llegase 39-39 al descanso.
Noemí Jordana (forzó tres faltas personales en ese tiempo) y Rosó Buch (repartió cuatro de sus seis asistencias) marcaron la hora en las locales, impulsadas por Alminaite e Ibekwe, y con arrebatos de calidad de Spanou y Leo Rodríguez. El oficio de Erika de Souza y la omnipresencia de Beard y Milovanovic eran los principales argumentos de Perfumerías Avenida.
A ambos equipos se les complicaron las cosas en el inicio del tercer cuarto: Elonu, Beard y Milovanovic se cargaron con tres faltas personales, y Alminaite no tardó en cometer la cuarta, para alivio de De Souza. Perfumerías Avenida no estaba cómodo y no era capaz de robar casi pelotas en primera línea para montar contraataques sencillos (ocho recuperaciones por las 11 de su rival, cuando el balance en el partido anterior había sido de 12-3). Ni Givens, excepcional defensora, se sintió a gusto y en su tercer partido en su pista la temporada pasada estuvo bastante por debajo de sus prestaciones (2/6 en tiros de campo, seis pérdidas, cuatro rebotes…).
Ibekwe y Noemí Jordana (ocho asistencias) dieron un golpe en la mesa (65-59 a 7m 10s), pero Silvia Domínguez rescató a su equipo con puntería y nervios de acero. En su línea. Como había hecho hasta entonces (65-68 a 4m 28s). Ibekwe forzó la quinta personal de Beard y completó un dos más uno, anotó en su siguiente oportunidad y con 71-72 a 1m 29s no falló los dos tiros libres, pese a que llevaba un pobre 2/5. Todavía le quedó aliento a la ala-pívot estadounidense para recuperar su octava pelota (la pérdida fue de Givens), recorrer toda la pista, superando a Elonu y Silvia Domínguez, y anotar. A Milavonic se le quedó corto su lanzamiento y Leo Rodríguez consiguió una canasta inverosímil para asegurar el triunfo para Uni Girona. La Liga se decidirá en Salamanca.   
“¡Noe! ¡Noe!”, coreó Fontajau. Noemí Jordana trataba de contener las lágrimas mientras la entrevistaba Mario Ojuel para Teledeporte: “Estoy muy emocionada. Fontajau está prácticamente lleno… Cuidado, que vienen las locas”. Sus compañeras se llevaron el panel de publicidad por delante y la mantearon. La capitana siguió luego como pudo: “Es impresionante. Una pasada. He jugado seis años aquí. Es un día especial”. En la pista un grupo de niñas movía con gracia una enorme pancarta con el lema de “Gràcies Noe”, el número 9 y la foto de su ídolo. 

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas