Revista Opinión

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

Publicado el 16 febrero 2020 por Santiagomiro
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.Concentración convocada por la asociación “Derecho a Morir Dignamente” para pedir la regulación de la eutanasia.

El Código Penal prevé condenas de varios años de prisión para cualquier persona que actúe como cooperadora necesaria en la muerte de otra, aunque haya sido libremente, a causa de un sufrimiento irreversible e insoportable. Ramón Sampedro, después de 30 años postrado en una cama, fue el primer ciudadano español en pedir la eutanasia, enfrentándose a la ley española que no la permitía. Y decidió poner fin a su sufrimiento tomando cianuro con la ayuda de 11 personas. Fue el 12 de enero de 1998 y, veinte años más tarde, Ángel Hernández y María José Carrasco estuvieron durante semanas en el foco de todos los medios de comunicación. “La auténtica verdad –comenta Ángel– es que nosotros, María José y yo, nos propusimos que, llegado el momento, actuaríamos. Éste llegó cuando ella ya no podía seguir con ese dolor y sufrimiento, por lo que me hice responsable de lo que me había comprometido”. Hernández fue acusado de un delito de cooperación al suicidio y el pasado mes de julio, Marcos Ariel Hourmann, el único médico condenado por ayudar a morir a una enferma terminal, comenzó a recoger firmas en apoyo de Ángel Hernández, el hombre que ayudó a morir a su mujer, María José Carrasco. Hasta que el pasado martes, en el Hemiciclo del Congreso, un número importante de diputados dieron el primer paso para cambiar la situación, con la aprobación de una ley que responde, en gran parte, a las peticiones y reivindicaciones de estas personas. Fue la tercera vez en algo más de año y medio que se intentaba. El Gobierno esperaba que, en esa tercera ocasión, fuera la vencida (“Esta vez sí que sí”, dijo el vicepresidente, Pablo Iglesias), y que la mayoría de la cámara parlamentaria diera el visto bueno a su tramitación. Y, al fin, lo conseguía. La previsión es que, en julio, la ley pueda entrar en vigor.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.       Un millón de firmas para despenalizar la eutanasia.

Por fin, el pasado martes, llegaba al Congreso la Ley de Eutanasia y “no hay vida digna sin muerte digna” fue el lema reconocido por la mayoría de parlamentarios, tras haber quedado en el cajón de los asuntos pendientes, en dos ocasiones, en los últimos dos años. La Ley de Eutanasia regresó al debate parlamentario y fue admitida a trámite, tras una votación en la que sólo PP y Vox se opusieron. PP y Vox vincularon esta ley al “nazismo” mientras PSOE, Podemos y Cs se unieron para aprobarla. Un diputado de ERC y el único parlamentario de Teruel Existe se abstuvieron. En resumen, 201 votos a favor, 140 votos en contra y las 2 citadas abstenciones. La proposición de ley del PSOE fue aceptada por la Cámara baja a la tercera, a pesar del rechazo del PP y Vox, que llegaron a acusar al Gobierno de querer despenalizar la eutanasia para ahorrar costes a Sanidad, llegando a insinuar que era una manera de quitarse de en medio a muchos enfermos y ancianos. “No se puede frivolizar diciendo que la eutanasia sirve para matar viejos. En la vida se nos ocurriría pensar eso”, criticó el PNV, sumándose al resto de grupos de la Cámara. Y el Congreso afeó al PP que calificase la eutanasia de “solución final” para “ahorrar costes” sanitarios. 

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Casado a Sánchez: “Cumpla la ley que no es mucho pedir en democracia”.

La propuesta del Congreso fue el primer paso para aprobar la ley y abrió la puerta a regular la eutanasia en España, no solo despenalizando esta práctica sino también reconociéndola como un nuevo derecho individual. Se trata de una legislación ya existente en países vecinos como Países Bajos o Bélgica, entre otros, pero también en Canadá y algunos estados de EEUU. Ese 36-37% de representados por PP, Vox y Navarra Suma podría ser un grupo aún menor si los españoles que se abstuvieron votaran ahora en una especie de referéndum sobre esta legislación. Según varias encuestas, como una publicada en 2019 por el instituto Toluna, el 80% de los españoles está a favor de regular la muerte digna con una legislación adecuada, algo que, hasta este momento, no existía y que PP y Vox no quisieron implementar, salvo por una ley que aumentase los cuidados paliativos para evitar el sufrimiento de los enfermos terminales o que sufren. Otro sondeo, elaborado por IMOP en 2018, cifraba en al menos el 78% el apoyo a regular el suicidio asistido. Los mayores detractores de la regulación de la eutanasia son los sectores religiosos-cristianos institucionalizados o no, además de asociaciones ultraconservadoras como Hazte Oír. PP y Vox se volcaron con su causa y no piensan abandonar esta senda, quedándose solos en el hemiciclo, con su voto de ‘no’. El líder de los populares, Pablo Casado, llegó a alegar la anterior vez que “ese problema no existe en España”. En esta ocasión, su posición no ha cambiado: el PP presentó una “alternativa” de Ley integral de cuidados paliativos que “aborda el sufrimiento en las últimas etapas, pero lo hace desde el consenso”. El presidente de Vox, Santiago Abascal, se posiciona también tras la muerte de María José Carrasco, afirmando que su partido de ultraderecha defiende que la eutanasia “puede dar lugar a soluciones finales no queridas por los enfermos”.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Fernando Marín, de DMD: “La eutanasia no es cuestión de dolor, sino de dignidad”.

Fernando Marín, desde la Asociación DMD (Asociación Derecho a Morir Dignamente), fue más allá: vaticinando que “el día siguiente a que se apruebe, tendremos un recurso de Vox en el Tribunal Constitucional (TC)”, como hizo el PP con la Ley del Aborto. “Contamos con ello” pero “no nos preocupa”, comenta, “porque todo lo recogido en el texto está dentro de lo constitucional y, a la larga, cuando se resuelva si sucede–, el TC no dará la razón a Vox”. El texto del PSOE incluye la creación de Comisiones de Control y Evaluación autonómicas, que, tras la aprobación de los dos médicos, tendrán que valorar caso por caso para dar luz verde. Los miembros de esas comisiones se consensuarán entre los gobiernos regionales y el Ministerio de Sanidad. La ley es ambigua con los tiempos: la resolución definitiva se hará “en el plazo más breve posible”, sin especificar. Estos puntos son los que más preocupan a DMD: “Tememos que ocurra lo que está ocurriendo con el veto parental: un veto a la eutanasia. Y que, en Murcia, en Andalucía y en Madrid, no se realice ninguna eutanasia. No nos fiamos”.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
    El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los vicepresidentes Carmen Calvo y Pablo Iglesias.Gobierno, asociaciones, enfermos y familiares, esperaban que una ley regulase, al fin, en España, la muerte digna, que ya llega tarde para personas como María José Carrasco, Antonio Monguilod y Maribel Tellaetxe. Fuentes del Grupo Socialista no se atrevieron a poner fechas, pero el proceso se completará “lo más rápido posible: está casi todo hecho y debatido”. La Asociación DMD espera que, para verano, ya sea una realidad. “Cualquier cosa puede ocurrir, pero esta vez sí pensamos y vemos voluntad política”, declara su vicepresidente, Fernando Marín. El texto del Grupo Socialista es el mismo que ya se aprobó en diciembre de 2018. Estuvo en tramitación hasta marzo de 2019, cuando se disolvieron las Cortes. Contempla que la ayuda para morir esté incluida en la cartera del Sistema Nacional de Salud. Podrá solicitarla quien sufra una enfermedad grave e incurable o invalidante. DMD calcula que los primeros casos, supondrán el 85%; los segundos casos, sobre todo esclerosis o tetraplejía, aunque “muy impactantes”, serán alrededor del 15%. Lo pedirá el paciente, de forma libre y voluntaria, y tendrá que pasar por dos médicos, que podrán alegar objeción de conciencia, en un plazo mínimo de 15 días. La aritmética parlamentaria dio la razón a los que esperaban la norma para 2020. Según anunciaban los diferentes grupos, la ley del PSOE tuvo el apoyo de los diputados de Unidas Podemos, ERC, Ciudadanos, PNV, JxCat, EH Bildu y la mayoría de los partidos con poca representación. Entre todos suman más de 200 votos a favor. En la anterior legislatura, la propuesta llegó cuatro veces al Congreso: una, del Parlament de Catalunya; otra, de Unidas Podemos y dos del PSOE. La de diciembre de 2018 se quedó en esa fase de tramitación al ser bloqueada en la Mesa por Ciudadanos que condicionó su apoyo a que se aprobase antes la suya de Muerte Digna, sobre cuidados paliativos. Esta vez “hubo menos riesgo de filibusterismo”, recuerda Fernando Marín, porque la Mesa tuvo mayoría progresista.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Roser Maestro, diputada de IU, presentó distintas enmiendas “con la voluntad de enriquecer el texto”.

Durante su intervención en el Pleno, Roser Maestro, diputada de Izquierda Unida, recordó: “Llevamos más de 22 años intentando que se apruebe la eutanasia y fuimos el primer y casi único grupo, junto a ERC, en traer la propuesta a esta cámara”. Maestro insistió en que “ahora, nos volcaremos con este proyecto”, si bien adelantó que se presentarán distintas enmiendas “con la voluntad de enriquecer el texto”. Destacó, entre ellas, la necesidad de enmendar el “error” de situar el ‘sufrimiento’ como el “principio fundamental” que rige esta iniciativa, “ya que aquí hablamos de mucho más, como la libertad, también la libertad de conciencia, así como la dignidad y la autonomía de decidir entre vida y muerte”. “También entendemos —apuntó— que existe excesivo control previo, sencillamente, innecesario, especialmente, cuando éste pueda recaer en las comunidades autónomas gobernadas por la derecha. Ahí tenemos los ejemplos de Andalucía o Murcia, donde más se ha tratado de recortar la Sanidad y más se ha intentado privatizar”. Roser Maestro alertó de que “algunos nos quieren hacer creer que esta ley no es necesaria y que solo lo es una ley de cuidados Paliativos”, pero “debemos recordar que los mejores cuidados paliativos son perfectamente compatibles con una Ley de Eutanasia y apostar por ambos”. La parlamentaria valenciana de IU concluyó su intervención advirtiendo de que “basta ya de arrastrar una culpa impropia; este es un momento histórico y cargado de dignidad” y cerró con una cita del poeta argentino Juan Gelman: “Aquí pasa, señores, que me juego la muerte”.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
     Pablo Echenique es interrumpido por un diputado durante el debate sobre la eutanasia: “Es repugnante que tú defiendas esto”El portavoz de la formación morada, Pablo Echenique, criticó en su discurso las acusaciones del PP de que el Gobierno busca aprobar la ley de eutanasia para “evitar costes del estado de bienestar”. Y señaló: “Qué falta de escrúpulos, qué cosas más repugnantes tenemos que oír a veces en esta cámara, señorías. Qué cosas más repugnantes”. Acto seguido, un diputado de la bancada de la derecha interrumpió al portavoz: “Es repugnante que tú defiendas esto”. Inmediatamente después, Pablo Iglesias preguntó en voz alta quién había dicho esa frase, actitud por la que luego pedía perdón a través de las redes sociales: “Me ha podido la rabia y he preguntado en alto quién ha dicho eso. Pido disculpas por ello”. A pesar de las disculpas, Iglesias se ha reafirmado en que “ese diputado debe dar la cara y pedir perdón a Pablo”. Mientras, el portavoz de la formación ha querido rebajar la tensión y proseguir con su discurso. Echenique terminó su intervención, aludiendo al artículo 143 del Código Penal: “Lo que Ramona Maneiro hizo por Ramón Sampedro, lo que Ángel Hernández hizo por María José Carrasco, no puede ser un delito que conlleve de seis a diez años de prisión, porque lo que hicieron fue devolverles a sus seres queridos la libertad, y fue un acto de amor”.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
      La diputada socialista y exministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, del PSOE e Ignacio Echáñiz, del PP.“A la política hay que ponerle pasión y corazón”. Y así lo hizo la exministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, cuando le tocó defender la proposición de ley socialista de muerte digna, por la cual España reconocerá el derecho a la eutanasia. “En este proyecto de ley –declara en redaccionmedica.com– recogemos la garantía de objeción de conciencia del facultativo, al igual que sucedía en los textos originales que llegaron a esta Cámara. La única diferencia es que antes había una presunción de que la profesión médica estaba en contra de la eutanasia pero, ahora, conocida por encuestas fidedignas la posición de la profesión, sabemos que los médicos reafirman esta ley”. Carcedo tiene claro que durante estos meses de discusión será el momento de “blindar” la ley, aunque “las comunidades autónomas tienen las competencias que tienen y no podemos oponernos a ellas”. La asturiana confiesa que esta ley “responde a un debate social y de filosofía de vida, aceptado mayoritariamente por la sociedad. Aunque la derecha diga lo contrario”. Sobre lo vivido en el Congreso, donde el PP calificó a la eutanasia como “una política de recortes” y Vox de “máquina de matar”, Carcedo confiesa que se sitió “triste y sorprendida”. “Si Echániz [portavoz adjunto del Partido Popular] hubiera realizado su discurso durante su primera intervención, quizás le hubiera respondido en mi turno de réplica. Pero, ciertamente, no quise embarrar el debate por respeto a las personas que estaban en la tribuna del Congreso, y que tanto han sufrido. Una máquina de matar es el Estado que no atiende a sus ciudadanos y que recorta en servicios sociales y sanitarios”, zanja Carcedo. “Siempre he sido muy clara y prudente. Lo era antes, y lo soy ahora. El caso es que me creo las políticas que defiendo, y por eso les pongo tanto énfasis. Además, en muchas de esas políticas, he participado para su construcción, como es el caso de esta ley de eutanasia, de la que esperamos que consiga finalmente su aprobación”, concluye la diputada Carcedo.   
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
     Ángel Hernández sobre la derecha y la eutanasia: “Es terrible, no han hecho más que mentir”.Para la mujer de Ángel Hernández los cuidados paliativos que ahora defiende el PP a capa y espada no fueron suficientes. María José era la imagen de la necesidad de decidir libremente si continuar sufriendo o acabar con el dolor de una forma digna. Ángel la ayudó a morir en abril de 2019 y, por eso, ahora no entiende la posición de la derecha contra la ley de la Eutanasia. “Si no quieren acogerse a esta ley no tienen por qué hacerlo, porque no obliga, pero que nos dejen a los demás, que la necesitamos, que la podamos tener ahí”. Después de que el Congreso haya admitido a trámite la proposición de ley de la eutanasia, Ángel Hernández visitó el programa de El Intermedio, en La Sexta, para contar cómo se siente. Hernández afirmó que Pablo Echenique le había conmovido durante su intervención en el debate “por su situación y el cariño con el que habló”. Sobre lo que más le dolió de las palabras que escuchó en el hemiciclo fueron las declaraciones de los partidos de la derecha. “Lo que ha hecho la derecha es terrible, no ha hecho más que mentir, no tenían argumentos, solo decían mentiras, mentiras y mentiras”.  Hernández defiende que la ley de la eutanasia “es un derecho libre, si lo quieres coger y lo necesitas” y que para conseguir aplicar dicha ley “tienes que reunir una serie de condicionantes. Tienes que tener un problema muy especial para que los médicos acepten ayudarte a morir. Por esto, estará regulado”.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Agustín Zamarrón, el diputado mayor en edad del Congreso, a favor de la ley de eutanasia.En el último programa de “Buenismo Bien”, Agustín Zamarrón, el diputado de mayor edad en el Congreso de los Diputados y voz autorizada en el mundo de la política y de la medicina al haber ejercido durante décadas como médico, defendió que la eutanasia debe regularizarse como un derecho. “Tengo la misma postura que tienen el 80% de médicos, cuando se les pregunta en las encuestas: debe regularizarse como un derecho”, señaló el diputado más longevo de la Cámara. “Cierto que algunos que detentan la representación, en este caso, teórica de los médicos, se han opuesto tradicionalmente a esto, pero no es el sentir de los médicos. Cuando es mayor el temor a la vida que a la muerte, cuando no se trata de dolor sino de sufrimiento, algo habrá que hacer”, reconoció Zamarrón. “Por lo tanto — sentenció el diputado burgalés del PSOE, hay que solventarlo y debe ser una ley buena. Esta ley puede ser una ley que roce la perfección, una ley que a todos puede beneficiar y que a nadie perjudique”.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Errejón califica de “miseria moral” la relación que hace el PP de la eutanasia con el coste de la dependencia.El diputado de Más País, Iñigo Errejón, asegura que la ley de la eutanasia está “aprobada por la sociedad” desde hace mucho tiempo y califica de “mísera moral” las palabras del diputado popular, José Ángel Echániz, sobre atribuir el empeño de la izquierda de legalizar la eutanasia para “reducir el coste” que supone el envejecimiento para las arcas públicas. Errejón recuerda que fue el PP quien “congeló la ayuda” a la dependencia y permitió que muriese mucha gente mayor, “declarándole la guerra a la sanidad pública”.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
      El arzobispo Cañizares afirma que la ley de eutanasia es 'la verdadera amenaza' para los enfermosLo que propone la Asociación Derecho a Morir Dignamente es habitual de los países europeos en los que está regulada: comisiones de Evaluación sí, pero posteriores al fallecimiento. “Entre Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Canadá ha habido unos 90.000 casos en total y ningún problema con médicos que practiquen homicidios encubiertos, que parece ser lo que se quiere controlar. Con el sistema de control posterior, por cada paciente se presentarían informes y, si hubiese dudas, se investigaría. Con indicios de delito, la Comisión lo pondría en conocimiento de la Fiscalía. Creemos que ese sistema no entorpece ni alarga aún más los plazos, y sí el previo”, explican a Marín Belén, en Eldiario.es del 10 de febrero pasado. Durante estos meses, la DMD va a reunirse con los grupos para tratar de convencerlos de que aleguen esta enmienda sobre las comisiones. No lo dan por perdido, tampoco con el PSOE, que aún podría rectificar su propia ley. Algunos médicos prefieren los controles previos, para tener más garantías, pero la DMD cree que se podría producir incluso lo que llaman “turismo eutanásico”: gente que vaya a morir a otras comunidades porque en la suya es casi imposible, como ya ha ocurrido durante mucho tiempo con el aborto. Así se lo trasladarán, en especial, al PNV: “En Euskadi, en Catalunya o en comunidades pequeñas como Cantabria, no habrá problemas. Los problemas estarán donde esté Vox. El veto parental ha sido el termómetro”. Además de posibles modificaciones más complicadas, opinan que la ley podría haber sido más ambiciosa recogiendo la opción del testamento vital y la salud psiquiátrica. En todo caso, desde DMD la reconocen como “un gran paso, se haga como se haga”. Por su parte, Vox y PP remarcan: “Los que vienen son meses en los que habrá fuerte oposición mediática a la eutanasia y muerte digna desde los sectores más conservadores. La Conferencia Episcopal ya ha anunciado para el 25 de marzo unas 'Jornadas por la vida'. El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, este domingo, se adelantó a la votación para alertar sobre ‘la verdadera amenaza que sufren los enfermos, sobre todo los terminales, en nuestra sociedad’. E insiste, como el PP, en ‘trabajar por los cuidados paliativos’. El Foro de la Familia también ha hablado. La asociación ultracatólica ha criticado que ‘el Gobierno del reto demográfico’ priorice aprobar ‘leyes de muerte’ ”.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

En el mundo sólo hay 5 países que tienen legalizada la eutanasia activa: Países Bajos, Canadá, Bélgica, Colombia y Luxemburgo. Estas legislaciones permiten a una persona poner fin a su vida voluntariamente y con asistencia técnica para hacerlo. En un escalón inferior está lo que se conoce como “suicidio asistido” que, en estos momentos, es legal en países como Suiza, Alemania, Japón y Canadá y en algunos estados de EEUU (Washington, Oregón, Colorado, Vermont, Montana, California...). Implica proporcionar, de manera intencional y con conocimiento a una persona, los medios, procedimientos o ambos necesarios para suicidarse. En España, y en otros países, sólo se llega al nivel de permitir un perfil bajo de “eutanasia pasiva”, que se basa en que los familiares o la propia persona, en caso de estar aún consciente y capacitado, puedan impedir alargar de forma dolorosa y artificial la vida de una persona enferma. Eso no conlleva una eutanasia activa por parte de una persona que, con dolencias graves o no, quiere poner fin a su vida. Además, esta consideración continuamente supone problemas de calificación y los profesionales sanitarios se niegan a permitir el fallecimiento por dejación de sus funciones y atenciones médicas.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Juan Carlos Escudier avisa en Público que “la eutanasia no será obligatoria”. Y advierte que la es bueno recordarlo, tras escuchar los argumentos en su contra proferidos por representantes de la derecha, que rebajaron el nivel de la política al límite de lo despreciable. “No se trata de reconocer a las personas el mismo privilegio que tienen las mascotas cuando es inhumano mantenerlas con vida para que el Estado se ahorre 20.000 euros al año por cabeza en tratamientos, así como la pensión correspondiente, que es lo que adujo, para su vergüenza, el portavoz de Sanidad del PP, José Ignacio Echániz. No es una filosofía de la izquierda ni consiste en arrear empujones a la muerte para aligerar costes. Es defender esa libertad que tantas bocas llena y facilitar su ejercicio cuando lo que está en juego no es perder la vida sino la dignidad personal, que es por lo que siempre hay que estar dispuesto a dejar este valle, sobre todo si es de lágrimas. Es repugnante que el partido que más hizo para devaluar el Estado del Bienestar y que durante la crisis logró que, por primera vez en la serie histórica, se frenara la esperanza de vida de los españoles denuncie ahora que regular la eutanasia sea una estrategia para contener el déficit asociado al envejecimiento. Los mismos que obligaron a los jubilados a pagar por sus medicinas, reduciendo indirectamente sus pensiones, o, en algunos casos, les hicieron elegir entre medicarse o seguir comiendo, salga ahora con esta boludez impresentable. En definitiva, es un insulto a la inteligencia que, quienes propiciaron que la gente se muriera sola en sus casas por falta de asistentes sociales o fuera de ellas, cuando eran desahuciados por el pecado de haber avalado a sus hijos en paro con sus propias viviendas, emplee ese tipo de argumentos. En lugar de regular la eutanasia, propone el PP la ley integral de cuidados paliativos que nunca planteó cuando gobernaba, lo cual es un complemento necesario, pero nunca una alternativa. No se pusieron los populares a la altura de Vox, que se refirió al Estado ‘socialcomunista’ como una máquina de matar y comparó la futura ley ‘homicida’ con la solución final de los nazis, aunque se quedaron a un paso”.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

Escudier termina su artículo recordando que sólo por la ceguera, que llega a provocar la religión católica, a la que siempre le fue muy rentable disponer del monopolio de la muerte y extender el miedo a la señora de la guadaña para lograr la obediencia de sus fieles, es posible considerar la vida como un valor absoluto. “La muerte, volvía a decir Pánijer, no es un acto sino un proceso y la forma de concluirlo, cuando prolongar el dolor no tiene sentido, ha de ser una decisión personal. Dueños de nuestro cuerpo, también tenemos que serlo de la forma de morir porque nadie puede obligarnos a vivir contra nuestra voluntad. Lo cruel no es ofrecer la posibilidad de evitar el sufrimiento sino bloquear esa salida. Los defensores a ultranza de la propiedad privada habrían de ser los primeros en entenderlo”.Fotomontajes, imágenes y frases sorprendentes:

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
El diputado del PP, José Echániz. 
“Se trata de una derecha que no distingue muerte de asesinato”, escribe Antonio Maestre en El Muro. “El único camino es aprobar la ley de eutanasia y esperar a que dentro de diez años la adopten como propia. Como ha ocurrido con todos los avances sociales”.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

Tremending. Ayuso. La noción de vergüenza ajena alcanza una nueva dimensión si anda por medio la Presidenta de la Comunidad de Madrid. Ayuso considera que “la muerte no es digna, es muerte”.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Tremending. Ley de  Eutanasia. Los avances sociales que el PP quiso frenar y que hoy son un clamor popular (y que ellos mismos usan).
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
Casado y Abascal: tractores para la foto, cuando se habla de Agricultura,pero fuera del escañoEstas imágenes en el campo de los líderes de PP y Vox se hacen virales tras abandonar el pleno durante un debate sobre el sector frutícola. “El miércoles dice ElPlural.com—  se celebró la primera sesión de control al Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos y dos fueron los temas que marcaron la jornada: Venezuela y agricultura. Fueron dos asuntos recurrentes para la derecha durante la campaña electoral, pero al parecer, tan solo el primero les interesa sin citas con las urnas de por medio… Casado, incluso, protagonizó un vídeo el pasado 2 de abril de 2019 en el que visitó el pueblo de su padre, Matadeón de los Oteros, situado en León. Allí, además de visitar las calles y saludar a los lugareños, no perdió la oportunidad de subirse a un tractor”. (Ver vídeos del final)
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

El fotógrafo Sam Rowley ha ganado el premio del público del concurso Fotógrafo de Vida Silvestre del Año LUMIX con una imagen de dos ratones peleando a tortazo limpio en el metro de Londres. El encuentro del artista con la pareja mal avenida no fue casual. A sabiendas de la cantidad de roedores con los que conviven los usuarios del metro londinense, Sam apostó durante una semana a pie de andén, a la espera del instante decisivo. Y una noche, captó esta escena. En realidad, los ratones están peleando por un trozo de comida que se le cayó a un pasajero.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

Buenas noches y hasta mañana, desde Mallorca.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

El humor en la prensa de esta semana: El Roto, Peridis, Eneko, Manuel F., Pat, Vergara, Malagón, J. R. Mora, Javirroyo, Fernando Villalobos…

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
 Más allá no duele.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
 La valla.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
 El peor diez.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
 La derecha bipolar.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
 La sentencia del TEDH.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.
  El PP y la eutanasia.
La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

Pep Roig, desde Mallorca: Buen patriotas, Un Pi amb la branca trencada (Pino con la rama rota) —Pi es el nombre de un partido fundado por Jaume Font, quien acaba de dimitir—. Es y era el negocio, Nada ha cambiado, Fue premonitorio, Bucle…

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

La eutanasia volvió al Congreso y fue aprobada, “esta vez sí”, con los vetos del PP y de Vox.

Los vídeos de esta semana:
LEY DE EUTANASIA - Discurso de Pablo Echenique, defendiendo el derecho a la MUERTE DIGNA El PP: “Para el PSOE, la eutanasia es una política de recortes” Intervención en el pleno del Congreso de Roser Maestro, diputada de Izquierda Unida - Unidas Podemos, durante el debate sobre la Ley de Eutanasia del pasado martes. Roser Maestro: "La ley de eutanasia nos dignifica como personas y como país" La reflexión de Agustín Alzamora sobre la ley de eutanasia. La reflexión de Agustín Zamarrón sobre la ley de eutanasia. Así es el corto 'Hair Love', ganador de un Oscar. Cuenta la historia de un hombre que debe peinar a su hija por primera vez. Hair Love | Oscar®-Winning Short Film (Full) | Sony Pictures Animation El músico Joaquín Sabina se encuentra desde el jueves ingresado en la UCI de la clínica Ruber Internacional tras ser operado por un hematoma intracraneal, a raíz de la caída en el concierto que daba en el Palacio de los Deportes de Madrid. Sabina, según los médicos, evoluciona favorablemente. Joaquín Sabina regresa al escenario tras caer en el WiZink Center
La derecha española ha preparado un NO-DO para explicar su punto de vista sobre la nueva ola de eutanasia que promueve el gobierno.
NODO Eutanàsia – Polònia
Polònia 13/02/2020

Volver a la Portada de Logo Paperblog