Revista Política

La “generosidad” de inversiones de Rajoy en Catalunya

Publicado el 05 agosto 2015 por Trinitro @trinitro

Los diarios que se publican en Madrid van llenos de titulares donde indican que Rajoy ha decidido aprobar unos presupuestos del 2016 donde Catalunya pasa a ser la CCAA con más inversión de ese año.

Oh… dicen, Rajoy ha reaccionado al embate independentista y ha decidido acallar a los catalanes haciendo llover dinero, más que a otras regiones.

Algunos titulares son absurdos. Decir que un determinado año o es Catalunya o es Andalucía la región que más inversión bruta recibe (o más parados genera, o más empleo crea, o más exportaciones en bruto realiza, o más casos de fiebres azules, o más niños con 6 dedos) es una idiocia, son ambas las regiones más pobladas de España y por tanto lo más probable es que es donde más cosas haya, pasen y ocurran de toda España.

Lo importante en esto son las tasas en comparación con el % de población o de actividad económica o de superficie arbolada o del indicador de relevancia que estemos buscando.

Pero a lo que vamos, el titular de los diarios publicados en Madrid indican que eso, que Rajoy intenta contentar a los catalanes haciendo que se invierta este año más que en ninguna otra región. Hombre.. pues menos mal que invierten más en Catalunya que en Cantabria o La Rioja.

¿Es realmente una inversión “generosa” con Catalunya? No, la inversión es del 10,7%, bastante inferior al casi 20% del PIB que representa Catalunya o al 16% de su población.

Veamos la siguiente gráfica:

Título % 10,7% 16% 19% Pie de página Pie de página Pie de página óóó

Está claro que no. Y no se trata del % en un año, ya que un determinado año una región puede concentrar una inversión en concreto, sino que es sostenido en el tiempo y es un déficit de infraestructuras grave.

Tampoco es cuestión que Catalunya sea una región puramente metropolitana con características específicas y extrañas de las que habla Roger Senserrich. De hecho, Catalunya canaliza más de la mitad del tráfico rodado español hacia fuera de la Península hacia el resto de Europa, más de mitad de las exportaciones e importaciones españolas por tierra al resto de Europa y si las exportaciones e importaciones de Zaragoza o de los puertos de Valencia han de ir por Europa las inversiones en Catalunya son esenciales. No es una región en la esquina noroeste de España sino una región de paso y las inversiones tienen consecuencias directas no sólo en las regiones limítrofes sino en regiones más distantes de toda la Península Ibérica.

Además no es una región especialmente llana, pero además el retorno económico y social de las inversiones en Catalunya son mucho mayores, al ser una región más activa económicamente que en la mayor parte del resto del territorio español. Así que la “hipótesis Senserrich” que los porcentajes de inversión en Catalunya pueden continuar de forma sistémica en la mitad de lo que representa la riqueza catalana en el estado es insostenible.

De hecho, por ser región de paso y frontera lo razonable es tener porcentajes algo superiores a población y PIB. Por ser una región con dos enormes puertos áltamente competitivos también. Sigo sin ver como Roger Senserrich puede sostener su argumento de forma razonable, cuando el déficit de infraestructuras catalanas no sólo perjudica altamente a los catalanes, sino a otras dos de las dos regiones con un nivel de fuerza exportadora e industrializadas por encima de la media del estado español (Valencia y Aragón).

En todo caso, quien quiera seguir creyendo que Catalunya es “mimada” por el estado en inversiones por simplemente algún año ser la que más inversiones en bruto recibe está bastante equivocado.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas